vie. Sep 18th, 2020

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Por una comunicación para la equidad


Eres Más constituye una campaña mediática que apuesta por la equidad

En Cuba existen proyectos y espacios comunicativos para debatir en torno a la representación de las desigualdades. Sin embargo, aún son insuficientes los dedicados, especialmente, al vínculo estrecho entre comunicación y equidad.


Sobre el tema la comunicadora social Kenia Méndez Mederos ha desarrollado un estudio profundo que arroja luces acerca de una experiencia cubana de alto impacto social: la campaña Eres Más.

Esta, coordinada a nivel nacional por el Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR), ha tenido una amplia visibilidad en los medios, fundamentalmente la radio y la televisión.

Con ella sus organizadores se propusieron visibilizar la violencia psicológica hacia la mujer en diferentes ámbitos de la sociedad cubana, promover la desnaturalización de esta violencia a través de acciones que desmitifiquen los estereotipos sexistas y crear una conciencia ciudadana en torno a la existencia de  este flagelo.

Eres Más ha logrado llegar a la mayoría de las provincias de la Isla con un sistemático trabajo en las comunidades más vulnerables. En su proyección en todo el país ha sido fundamental la promoción que ha tenido la campaña en la tv cubana.

Numerosos spots, concebidos desde una visión integradora de las distintas expresiones de la violencia contra la mujer, han sido proyectados en la pantalla, cuyos contenidos son apoyados por otras acciones comunicativas, como la inclusión de la música, la tradición oral y las vallas con mensajes de bien público localizadas en diferentes áreas de la ciudad.

Para Méndez Mederos: «La campaña reconoce el carácter multidimensional de la equidad, y específicamente, de la violencia de género. Los equipos creativos y coordinadores están convencidos de que solo atendiendo a los múltiples factores, actores y dimensiones de la equidad que influyen en la emergencia de situaciones y procesos de violencia de género, podrán incidir de forma positiva en la disminución de estas.

«El problema no es solamente hablar de la violencia, sino resolver el problema de la violencia, y este problema implica hablar de la prevención de la violencia, del abordaje integral de la violencia. Implica, por lo tanto, dirigirse no solo a la población, que se distribuye en testigos, red de apoyo, víctimas, victimarios, sino también a los agentes sociales que tienen la responsabilidad de actuar porque está en su mandato social, dígase PNR, FMC, Ministerio de Salud Pública, entre otros.

«La mayor parte de las actividades de la campaña han tenido lugar durante los períodos correspondientes a la Jornada por la no violencia, que tiene lugar en el mes de noviembre de cada año. Los coordinadores de la campaña afirman que se ha intentado equilibrar el desarrollo de acciones –tanto comunitarias como con los medios de comunicación– durante todo el año, pero que efectivamente las oportunidades y cobertura mediática, así como las disponibilidades y esfuerzos locales, se movilizan y facilitan en el período de la Jornada, mientras que se dificultan en otras fechas».  

En opinión de Tamara Roselló, integrante del equipo de comunicación de OAR, «por lo general los medios en Cuba funcionan en torno a campañas y efemérides. Cuando desde una institución se quiere colocar un tema en la agenda del medio, la manera más rápida, efectiva y menos trabajosa es aprovechar la lógica que tiene el medio y tiende a ser colocado el contenido en el período de activismo.

«El camino es mucho más largo que solamente mantener el tema en la jornada. Se necesita que los profesionales de los medios se sensibilicen y que en la medida en que vayan viendo las oportunidades sepan que en OAR, en la FMC, en el PNUD, en Naciones Unidas, hay personas que les pueden servir de puente; que noten que pueden sostener un programa a lo largo del tiempo, que tienen un tema y que lo pueden abordar desde diferentes aristas y enfoques».

Las actividades informativas, de promoción y mediáticas desarrolladas por los coordinadores de Eres Más han ido aparejadas con otro tipo de acciones que han multiplicado su alcance social, entre las que pueden citarse las actividades movilizativas, las vinculadas al arte y la cultura y las de articulación con otros espacios comunitarios y académicos.

Sin dudas, es este un buen ejemplo de las sinergias que pueden lograrse entre los medios de comunicación, las agendas de investigación social y los actores locales a nivel de país, en el complejo camino de aprovechar las potencialidades de la radio y la tv para promover representaciones de una sociedad más equitativa, de un modo creativo y movilizador.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos