mié. Dic 11th, 2019

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Motivaciones, ¿necesarias?

Acercamiento a conocimientos y lenguajes que propicia el medio televi-sual durante el verano

En un mundo interconectado se borran las fronteras entre los géneros dramáticos, el audiovisual suele tener una presencia activa tanto en las redes como en la TV tradicional; realizadores y públicos –activos sujetos participativos-, requieren de saberes para interpretar textos lingüísticos e icónicos en filmes, musicales, informativos, series, cortos, documentales, telenovelas.

Con independencia del desarrollo tecnológico, los massmedias contribuyen a una evolución acelerada en el modo de contar y adiestran al espectador en la comprensión de las estructuras narrativas.

Toda actitud o situación humana tiene un marco convencional en relatos inspirados en la construcción de la realidad, en tanto, espectáculos que enfrentan al destinatario consigo mismo, lo inmiscuyen en situaciones-otras, las cuales deben conmoverlo.

El sabio griego Aristóteles alertó en El arte poética: “Más vale elegir cosas naturalmente imposibles, con tal que parezcan verosímiles, que no las posibles, si parecen increíbles”.

Esta aseveración hace reflexionar sobre otra arista del asunto: lo educativo no debe ser un problema curricular de contenidos o escolaridad, sino de sentido social desde los nuevos conocimientos y lenguajes.

De acuerdo con el informe de la comisión Cultura, medios y redes sociales en el noveno congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba: “La programación debe exhibir mayor coherencia, privilegiar los espacios que han probado su valía cultural y estructurarse mucho más como un sistema que aglutine todos los canales y estaciones radiales.

También urge modificar el mecanismo de autopromoción de nuestros medios donde muchas veces son invisibles las mejores ofertas y se potencian otras que distan de los propósitos emancipadores en defensa de la identidad nacional y el humanismo que debe caracterizar a nuestra sociedad”.

Apremia generar en la TV tradicional contenidos y formas atractivas del espectáculo, este favorecerá la capacidad interpretativa como concepto de apropiación de lo interesante.

Pensar el entretenimiento desde la cultura beneficia la complacencia de destinatarios interesados en la revalorización del tiempo privado.

Los valores estéticos y éticos son una práctica en nuestra televisión de servicio público que se dirige al ciudadano, su esencia integra lo cultural, lo educativo, en el sentido de reconocer lo propio y activar las inteligencias desde edades tempranas con lecturas, conciertos, presentaciones discográficas y puestas fílmicas.

En cada segmento de la programación televisual hay que pensar en los públicos diversos y motivar la curiosidad, acción entendida como el proceso preparatorio del sujeto para la realización de una actividad dirigida a satisfacer sus necesidades.

Las nuevas propuestas veraniegas llegaron a la pantalla “casi” por sorpresa.

Estrenos de series y filmes por Multivisión escaparán a las miradas de las mayorías, igual puede ocurrir con novedosos espacios en el Canal Educativo, entre ellos, Locos por la ciencia (miércoles, 3:30 p.m., a partir de agosto), La tarea (martes, 3:30 p.m.) sobre temas de interés social para adolescentes vinculados al desarrollo de las nuevas tecnologías de la comunicación, y Por mi isla bella, destinado a incentivar el conocimiento de la historia y la identidad nacional en los jóvenes.

¿Cómo hacer televisión en una época en que somos a la vez espectadores, audiencias musicales, internautas, lectores?

Desde una visión antropológica, la cultura no es un conjunto de bienes, como los libros y las obras de arte, tiene que ver con la dimensión significante activa en las prácticas sociales.

Este proceso exige una participación responsable de todos los implicados, incluso de la crítica cultural, que es indispensable, pues debe interpretar, ofrecer juicios de valor, contribuir al entendimiento del desafío que tiene la TV en la era de la globalización y de la construcción multilateral de saberes.

Todos pensemos en este complejo panorama con detenimiento e inteligencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos