vie. Sep 25th, 2020

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Cámara con diálogo

La entrevista en televisión, de Freddy Moros, resulta una obra de suma utilidad para profesionales, conductores y estudiantes que de algún modo se relacionen con el medio

Dentro de los géneros periodísticos, y pesar de las actuales fusiones de muchos de ellos, la entrevista sigue teniendo un protagonismo vital. No solo como producto comunicativo en sí misma, sino como ineludible fuente de búsqueda de información, la entrevista siempre está presente en casi cualquier empeño del periodismo. Esa suerte de comunión entre dos o más personas resulta en positivo balance que puede por igual moverse en los ámbitos del saber, del entretenimiento o de los más serios análisis o historias.

En la televisión, la entrevista adquiere otra dimensión. Las peculiares reglas de este medio se suman entonces a los necesarios escalones que cualquier profesional debe tener en cuenta si desea culminar con éxito un buen diálogo. La preparación previa, el dominio de una serie de acápites técnicos, de comportamiento y proyección, entre muchos otros, pueden ser la diferencia entre el éxito o el desastre.

Justo sobre tales reglas e imprescindible aprendizaje, de igual cumplimiento tanto para un encuentro bilateral como para conducir un espacio con invitados múltiples, trata el texto que reseñamos. Se trata de La entrevista en televisión, de la autoría de Freddy Moros y que publica la Editorial En Vivo.

El autor, un habitual escritor sobre los entresijos de la televisión, ya ha sido nombrado otras veces en estas páginas. Freddy Moros cuenta con varias producciones en el campo de la realización audiovisual y periodística. Además de dirigir diversos programas en la pequeña pantalla, es Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana y, junto con la escritura, también incursiona en la enseñanza, como profesor de la Facultad de Comunicación en la capital. Otros de sus libros reflejan diversos aspectos del trabajo como reportero y la labor informativa en el medio televisivo. Por solo citar un par de sus publicaciones podemos subrayar el Diccionario de términos más utilizados en la televisión, así como El reportero en la televisión, entre varios títulos.

Sobre el tema capital del libro hay mucha tela por donde cortar. Como bien plantea en el prólogo el periodista y profesor Armando A. Morales Blanco, el tema de la entrevista “no por antiguo, cotidiano y recurrente deja de ser interesante en su esencia. No hay espacio en los medios existentes, incluida Internet, donde no nos sorprendan, informen, agraden, deleiten, aburran o enfurezcan…, –de eso se trata– decenas de entrevistas”. Por ello, un libro como el que ofrece Moros resulta un material de suma utilidad para profesionales, conductores y estudiantes que de algún modo se relacionen con el medio.

El texto, luego de los acápites preliminares y la introducción al tema, se divide en tres partes. En primer término, se abordan las cuestiones técnicas y de índole práctica que deben dominarse para asumir el género. Las generalidades de la entrevista, los objetivos, temática, selección del entrevistado, los atributos del entrevistador, entre otros, son los asuntos que toca esta sección. Luego se muestran determinados problemas de la realización. El montaje, la imprescindible narrativa visual, las locaciones y encuadres, además de varias normas necesarias al escribir para la televisión, ocupan el capítulo. Finalmente, las buenas prácticas en ejercer esta labor, así como el uso de las nuevas tecnologías se describen en unas reflexiones de cierre.

El texto, además de la bibliografía consultada, trae un profuso material fotográfico que ayuda a la comprensión y asimilación de sus planteamientos. Hay también un muy útil anexo donde el ya mencionado Armando A. Morales Blanco ofrece una suerte de amplio testimonio, nutrido de consejos y experiencias sobre las historias y algunos avatares del género en nuestra televisión. Hay igualmente un par de increíbles anécdotas, hoy casi cómicas, sobre los medios técnicos (siempre más pesados y complicados para su manipulación que los actuales) y sobre el ingenio y las soluciones para aprovechar al máximo tales aparatos.

Quienes deseen dominar las necesarias habilidades técnico profesionales del género tienen aquí una válida guía. Las pantallas de papel de La entrevista en televisión esperan por ser abiertas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos