mar. Feb 25th, 2020

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Haciendo Radio, 35 años informando en el éter

En julio de 1984, el uruguayo Jorge Ibarra funda esta revista radial informativa

La radio como medio de comunicación ligado al arte ha dejado desde su propia génesis marcas en la memoria sonora de los oyentes. Testigo del más leve cambio de una sociedad, la obra radial comparte las victorias y desaciertos, las alegrías y tristezas de aquellos que apuestan por ella.

De ahí que la historia de la radio en Cuba no puede ser contada sin mencionar aquellas obras que forman parte de la identidad sonora de los cubanos. Por ejemplo, “Pon tu pensamiento en mí”, de Clavelito, reflejó en el éter los rituales de más de un supersticioso en la Isla; El derecho de nacer, de Félix B. Caignet capturó el deleite por lo novelesco de las amas de casa y Alegrías de Sobremesa, de Alberto Luberta, retrató la jerga de los sectores más humildes del país.

Pero, dentro de la larga lista de clásicos radiales insertos en el patrimonio sonoro de la Isla, no puede faltar, sin duda, una revista que a sus 35 años de existencia mantiene el reto de marchar al ritmo de la vida de los cubanos: Haciendo Radio.

Comienzos en los ochenta

Creada el 2 de julio de 1984 por el director y locutor Jorge Ibarra Zabaleta, un uruguayo radicado en la Isla, la revista radial desde su primera emisión llevó la agudeza y prontitud del periodismo radial a cada uno de los hogares del país. Para el realizador Ismael Rensoli, Haciendo Radio transformó la estructura de la programación radiofónica de la época.

“En la década de los ochenta la radio estaba segmentada por programas, los cuales tenían 30 minutos y hasta una hora de duración. Entre un espacio y otro había tres minutos de cambio, que eran usados para poner propaganda. Jorge Ibarra rompió totalmente esa estructura al instaurar algo tan novedoso como la revista radial. Desde entonces, la programación estaba abierta a cualquier acontecimiento o hecho noticioso”, puntualiza Rensoli, uno de los fundadores de Haciendo Radio.

Nacida en las ondas de Radio Rebelde, la revista radial contaba en sus comienzos con la conducción del propio Jorge Ibarra y Gladys Goizueta. Transmitido desde la 5:00 hasta las 9:00 de la mañana, más allá de actualizar constantemente la hora en curso, el espacio ofrecía una panorámica de lo más reciente ocurrido en el ámbito nacional, cultural, deportivo e internacional. Según el editor Roberto Núñez, el programa era realizado de manera analógica.

Haciendo Radio nace en la era de las máquinas de cintas magnetofónicas, las cuales estaban clasificadas por su duración. Antes de comenzar la revista, las grabaciones eran puestas en punta y solo había que esperar la seña del director para echar a rodar el fragmento de música o el reporte de un periodista determinado. Los casetes y las placas eran otros de los recursos. Era una radio muy creativa”, señala Núñez, quien junto a Mariano Álvarez ocupó el cargo de operador en los primeros días del programa.

Acompañada por las voces de locutores como Josefina Jiménez (Yosi) y Roberto Canela, este último bautizado con el sobrenombre de La voz de la noticia, la revista radial defendió desde su propio nacimiento un lenguaje coloquial, el cual pudiera ser entendido por los más diversos sectores de la sociedad.

Con secciones en un inicio como Televisando con la palabra, de Alberto D’ Pérez, Haciendo Radio desarrolló una especie de radio móvil protagonizada por Douglas Fernández y Carlos Rafael Rodríguez, la cual le permitía al programa trasladar repentinamente los micrófonos hacia cualquier lugar del país. Para Ismael Rensoli, la revista partía de una manera particular de abordar lo cotidiano.

“Uno de los méritos de Jorge Ibarra, a pesar de su acento y cultura particular como uruguayo, fue cubanizarse. Desde la propia conducción hasta cada uno de los móviles del programa eran tratados temas de importancia para el cubano de a pie. Por ejemplo, el cruce indebido de una calle o la mala realización de un alimento como el pan. Haciendo Radio tenía la capacidad de hablar de cosas trascendentales desde lo natural”, acota Rensoli.

Con fuentes de información como CNN en inglés, Haciendo Radio en sus comienzos fue testigo de los llamados teletipos, un conjunto de informaciones que viajaban a través de una fibra de cobre y eran recibidas en la redacción por una especie de máquina eléctrica. Con un mecanismo parecido al de los telegramas, aquel sistema sustituía lo que hoy conocemos como Internet.

