Salvador Wood, Premio Nacional de Televisión 2018

Alfonso Noya, presidente del Icrt, hizo entrega del reconocimiento al actor y revolucionario cubano

Por la obra de toda la vida y su significación en la pequeña pantalla nacional, el Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt) otorgó este año el Premio Nacional de Televisión al artista y revolucionario Salvador Wood, durante un homenaje en el cual participaron directivos, realizadores, especialistas e investigadores de los medios audiovisuales en el país.

 

Al entregar el reconocimiento, Alfonso Noya, presidente del Icrt, expresó que la entrega del diploma acreditativo constituye un acto de grandeza “por la inmensa obra de Salvador Wood y sus aportes incuestionables al arte y la Revolución Cubana.

“Esta oportunidad simboliza los resultados de la televisión y de la cultura cubana durante muchos años”, destacó Noya.

En el momento de recibir el premio, el actor y revolucionario cubano manifestó que ese premio representa un regalo muy grande que “completa el paquete de reconocimientos que me han dado en toda mi vida.

“Yo no entendía por qué no me lo habían otorgado si ya me habían dado la condición de Héroe del Trabajo y el Premio Nacional de Radio. Creo que ya la deuda queda saldada”, destacó Wood.

Por su parte, Patricio Wood, hijo de Salvador y uno de los más destacados actores cubanos, expresó su agradecimiento en nombre de toda la familia y reconoció que la entrega de este premio a su padre había sido un faltante en su vida.

“Este paso no cabe en un trofeo, porque ha sido una vida muy larga. A mi padre, como a otros jóvenes que llegaron a La Habana tras la seducción de la radio, lo sorprendió el invento de la televisión. Desafortunadamente no todos pudieron pasar de la radio a la televisión. Muchos permanecieron en el mundo de la radio y otros se quedaron por el camino.

“Por eso creo que este premio es un reconocimiento a la osadía de esos jóvenes que hicieron posible que la radio y la televisión en Cuba durante el siglo pasado fueran un bien loable y un ejemplo para las nuevas generaciones.

“Hay esta vez un respeto mutuo entre el premio y el premiado; creo que se hace honor y se hace historia, porque el día de hoy constituye, más que un acto cultural, un acto histórico”, señaló Patricio.

Durante el homenaje, Josefa Bracero, especialista e investigadora de medios audiovisuales, resaltó que la historia de la televisión cubana no se podrá escribir nunca sin mencionar a la familia Wood Pujols.

En otro momento de la entrega del premio, Nereida López Labrada, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura, indicó que en Salvador hay una obra y un espíritu revolucionario que ha trascendido en el tiempo.

“Creo que todos los premiados nuestros deberían ser así: revolucionarios e incondicionales”, puntualizó López.

Salvador Wood comenzó a trabajar en la televisión cubana en los albores de la década del cincuenta del siglo pasado; y su actuación sobresalió en espacios como: La novela de Paco Alfonso, Cachucha y Ramón, Comedia del Domingo, Rita y Willy, Martí, Finlay, El capitán Rolando, San Nicolás del Peladero, En la frontera del deber, En silencio ha tenido que ser, Julito el pescador, El regreso de David, entre otros programas destacados de la pequeña pantalla nacional.

Se incorporó en 1955 al Movimiento 26 de Julio y tuvo que exiliarse en Venezuela por la persecución de la tiranía de Fulgencio Batista. Desde esa nación se mantuvo apoyando la lucha insurreccional en la Mayor de las Antillas. Después de triunfo de la Revolución Cubana fue fundador de las Milicias Nacionales Revolucionarias y del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Cultura.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

OTROS