envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

César Arredondo: un chiflado por la radio

El libro De Becerra a La Rampa. Memorias de un locutor, del Premio Nacional de Radio César Arrendo se presentó en la Librería Fayad Jamís

Presentación de la obra en la Librería Fayad Jamís

César Arredondo Gutiérrez, Premio Nacional de Radio 2005 y Artista de Mérito del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) no es más que “un chiflado por la radio”, confesó el autor del libro De Becerra a La Rampa. Memorias de un locutor.

Durante la presentación de la obra en la Librería Fayad Jamís, en el Centro Histórico de la Ciudad, refirió que en las páginas de esa obra publicada por Ediciones En Vivo, del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), realiza un viaje desde la colonia cañera de Becerra, a unos 80 kilómetros de la ciudad Camagüey, lugar donde vino al mundo hasta llegar a La Habana, lo cual añoraba desde siempre.

Nacido el 15 de marzo de 1938, Becerra Gutiérrez recordó momentos de su paso por las emisoras Radio Cadena Agramonte, Radio Liberación, Radio Rebelde y Radio Reloj, así como por diferentes programas de televisión, resaltó.

 “Desde el punto de vista profesional lo he logrado todo, pues me hice universitario, que era una de mis metas y la otra, que era venir para La Habana, la cumplí ya que era la meca de la radiodifusión en la época, así como ser un narrador de novela, que también lo alcancé, expresó emocionado.

Ahora, declaró el popular locutor, “a pesar de que ya me jubilé, tengo la posibilidad de hacer muchas cosas, pues mi esposa Eva Álvarez, que además es periodista y operadora de audio, continúo grabando programas y otros trabajos para la televisión, la Mesa Redonda y Radio Reloj”.

Interrogado por el periodista y crítico Fernando Rodríguez Sosa, reiteró que al igual que en su época, en la actualidad existen en el país muy buenos locutores, sin embargo, hay otros que no lo son tanto porque son muy autosuficientes, y eso daña mucho la locución, una profesión sumamente seria.

Señaló que no sería capaz de hacer otro volumen, porque no se siente en condiciones de elaborar uno nuevo, pero que tuvo la dicha de grabar un audiolibro con su propio texto, el cual puso a consideración de los asistentes en la librería un fragmento de uno de sus últimos capítulos.  

Arredondo Gutiérrez recordó además haber tenido la suerte de que su audiolibro fuera trasmitido en 50 emisoras del país, en su mayoría plantas radiales municipales, algunas de provincia y en muchas emisoras nacionales.

De acuerdo con Norma Gálvez, directora de la Editorial En Vivo, esta segunda edición corregida y actualizada cuenta cuatro secciones y 70 capítulos narrados en primera persona y con vivencias del autor, y en ellos aparecen anécdotas, recuerdos y remembranzas de la vida personal y profesional de uno de los locutores más profesionales de la radio cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince + 3 =

| Newsphere por AF themes.