mié. Abr 1st, 2020

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Al bate la entrevista

La propuesta del libro Confesiones de grandes, que publica la editorial En vivo con la firma de Aurelio Prieto Alemán, se basa en las entrevistas hechas a personalidades del béisbol cubano en el programa televisivo que transmite Tele Rebelde

Los programas televisivos de entrevistas, dedicados a casi cualquier temática, son una gran fuente de información y entretenimiento. Los diálogos con artistas, especialistas diversos y personas en general, resultan en buena medida propuestas atractivas y de interés. En el ámbito deportivo, y más en nuestro país, ese interés se multiplica. En el caso del público cubano, aunque el espectro de atención en lo referido a las disciplinas del músculo es bastante extenso, sin dudas el beisbol ocupa sitio de privilegio.

Sin embargo, la televisión tiene en su contra la fugacidad de sus trasmisiones. Una vez visto el espacio, si no se graba por el interesado, la información se pierde y resulta imposible volver a consultarla o simplemente disfrutar de nuevo del espacio. Por eso resulta una muy grata noticia la propuesta del libro Confesiones de grandes, que publica la editorial En vivo bajo la firma del periodista Aurelio Prieto Alemán que se basa en las entrevistas del programa televisivo homónimo. Además, como exclusivo valor agregado, todos los diálogos recopilados en estas páginas son con grandes atletas de nuestro deporte nacional.

El autor, realizador de documentales, periodista de los espacios deportivos televisivos y ahora también de la palabra escrita, tiene ya una larga carrera profesional. Además de la cobertura a diversos eventos nacionales e internacionales, es el director, guionista y conductor del programa Confesiones de grandes, que se mantiene al aire desde 1997. Vale anotar que las entrevistas de dicho espacio ya tienen también asiento en otro libro, que por igual reseña nuestra web.

Un viejo refrán reza que “naturaleza obliga”, por eso, no podía ser sino dedicado al béisbol, y en específico a un buen número de algunas de sus figuras más destacadas, el primero de esos títulos. El deporte nacional, casi huelga decirlo, es una perenne fuente de debate y forma parte consustancial de la vida de muchos cubanos y cubanas. Además del desempeño diario, del quién ganó o perdió anoche, la afición criolla se precia de atesorar conocimientos, sean técnicos, estadísticos o históricos. El fanático en la Isla discute con pasión, pero también con saber acumulado y preciso. En los aportes que este volumen ofrece a dicho punto, radica quizás el primer destaque del libro.

La lista de protagonistas, y el significado de las vivencias que narran, cubren un bien escogido segmento de edades y períodos de nuestro beisbol. Digámoslo mejor en las palabras del doctor Félix Julio Alfonso López, tomadas de la obertura del texto. “Veintinueve luminarias de los diamantes en diferentes épocas y lugares, un manager singular por su inteligencia y vocación triunfadora y un árbitro que sobresale por su virtuosismo y jocosidad, fueron los elegidos para conformar el libro, hecho de preguntas inteligentes y respuestas sinceras. Hablan aquí, con la voz limpia y sin resentimiento, hombres de carne y hueso que fueron enormes en el terreno y también sufrieron amarguras e injusticias. Este último costado, el de los semidioses convertidos en ángeles caídos por la mediocridad o la estupidez de algunos pobres de alma, es uno de los mayores aciertos de Aurelio en sus interpelaciones, pues es capaz de sacar a relucir la madera incorruptible de que están hechos estos héroes populares que no se dejaron vencer por la adversidad”.

Debemos incluir, en muy apretada lista y como puerta abierta a la tentación de la lectura, los nombres de algunos de los entrevistados. Aquí podemos escuchar las remembranzas de grandes como Félix Isasi, Pedro Chávez, Armando Capiró o Wilfredo Sánchez. Otros inolvidables como Braudilio Vinent, Rodolfo Puente y Pedro José Rodríguez, también aportan sus memorias. Así, hasta llegar a los no menos inmensos Luis Giraldo Casanova, Luis Ulacia, Lázaro Vargas o Javier Méndez. Hay espacio para la explosividad y el debate desde los criterios de los siempre controversiales Víctor Mesa y Rey Vicente Anglada. Y se suman otros, igual de gigantes, como Orestes Kindelán, Antonio Pacheco, Jorge Luis Valdés o Juan Castro, entre varios más. Este libro, dicho en dos palabras, es un verdadero festín para los seguidores de nuestro beisbol.

Las entrevistas ya toman su turno en el cajón de bateo. Las pantallas de papel de estas Confesiones de grandes esperan por ser abiertas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos