mar. Feb 25th, 2020

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Espacio Ciudad Viva trasciende desde un libro

El programa de la emisora Habana Radio defiende la participación activa de la ciudadanía

Espacio Ciudad Viva trasciende desde un libro


Fue un viernes en el mes de octubre de 2004 cuando la periodista Marjorie Peregrín Ávalo y la historiadora del arte Onedys Calvo Noya emprendieron la travesía de debutar frente a los micrófonos de la emisora Habana Radio. La voz del patrimonio cubano. Nacía así el programa radial Ciudad Viva, un espacio de opinión construido a partir de los comentarios recogidos en las calles y las voces autorizadas de especialistas invitados a la cabina. De ese modo, las creadoras del programa han contribuido a reflejar la gesta rehabilitadora de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH).

Tres lustros más tarde, gracias al sello Ediciones Boloña, la Dirección de Cooperación Internacional de la OHCH y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude), ve la luz el volumen Ciudad Viva. Diálogo, desafío y oportunidad, que fue presentado en la Calle de Madera de la Habana Vieja y contó con la presencia del doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de la ciudad.

Durante la presentación del libro, la sociológa Mayra Espina calificó al programa radial como muy especial por su estilo participativo, que recoge las opiniones de diferentes expertos y de la ciudadanía sobre diversos temas a debatir. Advirtió que una experiencia como esta resulta muy importante y puede servir de inspiración para el modelo de gestión autónoma local, así como para el diálogo social, cultural y político a través de los medios, que demanda hoy la máxima dirección del país. Las valoraciones recogidas entre octubre de 2004 y junio de 2019 mantienen una extraordinaria vigencia en la actualidad.

La doctora, que ha sido entrevistada para el programa, destacó el balance de los temas tratados en el mismo. Entre esas temáticas vitales para la sociedad cubana se encuentran: los espacios públicos y su rol en el disfrute de la ciudad, la recuperación de la Avenida del Puerto, la ciudad como escenario de la cultura, el turismo y sus potencialidades. Para ella, la idea de la conciudadanía –y la responsabilidad que le toca a cada cual para intentar la búsqueda de posibles soluciones– es el eje estratégico que atraviesa el proyecto del programa y de este libro que invita a la lectura.

“De manera que el rescate del patrimonio no es solo la piedra, la arquitectura, la historia sino el acceso al bienestar, la democratización de la vida urbana en la Oficina del Historiador”, sentenció. En opinión de la socióloga, el texto deja como saldo el sabor de la ética presente en las entrevistadoras, quienes son capaces de generar un ambiente de horizontalidad donde tanta autoridad tienen el supuesto experto, el ciudadano que quiere opinar, como ellas que guían el diálogo colaborativo y democrático.

Mario Cremata, director de Boloña, se refirió al trabajo del editor Deny Extremera, quien supo adaptar 50 entrevistas pensadas para el programa Ciudad Viva y devolverlas en un formato que permitiera salvarlas para la posteridad, a la vez que siguieran teniendo esa frescura y ese lenguaje ameno de la radio.

Por su parte, Marjorie agradeció a los presentes con palabras emocionadas: “Hemos podido contar con lo más alto de la intelectualidad cubana pero también con todos los especialista de cada una de las direcciones de la OHCH. Somos deudoras de Habana Radio y de Magda Resik, que nos abrió las puertas cuando éramos jóvenes inquietas y confió en nosotras. Hacemos el programa cada viernes sin dejar de lado otras responsabilidades. Había programas que nos tocaban el corazón y decíamos: esto vale la pena que vaya más allá de este momento de la radio que es efímero”.

Onedys también se sumó a los agradecimientos y manifestó su deseo de poder realizar un segundo volumen con muchos de los testimonios que se quedaron fuera en el primer texto por un problema de curaduría.

A lo largo de los últimos 15 años, Marjorie y Onedys han contado con la complicidad de la periodista Ilse Bulit, fiel oyente del programa, y de muchos realizadores de sonido como Víctor Hugo Aguilar, Raúl Pérez, Jorge Jiménez y Alexis Rodríguez, entre otros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos