dom. Ene 19th, 2020

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Saber hacia dónde vamos y dónde invertir y qué no hacemos


La necesidad del cambio está, pero vamos a hacerlo  o tratar de hacerlo con la lógica científica que lleva.

Por Roly Peña

De momento, cada vez que nos reunimos tenemos un fenómeno identificado, que es que la población en un por ciento muy elevado no le gustan nuestros programas de televisión. Hoy estos compiten con el DVD y la antena, y además la noche y una esquina  de  dominó.  De eso estamos claro y  siempre vamos a buscar qué hacer para cambiar esto, yo creo que ese es un fenómeno identificado hace mucho tiempo, pero  lo que nos está fallando es identificar el  fenómeno interno.roly-pena

La televisión si bien como todos sabemos se crea como un fenómeno de  negocio, algo que dé dinero. La nuestra tiene la particularidad  de no tener esos fines, tiende a ser una  televisión consensuada y creo que en la época en que los creadores pertenecían a la televisión (después a alguien se le ocurrió sacarlos a todos), aquí se daban discusiones científicas, de lo que estaba pasando, lo que sucedía, de lo que gustaba y lo que no.

Pero se oían todos los criterios, el político, el económico, el artístico; todos los presupuestos jugaban en un debate, en una discusión, a la hora de enfrentar un problema. Y con sentido de pertenencia todos: los cuadros, técnicos, artistas, el limpia  piso, llegábamos al consenso de qué se podía hacer para mejorar la televisión. El sentido de pertenencia no fallaba.

Yo estoy de acuerdo con Danilo, en que si hay que dejar de poner un programa, hay que dejar de ponerlo. Lo que no podemos dejar de hacer es, si bien nosotros no invertimos dinero en la televisión para hacer negocio tampoco nos podemos dar el lujo de gastar porque no tenemos.

Entonces creo, valdría valorar que si una novela que tiene noventa capítulos no posee calidad o no están disponibles los recursos para que quede con la calidad, señores miren no la hagamos. ¿Miedo a qué? No vamos a tener miedo a votar dinero que es lo que no tenemos. Cuidado, porque a veces queriendo hacer Revolución hacemos contrarrevolución. Primero, por no tener la paciencia de analizar las cosas con calma y analizarlas científicamente y saber hacia dónde vamos y dónde invertir y qué no hacemos, porque entonces las metas son el fin, pero no la vemos desde abajo de la esencia y cometemos los errores de estar conscientes de que no estamos funcionando y no solucionamos cómo funcionar.

Sería una barbaridad decir, parar el ICRT un año, retransmitir con estos presupuestos que da el Estado para invertir en técnica, en pintar el edificio y después solucionar el personal que queda; parece una  barbaridad, pero puede ser una solución.

Hay que valorar todas las soluciones o todas las posibles soluciones. Estoy de acuerdo con Magda y con  Waldo, debemos discutirlo los que hacemos la televisión. El económico, el dirigente político, los artistas, escritores,         todos reunirnos y analizar científicamente qué nos hace falta, porque el mundo está descubierto.

No gustamos, no funcionamos, eso lo sabemos y entonces de un día para otros queremos cambiar. Somos revolucionarios vamos a cambiar porque esto que está no funciona, porque no somos serios y científicos a la hora de analizar qué pudiera funcionar y ese enemigo del que hablamos tanto tiene atrás una maquinaria investigativa y científica, por decirlo así,  que cuando sale funciona.

No nos podemos dar ese lujo, no tenemos dinero, tenemos poco tiempo, entonces hay que trabajar el doble. No significa trabajar al mismo tiempo para tener el mismo resultado, llevamos  veinte años con el mismo resultado y no solucionamos problemas.

No votemos  más el dinero. Hay que parar, es lo primero de lo que tenemos que estar conscientes. No tenemos capacidad de dar lo que necesita el pueblo, bueno pensemos cómo hacerlo. Si hay que parar se para; pero lo que salga tiene que salir como es, porque es más grave  votar el dinero y no complacer a este pueblo. Estamos cometiendo errores.

Entonces, miren qué hacemos y reitero lo que han dicho Magda, Rudy y Cruzata: la única forma que tenemos es lograr esa unión entre todos los factores que hacen la televisión. Danilo lo sabe y está dicho por toda la intelectualidad que trabaja en el ICRT.  Danilo tiene todo el apoyo nuestro para discusiones, para lo que haya que hacer. Pero vamos a hacerlo y Danilo mismo lo  decía: lo decimos, lo  decimos, lo decimos y no concretamos.

Concretar es empezar a hacer mañana. ¿Qué hacemos mañana?, ¿Qué empezamos a discutir mañana? Y buscar objetivos; no estimular el esfuerzo, sino el resultado, de lo contrario tendríamos que dar medalla al cuarto lugar del atletismo, ese hombre se esforzó todo el año. Hay que empezar a ver resultados; pero si los resultados, repito, no son científicos, porque la impaciencia, el deseo de cambio lo violenta, vamos a seguir con los malos resultados. La necesidad del cambio está, pero vamos a hacerlo  o tratar de hacerlo con la lógica científica que lleva. Eso es, gracias.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos