vie. Oct 30th, 2020

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Memorias de la vida de Sergio Corrieri

El libro Sergio Corrieri, más allá de «memorias», publicado por Ediciones ICAIC, es un homenaje al reconocido actor cubano
Sergio Corrieri

Sergio Corrieri


El nombre de Sergio Corrieri está grabado en la memoria de los cubanos. Su participación en incontables filmes, series y en el teatro lo convierten en uno de los más reconocidos en el ámbito de la isla.

Recientemente Ediciones ICAIC dio a conocer a través de las redes sociales los últimos libros publicados y el titulado Sergio Corrieri, más allá de «memorias» (2019) resultó uno de los más comentados por parte de algunos de los que lo conocieron y otros que lo recuerdan en esa imagen mítica del cine cubano, cuando a através de un catalejo observa la ciudad. La escena pertenece a Memorias del subdesarrollo (Tomás Gutiérrez Alea, 1968), filme que integra lo más selecto dentro de la historia de la cinematografía nacional e iberoamericana.

Pero dentro de la trayectoria de este actor también hay que recordar los años que se desempeñó como Vicepresidente Primero del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT). En sus propias palabras, Corrieri rememoraba:

“En el año 1985, a mí la Dirección del Partido me hace una propuesta. Y la propuesta fue que, a partir de un cambio que se iba a producir en la televisión, en la dirección de la televisión, que yo viniera de vicepresidente primero del ICRT a encargarme de la televisión. La responsabilidad yo la acepté. Vine y estuve dos años como vicepresidente primero del ICRT”.

Así expresaba en una entrevista concedida para el programa Cubanos en primer plano (ICAIC y Mundo Latino, 2006) y sus palabras expresan el grado de compromiso de este hombre con la cultura. No temía ninguno de los tantos retos que enfrentó en su vida profesional, siempre se sumaba dispuesto y cumplía el propósito encomendado.

Ismael González, Manelo, quien ocupaba la presidencia del ICRT en esos años expresa: “Yo creo que la autoridad humana, política, moral de Sergio lo acompañó en todas las tareas. Es realmente impresionante cómo en todo ese maremágnum de su vida había también una vida interior tan rica”.

Corrieri llegó a cumplir esta tarea, después de haber conformado una vasta carrera en la actuación en series como En silencio ha tenido que ser y en filmes como El hombre de Maisinicú (Manuel Pérez Paredes, 1973); Mella (Enrique Pineda Barnet, 1975); Como la vida misma (Víctor Casaus, 1985) y Baraguá (José Massip, 1986), aspectos que lo hicieron una reconocida figura pública, quien poseía también una alta conciencia en el ámbito cultural.

“En el plano de lo estrictamente laboral, Sergio comenzó a ser realmente el líder que siempre había sido en el sector, con su autoridad; autoridad dada, en primer lugar, yo diría que por su calidad humana y también por su aval probado en las artes, y su sensibilidad para tratar los problemas del sector artístico”, subraya González en el libro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos