envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Nuestros fundadores: Antonio Pera

Comentarista deportivo, locutor, animador, actor, escritor, narrador de aventuras y radionovelas y director

Antonio Víctor Pera Quintana (22 de noviembre de 1923-25 de julio de 2004) fue, en su fructífera vida: comentarista deportivo, locutor, animador, actor, escritor y narrador de famosas aventuras -entre otras la famosa Taguarí- y radionovelas y hasta director de planta radial.

El 2 de febrero de 1939 debutó en la pequeña emisora santiaguera CMHR, como locutor y comentarista deportivo de Onda Oriental, donde devino verdadero hombre orquesta; atendía llamadas telefónicas, ponía discos, operaba el transmisor, el control y la cabina, cerraba el local y entregaba la llave al dueño.

Luego transito por la CMKC y la Cadena Oriental de Radio. Esta última, comenzó con CMKW como planta matriz y devino cadena nacional que instaló repetidoras en diversas provincias, incluso en La Habana.

A fines de 1948, propusieron a Pera dirigir una emisora similar a Radio Reloj, inaugurada en La Habana por Goar Mestre, el de CMQ Radio, el año anterior.

Durante dos años, desde Santiago de Cuba, Radio Reloj sale al aire (800 Khz). Entre las seis de la mañana y las doce de la noche difundía comerciales y noticias con un capital humano -periodistas, actores-actrices y locutores- que provenían de Cadena oriental.

Allí dirigió la gestión de la emisora, actuó, narró y escribió Pera. A su lado, entre los más conocidos, estuvieron actrices y actores como: Yolanda y Carmen Pujols, Juan Carlos Romero, Salvador Wood y Rafael Linares, y los escritores Eduardo Riera y Gabriel Coderch.

Una de sus secciones más famosas fue El Pendulazo, donde la audiencia hacia sus denuncias.

Por años, Pera animó un destacado programa musical santiaguero donde Chepin Choven -cuya boda se celebró en esa emisora- dirigía la orquesta y el pianista acompañante era Luis Mariano Carbonell, quien décadas más tarde sería declamador notorio y Premio Nacional de Humorismo y Música.

La vasta y fecunda gestión de Antonio Pera incluye desde los años cincuenta pasados la narración de famosas aventuras y radionovelas: 1954: La virgen de las lomas y Taguarí -de la autoría de Francisco Pazos y protagonizada por Rogelio Leyva, uno de los originales Villalobos-.

En marzo de 1958, devino fundador del Canal 12 habanero, Telecolor S.A.

Tras el triunfo revolucionario, narró aventuras televisivas, animó el espacio Desfile de la alegría y devino uno de los fundadores del Noticiero Nacional de Televisión, donde se mantuvo durante décadas derrochando profesionalismo y talento, que le valieron el Premio Nacional de Televisión en el 2004.

Por ello no extraña que transmitiera su sapiencia en la docencia a varias generaciones de cubanos en la radio y la televisión, en los predios de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, además de que integrara Comisiones de evaluación o fuera jurado en festivales de nuestros medios.

Antonio Pera fue el alma y cerebro de la Cátedra de Locución que propaga el buen hacer y decir de estos profesionales en un monumental empeño por la corrección en la dicción.

Admirado, respetado y querido por todos por su decencia, buenas maneras y prestigio en la profesión a la que dedicó la mayor parte de su vida, colaboró con el Instituto Cubano de Radio y Televisión hasta horas antes de su fallecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − tres =

| Newsphere por AF themes.