GRÁFICO

Deja que yo te cuente

Una interesante propuesta humorística para reír y, a la vez, reflexionar sobre álgidos temas de la vida cubana contemporánea

Deja que yo te cuente

Por Otmaro Rodríguez Díaz

La risa tiene un momento obligado en la semana. Cada miércoles, a las 8:30 pm por Cubavisión, el programa humorístico Deja que yo te cuente provoca sonoras carcajadas o veladas sonrisas en el espectador. Porque el espacio está concebido no solo para pasar un buen rato, sino para hacer reflexionar sobre diversas problemáticas del acontecer actual cubano.

La idea original partió de Nelson Gudín, reconocido humorista, quien encarna a varios personajes (Flor de Anís, Urbinito), y además se desempeña como guionista junto a su esposa y también actriz del espacio Yellisett Valdés (Tonita, Beruco).

Bajo la dirección de Roberto Díaz, en cada puesta en escena prima el humor cubano, más allá del chiste ramplón y fácilmente olvidable. Lo más importante del programa quizás ocurre después de verlo, cuando recordamos al profesor Mentepollo (Carlos Gonzalvo) con sus estudios acerca del acontecer cotidiano, los cuales siempre ponen el dedo sobre las llagas sociales que nos aquejan.

Otro aspecto a favor del espacio reside en la visibilización de caracteres que se han entronizado socialmente como personajes-tipo: el director oportunista, mediocre y arribista como Lindoro Incapaz (Rewel Remedios); el inspector guatacón del jefe y con doble moral como La Llave (Miguel Moreno), el guapo y abusador como Beruco; o el trabajador que se pasa el día en su puesto de trabajo perdiendo el tiempo, sin producir como Maraca (Leonardo Santiesteban), Pillo (Luis Enrique Carreres) y la secretaria Flor de Anís (Nelson Gudín)

Una propuesta que sin ser perfecta, permite reír pensando, o pensar con una risa sincera y agradecida. Por si acaso, si no ha visto el programa, sintonícelo la próxima semana y súmese a los que afirman con un guiño cómplice: deja que yo te cuente.

OTROS