Elena Burke entre nosotros

Programas televisivos y radiales recordaron a la legendaria figura en su aniversario 90

La memoria es la dueña del tiempo, dice un refrán. Ella recibe alimento en emisiones televisivas y radiales que mantienen vigentes a personalidades emblemáticas de la cultura cubana.

 

El espacio De cierta manera (Canal Educativo, jueves, 10:00 p.m.) recordó a la Señora Sentimiento, Elena Burke (1928-2002), quien constituye un referente para consagrados y jóvenes intérpretes de la música.

Con talento, estilo, magisterio, desbordó cubanía, invención rítmica y entrega al recrear repertorios variados ante generaciones. No solo la referida emisión trajo a la palestra valores de la Burke, también el Canal Clave y Contra el olvido (Cubavisión, martes, 2:00 p.m.) hicieron énfasis en sus aportes.

Desde diferentes puntos de vista, testimonios y análisis, los realizadores destacaron que Elena poseía el don de emocionar con temperamento, musicalidad, voz inconfundible, en escenarios donde brindó su arte: cabarets, teatros, pantallas grandes y chicas.

Elena se mantuvo en la preferencia popular durante más de cuatro decenios. Le fascinaba interpretar canciones que tuvieran sentido. Así lo manifestó en varios programas radiales y televisivos, decía: “no soy compositora, respeto mucho esta especialidad. Suelo escoger la música y las letras que me hacen vibrar”.

Como género prefirió el bolero, y entre los temas, el amor. Grabaciones y videos han dejado constancia del talento de una artista excepcional que tenía oído armónico natural y si cambiaba la melodía era capaz de realzarla con sentimiento.

Intensa, renovada, interpretó canciones de Juan Formell, José Antonio Méndez, Marta Valdés, César Portillo de la Luz y Frank Domínguez. Hizo visibles las metáforas, las ideas y el pensamiento de estos renombrados autores.

Imposible olvidar las descargas que amenizó con amigos, en espacios radiales y de tv. Sobre esta experiencia reconoció el maestro Chucho Valdés: “Elena era espontánea, virtuosa. Sabía que en cada descarga lidera lo no premeditado, la imaginación, la sorpresa, ella aprovechó muy bien todas esas posibilidades”.

En opinión del director de radio y tv, Guille Vilar: “La Burke pertenece a todos los tiempos, no podemos encasillarla en el ayer o el tiempo pasado. Dueña de un duende especial, merece ser conocida por los de me nos edad. Sigue entre nosotros, hay que escucharla detenidamente, su prestigio profesional es inmenso, a pesar de la pérdida física”.

Conocer a los grandes, las vivencias, las ejecuciones en cualquier formato o instrumento, propicia la visibilidad de lo genuino, lo raigal.

No olvidemos que la revolución tecnológica contemporánea favorece el flujo constante de imágenes e información, resulta imprescindible promocionar valores del patrimonio musical. Cada persona es portadora de cultura que se adquiere por vía oral desde la niñez. El cimiento del aprendizaje reside en estar atentos a la memoria y al presente.

Buena parte del mundo ha pasado a ser una sociedad mediática y multipantalla, lo cual exige que la televisión tradicional motive de manera sistemática el interés hacia figuras valiosas sin distinción de edades, tendencias, estéticas.

El éxito de los medios de comunicación audiovisuales reside en cautivar a los públicos, su inteligencia y sagacidad, para que tengan una mayor incidencia sobre la producción de los mensajes.

La tv constituye una de las mediaciones históricas más expresiva del siglo XXI, en el que confluyen hibridaciones de géneros y formas enunciativas. Sin duda, la visualidad electrónica ha entrado a formar parte de la dimensión cultural, la cual es, al unísono, entorno tecnológico e imaginario.

El gusto por la buena música se forma, la radio y la tv pueden contribuir con estrategias bien pensadas que lo mejor llegue a las mayorías durante todas las etapas de la vida.

Pies de fotos

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

OTROS