Despertar la curiosidad científica en la TV Cubana

Pasaje a lo desconocido y Antena son dos programas que durante años han promovido el desarrollo científico y tecnológico

Pasaje a lo desconocido es uno de los programas de la Televisión Cubana que se ha dedicado durante dos décadas a despertar la curiosidad de los públicos por temas científicos.
    

Desde 1997 este espacio se ha caracterizado por las abundantes preguntas inteligentes y respuestas del mismo calibre, antes de que el televidente vea el documental.    

Meritorio resulta que se haya mantenido en el aire con altos índices de audiencia y gusto. Pero más significativo aún es el hecho de que miles de espectadores se comuniquen con su equipo, mediante cartas o correos electrónicos, según datos mostrados recientemente por el conductor Reynaldo Taladrid.
     
Este destacado periodista tiene un particular estilo de preguntar, que unos aplauden y otros critican. A los del primer grupo les encanta que él saque mil y una interrogantes que obligan al invitado a dar la mayor cantidad de explicaciones en el menor tiempo posible.  
   
Los contrarios a su manera de interrogar, apuntan que no les gusta que interrumpa a cada instante al entrevistado. Sin embargo, Taladrid ha dicho delante de cámaras que defiende ese modo de preguntar porque se asemeja más a cómo debate el cubano sobre cualquier tema en la sala de su casa.    

Más allá de los criterios encontrados en este sentido, lo cierto es que el programa se enriquece mucho con el intercambio entre su conductor y el especialista, que generalmente es Master o Doctor en Ciencias, con años de experiencia en su respectiva disciplina.     

Otro tanto a favor de ese espacio televisivo es que en Radio Rebelde se dedica cada sábado a Pasaje a lo Desconocido, participa el invitado que ha aparecido en la TV previamente y los oyentes llaman para hacerle preguntas. Esto favorece la interacción con el público. Además, en algunas emisiones televisivas pobladores de Cienfuegos y La Habana han podido expresar sus opiniones acerca de temas controversiales o poco abordados.    

¿El consumo de la carne de res es dañino? ¿Dónde se localiza el punto G? ¿La predisposición genética determina la conducta de una persona? Fueron algunas de las interrogantes a las que se dio respuesta en este espacio televisivo durante el 2016.     

Mara Roque es también una conductora que, durante más de dos décadas, ha dado seguimiento con profesionalidad a los más diversos asuntos científicos. Desde su habitual espacio Antena y en la sección que conduce en la revista Buenos Días, dialoga con sus invitados acerca de avanzados y, muchas veces polémicos, descubrimientos científicos en el mundo.    

Una parte central en el guion de Antena son los documentales proyectados cada semana, audiovisuales que complementan los criterios de la presentadora y/o el invitado en torno a los aspectos sociales, económicos, políticos y éticos de la ciencia.    

Tanto este espacio como Pasaje a lo desconocido tienen el mérito de haber llevado a la pantalla, durante muchos años, temáticas científicas complejas, desde un enfoque coloquial que las hace cercanas a un gran número de espectadores, ávidos por conocer más sobre estas materias.  
 
Roque y Taladrid, con estilos de conducción diferentes pero con el don de captar el interés de sus públicos, han contribuido a socializar el saber científico cubano e internacional.    

Son necesarios aún otros espacios que promuevan, en los medios de comunicación, el lado atractivo, útil y controvertido de la ciencia, en los cuales se defienda el tema con una mirada que trascienda el ámbito capitalino y privilegie también al resto de las localidades cubanas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

OTROS