envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Entre intrigas y amores: Mi razón de vivir, en Radio Progreso (I)

Nueva novela de la Onda de la Alegría que en un total de 45 capítulos recrea las interioridades de la emisora a lo largo de sus 90 años.

Entre intrigas y amores: Mi razón de vivir, en Radio Progreso

El reloj marca las 9:00 a.m. El Estudio 6 de Radio Progreso tiene previsto, desde hace tiempo, lo que sucederá a esa hora. Los primeros sonidos, cortinas de audio (como se le llama en radio), anuncian la grabación de La Novela Cubana, espacio que desde el mes de octubre cuenta los secretos de La Onda de la Alegría, muy parecidos a como han sido durante 90 años.

Llegan las 2:20 p.m., tiempo exacto en que podrá escucharse por la 90.3 en La Habana, las voces que en la mañana dejaron una parte de sí en el estudio. Mi razón de vivir es la nueva novela de 45 capítulos con que el equipo de dramatizados festeja las nueve décadas de su emisora.

Pero no es una novela cualquiera, efímera y fácil de olvidar, ya que por primera vez los actores, sin máscaras ni tabúes, recrean las interioridades de su centro laboral. Miedos, celos, intrigas y duros momentos de competencia, todo eso cuenta la historia. “Es la novela dentro de la novela”, comenta su guionista Rita Bedíaz.

Alfredo Fuentes asume como director de la propuesta radial, donde el hilo conductor, la historia centro, es la del Premio Nacional de Radio Iván Pérez, “con su ironía, su seguridad, su sapiencia, explotamos todo eso”, explica Fuentes. Los otros actores interpretan personajes de ficción, aunque sus historias se asemejan mucho a las suyas personales.

La intención, nos dice el también musicalizador, “es que se sintieran representados como la persona que son”. Y agrega: “Hay interioridades de Iván Pérez que descubren los oyentes. Le consultamos y estuvo de acuerdo. Me dijo: ‘escribe tal y como soy’. Las defensas de los actores son espectaculares, en algunos capítulos ríes, pero en otros dan ganas de llorar por los recuerdos”.

Mi razón de vivir tiene entre sus propósitos resaltar la vida de los “héroes anónimos de Progreso”, dígase operadores de audio, el personal de administración, entre otros especialistas involucrados en la producción artística. Ellos se interpretan asimismo con sus preocupaciones de trabajo, casa, hogar, o sea, las vicisitudes del día a día.

De amores y otros demonios

En el dramatizado, otro de los roles protagónicos se encuentra a cargo de la actriz Leonor Cabal. Ella interpreta a Hortensia Ruiz, personaje con una historia de vida muy parecida a cualquier artista en etapa de retiro. Sucede que la vida laboral de Horti camina hacia el ocaso. Tiene una contradicción grande, afirma Bedíaz, “no acepta que ya no es la actriz fetiche de los directores”.

Bedíaz, en cambio, encarna el personaje de Mabel, otra artista con un amor idílico en Progreso, a pesar compartir escenario de trabajo con su esposo. Como entrega radial, Mi razón vivir testimonia, entre otros temas, realidades como la migración hacia La Habana dentro del contexto insular, la muerte de un ser querido, un hombre con problemas de disfunción eréctil y el deseo de los jóvenes en escalar un peldaño en la escena laboral, a veces con métodos crueles.

Memorias imprescindibles

Como director de programas, Alfredo Fuentes recuerda las personalidades sin las que no hubiera sido el profesional capaz de afrontar las complejidades de esta novela. “Tuve la posibilidad de trabajar con un grabador como Reinaldo Suárez y con el asesor Enrique Domínguez Sosa, además de dirigir durante años Alegrías de sobremesa y conocer a Alberto Luberta. Me nutrí de todos ellos”, reconoce.

Alfredo Fuentes durante la grabación de la novela.

El actor Iván Pérez también ha sido fundamental. Por eso, además de los méritos de esta figura de la radio, Alfredo lo escogió para que su historia fuera la principal. “Es lo menos que puedo hacer como su alumno”, considera.

Iván Pérez, Premio Nacional de Radio.

De lunes a viernes, a partir de las 2:20 p.m., Mi razón de vivir espera a los radioyentes para recordarles que estamos en este mundo, donde el éxito, los celos y los amores forman parte de la vida misma.

La actriz Ada Belkis Hernández (a la izquierda) junto a la guionista de la novela, Rita Bedíaz.
La actriz Ada Belkis Hernández interpretando su papel en Mi razón de vivir.
El actor Jorge Luis Sopo, narrador de Mi razón de vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − doce =

| Newsphere por AF themes.