Seguimos haciendo radio

Después de haber visto desfilar los más diversos directores, locutores, realizadores y periodistas, la revista radial Haciendo Radio no solo mantiene su nombre a sus 35 años de creada, sino también su principal misión: mantener informados a los oyentes del país.

Conocido por muchos como El Gigante Informativo de la Radio Cubana, el programa conserva su horario de salida al aire. Para Idania Martínez Grandales, Haciendo Radio impone retos a la locución. “El horario puede resultar un poco incómodo para cualquier locutor, ya que a la 5:00 de la mañana todavía las cuerdas vocales y el aparato fono articulatorio están dormidos. Entonces, el empeño debe ser mayor para no cometer errores en la dicción, pronunciación y en la manera de decir en general”, apunta Grandales, una de las conductoras de la revista informativa.

Bajo la dirección de Manuel Ramírez Heras, Haciendo Radio mantiene su estilo conversacional a la hora de dar seguimiento a lo más relevante en la esfera nacional, cultural, deportiva e internacional. Según Magdiel Pérez Labrada, la conducción del espacio debe defender su compromiso con los problemas y preocupaciones de los oyentes. “El ritmo y la cercanía al lenguaje común constituyen algunos de los rasgos de la conducción de Haciendo Radio. Desde una cabina radial, el programa debe ser capaz de ponerse al lado de aquellos hombres y mujeres que trabajan la tierra y aportan al desarrollo económico del país”, asevera Pérez Labrada, quien hace más de 10 años conduce el espacio.

Acompañada por la voz de locutores como Pedro Rafael Martínez Arcos (Culturales), René Parapal Reinoso (Nacionales) y Yaritza Rivero Peña (Internacionales), la revista Haciendo Radio ha ganado con el tiempo secciones como Consejos Prácticos, Medicina Natural y Tradicional, Amigos de la Radio, Cosas de la vida, así como un resumen de aquellos sucesos internacionales más importantes de la semana (Siete Días).

Según la periodista Ana Teresa Badía, el programa le ha dejado algunas enseñanzas. “En Haciendo Radio me he dado cuenta que la formación de un comentarista de temas internacionales no es cuestión de un día. Es necesario contar con una experiencia. Por otra parte, he aprendido que para analizar un acontecimiento debemos vivirlo. No podemos leer una noticia sin antes interpretarla o entender el contexto”, apunta Badía, quien tiene a su cargo el comentario internacional dentro del espacio.

Con la colaboración de corresponsales de diferentes provincias del país y reporteros de la capital, Haciendo Radio cuenta con un equipo de redactores quie buscan lo más relevante del acontecer en la Isla y el mundo. Para el director Manuel Ramírez Heras, el trabajo en conjunto hace posible cada emisión.

“La dedicación para realizar todos los días un espacio como Haciendo Radio es superior a la de cualquiera de los programas que he tenido la oportunidad de dirigir. Las cuatro horas de transmisión de la revista llevan implícito un fuerte trabajo, el cual solo es posible con la unión de esfuerzos. El diálogo entre la redacción digital, los periodistas y los locutores constituye la clave del éxito”, afirma Ramírez Heras.

Convertida en un clásico de la Radio Cubana, la revista Haciendo Radio convive hoy con las diversas maneras de informar que ofrece Internet. Para su Jefe de Información, Gabdiel Silva, el espacio debe aprender a contar historias en las plataformas online para seguir sobreviviendo en el tiempo.

“El principal desafío hoy de Haciendo Radio continúa siendo hacer la radio cada vez más atractiva para los oyentes. Trasladar sus contenidos de manera orgánica hacia espacios como las redes sociales permitirá al programa no solo interactuar con los códigos de comunicación del siglo XXI, sino también expandir sus historias con una multiplicidad de lenguajes”, señala Silva.

La revista comparte hoy sus contenidos no solo en la página web de Radio Rebelde (www.radiorebelde.icrt.cu), sino también en las redes sociales Facebook y Twitter.

Haciendo Radio en la memoria

Cuando muchos de sus fundadores han fallecido y el avance de la tecnología deja cada vez más atrás aquellos tiempos de las cintas magnetofónicas y los teletipos, Haciendo Radio continúa dejando la huella de cada una de sus emisiones en uno de los archivos más difíciles de borrar: la memoria.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos