vie. Ene 17th, 2020

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

El carisma y talento de Consuelo Vidal

Reseña sobre la actriz y locutora polifacética de la radio, la pequeña pantalla y el espectáculo nacional

El carisma y talento de Consuelo Vidal


Consuelo Vidal Regal (La Habana, 4 de diciembre de 1930 – 7 de octubre de 2004). Al pasar el tiempo, su profesionalismo, autenticidad y franqueza en todos los estudios y escenarios hizo de ella una de las artistas más populares y queridas de la radiodifusión cubana. Actriz de la radio, la televisión, el cine y el teatro. Locutora polifacética de la radio, la pequeña pantalla y el espectáculo nacional. Cantante y pianista en programas infantiles y culturales. Por una promesa a sus padres, se graduó de Música. Por vocación personal ingresó en 1944 al Movimiento de Voces Nuevas de RHC Cadena Azul , donde muy pronto devino actriz profesional.

Versatilidad artística

En julio de 1946 actuó en la aventura “El ladrón de Bagdad”, de Félix B. Caignet. Entre 1951 y 1952, trabajó en el espacio Mujeres indefensas (lunes a sábado, 10:30 a.m.) y en el elenco de las puestas radiales de “Clavel de la montaña” , de Enrique Pineda Barnet, y “Sacrificio por mi hermana”, cuya trama se desarrolla en el reclusorio de mujeres de Guanajay.

También actuó en el espacio La novela guajira (11:00 a.m.), para “La venganza de Rosa, la matancera”, de Arturo Liendo; “Sacrificio por mi hermana”, “Tierra de tormentas” y “Padres culpables”. Para el espacio El Gran teatro azul, actuó en “Cuando una mujer sabe ser mujer”, de Olga Ruiz López de Gasso.

En CMQ Radio encarna personajes en los teatros y las radionovelas de diversos autores. Muy pronto, junto a Maritza Rosales y Carmen Ignarra, fue considerada en la trilogía de  “damitas jóvenes” más destacadas de la radiofonía habanera. Durante 1951, Consuelo integra en CMQ Radio el elenco de las radionovelas de las 4:30 p.m.: “Lo que una mujer no perdona”, “Mi marido me engaña”, “Amor de los pobres” , “Yo quiero un hijo”, “Un hombre de mundo”, “Cuando se quiere una mujer”, “Tú no supiste ser fiel”. A lo largo de 1952, participó en el espacio La novela de las 2:30, con la puesta radial de “Amor de los pobres”, de José Carballido Rey; y en La novela de las 10:30 a.m., en “Yo quiero un hijo”, de Silvano Suárez.

Como parte de su trayectoria en RHC, durante 1953 llevó al éter la radionovela de José Ángel Buesa iniciada en el año anterior. En 1954 actúa en CMQ Radio para los espacios: Radionovela de las 2.30 p.m. (“Cuando quiere una mujer”, de José Carballido Rey); y en La novela Rina (3:00 p.m., “Padres culpables”, de Roberto Garriga, productor y director de la jabonera Gravi).

Al año siguiente, intervino allí en la Radionovela de las 3:00 p.m., actuando en “Vidas inútiles”, “Cuando el pasado acusa” y “Puerto Esperanza”, de Roberto Garriga. Desde 1951 trabaja en CMQ TV (Canal 6) junto a un elenco de lujo . En junio debuta en Hogar moderno (lunes, 9:30 p.m.) , del autor Francisco Vergara, con la producción y dirección de Modesto Vázquez. Más tarde, actúa en el espacio El humo del recuerdo (“La emperatriz del Pilar”, “Los dos rivales”, “Un lance de honor”). Interpreta personajes en “Fracasados”, de Rafael Paz (espacio Estudio 15) y “Wu Li Chang” (Philcodramas), Gran Hotel, Cabaret Regalías, Deténgase y el humorístico competitivo Dígalo con mímica.

Cuando ya lideraba las actrices noveles, intensifica su actividad en la locución comercial, la conducción y animación en esa televisora. Ejemplos: Diviértase con Gravi y El show de las siete menos cinco. En 1952 incursiona en los espacios Estudio 15 (“El jefe”), Philcodramas (“El amor no es silencio”, de Mario Barral), El humo del recuerdo, Gran hotel (“Llegada de noche”, de María Adela Rosabal), Estudio Cristal (“¿Quién era Samuel Logan?”, de Armando Couto); la revista Cabaret Regalías; los dramatizados: “El otro hermano” (adaptación de César Leante), “La deuda”, de Rafael Paz, “Italiano o portugués”, “Matilde y los bandidos”, “La bayamesa”, “La sexta esposa de Enrique VIII”, “Ana y el rey Barba azul” (de Roberto Bourbakis), “Una vida por una honra” (de César Leante) y “Mme. Curie”.

Ya en 1953 destaca como una de las tres mejores locutoras del video y ello le resta tiempo como actriz dramática-humorística. Anima el espacio El Chino (sábado, 8.30 p.m.), Diviértase con Gravi (7:00 p.m.), junto a José Antonio Alonso, Xiomara Fernández, Margarita Balboa, Ruíz del Viso, Modesto Vázquez, Paul Díaz –sheriff Gravi– y la niña Sol Aparicio. Interpreta varios roles, en 1954, en los espacios Teatro a las nueve (“El hombre amarillo”, de O. Valdés), Érase una muchacha y Conflictos humanos. Ese año, la crítica elogia la calidad de los locutores Consuelo Vidal, Margarita Balboa, Freyra García y Modesto Vázquez.

Aparece en el El rostro del destino en 1956, entonces la crítica vuelve a destacarla entre las mejores locutoras, junto a Freyra García, Margarita Balboa, María Antonia Farías, Bellita Borges, Carmen del Peso y Carmen Pujols. En 1957, Consuelo regresa a CMQ Radio y actúa en la novela “Entre monte y cielo” (Dirección: José A. Caiñas Sierra, Narración: José A. Vidal), donde comparte protagónicos con Maritza Rosales, Velia Martínez y Jorge Marx. Su insuperable personaje de Zoila Rosa le valió el premio anual de actuación femenina. Ese año también la galardonaron con el Premio CARTV como Mejor animadora.

Consuelo y Lilia Lazo animaron el espacio La felicidad toca a tu puerta (6:55 p.m.), con guion de Alberto González. La primera recibe en 1958 dos premios CARTV de animación femenina y mención por la novela “Entre monte y cielo”. Desde entonces, integra el elenco del humorístico Detrás de la fachada por 27 años continuos. Adquiere gran popularidad su anuncio del jabón Rina, emitido en el último semestre de 1959, que en el clímax del terror dictatorial llevó a Cuba un mensaje de esperanza y desafió la censura gubernamental: “Hay que tener fe, que todo llega”.

Después del triunfo revolucionario la prensa sugiere que el Colegio de locutores rinda homenaje a figuras que contribuyeron con la Revolución durante la insurrección: Varela, Martínez, Consuelo, Valladares, Manolo Iglesias, Jorge Enrique Mendoza y Violeta Jiménez .

El audiovisual

Por 20 años Consuelo Vidal canta, presta su voz y manipula el títere en el programa Amigo y sus amiguitos. Actúa en “Yerma”, primer largometraje fílmico de la televisión cubana, inspirado en la obra homónima de Federico García Lorca. Durante decenios, su participación múltiple en programas culturales, de participación, espectáculos y festivales, revela su agudeza y gracia singulares, que también regaló a los combatientes internacionalistas cubanos en África.

Su vida profesional la colmaron dos grandes pasiones: la actuación (dramática y humorística) y la locución. Los imperativos mediáticos y su versátil talento hicieron que la locutora nos privara por mucho tiempo de la excelente actriz que nunca necesitó de la formación académica para brillar. Cuando de vez en vez retornaba a la actuación, asombraba con sus impactantes interpretaciones en seriales como En silencio ha tenido que ser y Julito, el pescador. Asimismo sobresalió en varias películas: Los pájaros tirándole a la escopeta y Reina y Rey –con esta última recibió premios internacionales de actuación–.

Su amplia sonrisa, voz sonora, picardía sin par, dominio de la escena, sinceridad a toda prueba y actuación profunda y verosímil, brotaban de su sensibilidad y talento; por ello se sembró en el corazón de nuestro pueblo.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos