envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Francamente: espacio franco en la orientación juvenil

El programa Francamente, de Radio Progreso, cumple en el 2021, 35 años de fundación

Maikel Chavez

Francamente, uno de los programas de Radio Progreso, llegó en julio del 2021 a sus 35 calendarios al aire. Desde sus inicios el horario de salida fue en la mañana con algunas irregularidades. Hoy se transmite los sábados a las 10:30 a.m.

Tuvo varios directores, el primero de ellos fue Gilberto Enríquez, así como múltiples escritores que han integrado la valiosa nómina: Raquel Rosales y Aloyma Ravelo, mientras que la asesoría corrió a cargo, en un inicio, por el Centro Nacional de Educación Sexual, conocido por sus siglas CENESEX.

En sus inicios los guiones los revisaba el reconocido profesional cubano Dr. Celestino Álvarez Lajoncherie, quien con cierta recurrencia se reunía con el equipo de realización de Francamente para medir el pulso del programa.

“Recuerdo que los libretos se llevaban al CENESEX, allí Lajoncherie los revisaba y los devolvía a la redacción de Progreso con el visto bueno si no encontraba alguna incongruencia, o con las recomendaciones necesarias para suprimir o agregar algún elemento”, expresó Caridad Martínez quien fue directora del programa de 1987 hasta el 2012, fecha de su jubilación.

Iniciada la década del 90 el espacio comenzó a asesorarlo Nelly González Martin. Tiempo después lo asumió María Elena Hernández hasta su jubilación. Fue entonces cuando tal desempeño pasó a manos de Dinorah Bárcenas Novelles.

En sus primicias Francamente estaba diseñado como un programa juvenil por excelencia; de ahí el contenido de la presentación vigente aún, pero a medida que transcurría el tiempo se apoderó de una audiencia generalizada perteneciente a públicos de varios grupos etarios.

“Ello trajo consigo nuevas valoraciones del espacio, entre ellos la ampliación de sus objetivos. No obstante, el programa mantiene, en cada tema tratado, la presencia de personajes jóvenes, aunque la emisión de ese día no esté dirigida en su totalidad al público novel” afirmó la otrora directora, Caridad Martínez.

En siete lustros al aire Francamente ha tenido otros escritores además de los mencionados, entre ellos, Aldo y Alberto Luberta Martínez, Frank Lanza López y Gladys Luberta, esta última desde 1999 hasta su fallecimiento en 2014.

En la actualidad lo escribe Nitza Castañeda incorporada al colectivo a partir 1999. También en algún momento se contó con los dos jóvenes escritores Carla Franco y Michael Pérez García.

De igual modo, Francamente es una emisión radiofónica abierta y transparente en el tratamiento de los temas. Buscó siempre el directo acercamiento con los jóvenes y por tal razón en los dos últimos años de la década del 80 del siglo XX y en el primer quinquenio del 90, fortaleció sus vínculos con las nuevas generaciones.

“En más de una ocasión se realizaron radio debates con estudiantes de secundaria básica y/o Pre-universitario. Seleccionábamos una escuela, a donde llevábamos un programa grabado que poníamos a consideración del alumnado y para establecer un debate. Los educandos daban puntos de vista sobre el tema de forma activa, buscaban posibles soluciones, en fin, fueron experiencias muy valiosas y retro alimentadoras que sería muy bueno retomar”, afirmó Martínez.

Francamente con Maikel Chávez

El programa edifica el discurso de un dramatizado desde la premisa del diálogo franco que durante 35 años ha estado en constante transformación. “Desde que entré al colectivo, primero como actor, luego como director, y actualmente como asesor, no ha dejado de impresionarme el poder regenerador del programa. Cada guión aborda situaciones relacionadas con la sexualidad, con la vida en parejas, con la cotidianidad, de cómo sobrevivir ante diversas circunstancias que a ratos agobian a los muchachos” asegura Maikel Chávez, actual asesor del espacio.

“Uno de los logros efectivos que tiene el programa es crear puentes de comunicación entre jóvenes y adultos, entre la familia toda, y entre quienes escuchan el dramatizado y después dialogan con franqueza sobre determinado tema tabú” indicó.

“En estos momentos estamos reestructurando el programa, acudimos a nuevas estrategias creativas como son el establecimiento de vínculos con jóvenes estudiantes de la Facultad de Medios Audiovisuales de la Universidad de las Artes, pues considero que la inclusión de nuevas voces desde la escritura nos dará pautas importantes para enrumbar el camino” añadió.

Francamente ha tenido siempre un elenco de lujo con un trabajo de mesa centrado en la búsqueda de actores talentosos para que el producto dramático llegue a la familia cubana con la sensación de tener a esos personajes al lado de uno mismo. Aunque la investigación del colectivo va más allá, ya que el trabajo de mesa se traduce en una suerte de debate en la que los mismos actores, por momentos, son protagonistas que dejan retazos de sus vidas en cada capítulo de 18 minutos relacionados con temas cercanos a la realidad inmediata.

“Más que un programa, Francamente, es una especie de brújula que nos permite medir cómo andan algunos problemas de los jóvenes, y dónde podemos establecer puentes de comunicación, con la finalidad de encontrar un camino hacia la solución. Esto es importante, pues no vamos detrás de la solución en los momentos actuales, sino que proponemos caminos de intercambio, de diálogo, de exploración”, añadió el asesor.

“Desde ahora auguro nuevas transformaciones a favor de ese discurso, siempre juvenil, con el cual el colectivo de Francamente se aventura en el difícil acto de entablar la comunicación con un sector importante de nuestra sociedad, la juventud, ello sobre la máxima: “El arte ha de iluminar y provocar renovados deseos de vivir” concluyó.

 

 

 

| Newsphere por AF themes.