envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

El amigo Jorge Calderón dice adiós

A Jorge Calderón lo recordaremos cuando consultemos sus artículos y sus libros tan útiles para la música y el cine cubanos

Jorge Calderón, amigo de colaboraciones en este sitio de Radio Cadena Habana, falleció hoy lunes 9 de agosto. Calderón ya venía con problemas de salud y, así seguía en la batalla por la vida, por sus publicaciones y hasta sus estudios que nunca dejó de continuar.

Jorge era licenciado en Historia, periodista, investigador, profesor y escritor. Nació en La Habana (1939), en la misma fecha que Leo Brouwer, la orquesta Aragón y el cabaret Tropicana.

Era miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, de la Unión de Periodistas de Cuba, de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba; así como de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica (filial de la FIPRESCI), la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales y la Asociación Cubana de Naciones Unidas.

Se incorpora al Consejo de Redacción de la revista Cineguía en 1979 y durante la década de 1980 colabora como crítico de cine en los diarios Juventud Rebelde y Trabajadores.

Publicó los libros: Estudio del puerto de Manatí  (1965-1966), Amparo, millo y azucenas (1970) y María Teresa Vera (1986). Colaboró en Los cien mejores años de nuestras vidas, editado por la Universidad Veracruzana (1996).

Fue asistente de dirección de Enrique Pineda Barnet en la película David (1965). Coguionista de la obra Muerte y vida en el Morrillo (1971). Guionista y codirector de El desarrollo de las comunicaciones en Cuba (1983). También fue asesor del documental María Teresa (1984) y de los videos Ciego de Ávila en 26 y Los Panamericanos van.

Una de sus obras de mucha utilidad es el libro Nosotros, la música y el cine, editado por la Universidad Veracruzana.

Calderón dejó un libro inédito La música detrás del mostrador, que se encuentra en proceso de publicación por la Editorial José Martí, del Instituto Cubano del Libro.

En suma, siempre estuvo muy activo, como especialista del Centro Provincial de Cine de La Habana escribe y conduce el espacio interactivo “Encuentros cercanos”, en el Teatro Payret y luego en el cine Acapulco, donde invitaba a personalidades del cine y la cultura, al tiempo que ofrecía clases en la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisuales. Era un verdadero animador de la cultura.

Extrañaremos a Calderón que, a paso lento, pero persistente, se mantenía en el ambiente de la cultura habanera.

En sus últimos días almorzábamos juntos en el comedor del ICRT, hablando de la memoria de La Habana musical y bohemia.

Adiós al amigo Jorge Calderón, siempre lo recordaremos cuando consultemos sus artículos y sus libros tan útiles para la música y el cine cubanos.

| Newsphere por AF themes.