Hay lugar para la poesía en Radio Habana Cuba

Acerca de un programa que divulga saberes sobre arte y literatura

La versatilidad de la programación radial ofrece al oyente la posibilidad de descubrir nuevos horizontes y satisfacer sus expectativas de conocimiento y deleite.

 

Espacios de diversos cortes y estilos caracterizan a la radio cubana, expresada en la red de emisoras que la integran. De manera especial, hoy me referiré a un programa que durante 14 minutos, martes y jueves a las 10:30pm, desde hace 5 años, se transmite por Radio Habana Cuba, propiciando acercamientos a personalidades de las letras.

Dirigido por Ángel Marquéz y con la conducción de Maya Quiroga, desde 2014   Un lugar para la poesía es uno de esos espacios pensados para los más exigentes, estructurado en secciones que promueven nuevos títulos literarios, poetas de diversas latitudes reconocidos por sus significativos aportes al arte universal, obras que han hecho historia en diferentes épocas y muchas otras cuestiones de interés.

Aunque no es habitual que existan secciones en este lugar para el estilo literario, entre las esporádicas destaca “Poesía en el atril”, en la que se vinculan poema y música de manera inteligente y atractiva, exponiendo al público cómo los compositores han puesto sonido a las creaciones literarias, dando a conocer la versión musicalizada más popular hecha a un poema. Esto ha propiciado que muchas de esas obras adquieran un nuevo valor artístico.

De igual manera, en la estructura del programa se incluyen pequeñas cápsulas promocionales, en las cuales se anuncian nuevas publicaciones y escritores consagrados o noveles de diferentes áreas geográficas y naciones.

Un lugar para la poesía es un programa temático dedicado a una personalidad vinculada al mundo de la literatura, mientras dura, se introducen datos de su personalidad.

“Cuando el poeta es un hombre, un locutor lee sus poemas, y si es una mujer los leo yo, en ocasiones se hacen análisis gramaticales de la obra del creador en cuestión y se insertan algunas críticas sobre sus obras”, comenta Maya Quiroga.

El colectivo lo integran, además, Michel Mugarra en la realización del sonido, los locutores Osvaldo Díaz (fundador) y Alejandro Chipepo.

Para mantener una retroalimentación con el público, desde hace poco tiempo se ha incluido un momento para satisfacer peticiones, complaciendo a los oyentes y estableciendo así vínculos estrechos con los amantes de este género literario.

Haciendo referencia a los aportes del programa a su conductora, ella advierte: “con este espacio he aprendido mucho, he conocido la obra de creadores que me eran totalmente desconocidos, desde la obra poética de Homero hasta los más recientes.

“El recorrido que el programa ofrece, por diferentes épocas, naciones y continentes me ha sido muy útil. En ocasiones nos vamos más allá de la obra poética de un escritor determinado y ahondamos en otros estilos en los que ha incursionado desde la narrativa. Sin dudas esa es una excelente manera de aumentar el caudal de información”.

Esta joven profesional de comunicación se siente totalmente identificada con el espacio, a partir de su inclinación personal hacia la poesía y reconoce en él la posibilidad de conocer la vida de otras personalidades del mundo literario, a lo que adiciona el disfrute que experimenta cuando lee las creaciones de mujeres del mundo.

“Sobre todo porque debo crear una dramaturgia, en especial cuando se trata de poesía moderna, por las dificultades que implica, teniendo en cuenta el estilo conversacional que la caracteriza. Esto constituye un desafío para mí, porque me obliga a tener un abanico de posibilidades para moverme entre los diferentes géneros y estilos, ir desde un soneto hasta la más moderna obra”.

En un lenguaje intimista está concebido Un lugar para la poesía, pensado para quienes estén en sintonía a esa hora de la noche, lo que ha logrado la aceptación del público, destacando entre los de mayor audiencia los programas de poesía romántica.

En sus inicios, este espacio tuvo una duración de 27 minutos e incluía música en función del contenido, luego cambió su estructura como está en la actualidad.

“Un programa que nos gustó mucho fue el dedicado a Pablo Neruda, se ahondó en su actividad política como combatiente contra la dictadura chilena, además de acercarnos a su obra romántica, la más conocida”, recordó Quiroga.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

OTROS