vie. Sep 18th, 2020

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Prensa Radiada de La Habana: un ejemplo definidor asociativo


Organización que demuestra los niveles de sostenibilidad de un proyecto desde su creación

Los periodistas que laboraban en la radio de La Habana se reunieron en esta ciudad el 19 de octubre de 1940, a las 8:00 p.m., en el departamento no. 214 del Edificio Bacardí. El objetivo de la cita era tratar la necesidad y conveniencia de constituir una asociación que los representara de forma exclusiva.

 

Se acodó que presidiera el acto el Señor José F. Caso y actuara de secretario el Dr. Casto Mier Zurbano. La organización se denominó Prensa Radiada de La Habana (Círculo de Periodistas de Radio), que fijó su domicilio en el referido departamento.

Asistieron los periodistas: José F. Caso, Manuel Fernández, Roberto García, Ángel Rodríguez, Enrique Izquierdo, Ángel Canalejos, Eleno Karell, Luis Rodríguez, Gilberto Lavín, Luis Grau, Juan F. Gómez, J.M. Tabares, José Proveyer, Rodrigo A del Real, Gustavo Alfonso, Dr. Casto Mier, Pedro Arango, Rafael Soto Paz, Ovidio Fernández y Raúl Reyes.

Se constituyó esta entidad  al amparo de la Constitución y Leyes vigentes de la República, la asociación denominada Prensa Radiada de La Habana (Círculo de Periodistas de Radio) tuvo un término de duración indefinido.

Entre los fines de la organización se encontraban: estrechar las relaciones entre los periodistas de radio de La Habana; levantar o adquirir un edificio propio para la Institución; superar el nivel cultural de los periodistas asociados, creando una Biblioteca que podría ser circulante entre los socios; gestionar arreglos para que los asociados dispusieran gratuitamente de abogados, dentistas, médicos y clínicas; así como cualquier otro propósito que sirviera para elevar el prestigio de los periodistas de radio de La Habana.

¿Cómo ser asociado de la institución? Para pertenecer a esta Institución se requería figurar como periodista de alguna Radio-emisora de esta capital. El aspirante a ingreso debía presentar su solicitud, expresando la planta o periódico aéreo donde trabajaba y en la siguiente Junta Directiva se discutiría admitirlo o rechazarlo.

El asociado debía contribuir al sostenimiento de la institución, con una cuota mensual de veinte centavos y tenía derecho a elegir y ser electo en cargos de la Junta Directiva. Cuando la Junta Directiva lo considera conveniente, podría acordar cuota de ingreso para nuevos asociados. La falta de pago de tres cuotas consecutivas era motivo de baja como asociado, mediante acuerdo de la Directiva.

La administración y gobierno de la Institución estaba a cargo de una Junta Directiva, compuesta de: un Presidente, cinco Vice-Presidentes; un Secretario de Actas, un Secretario de Correspondencia, un Director-Tesorero, con sus Vices-respectivos y 6 Vocales.

El Presidente ostentaba la representación de la institución, disponía pagos con cargo al Presupuesto que hubiese acordado previamente la Directiva; ordenaba citar a Juntas, y podría suspenderlas por alteración del orden y firmaría la correspondencia.

El Secretario de Actas llevaba el Libro de Actas y el Registro de Asociados; citaba a Juntas, por orden del Presidente; entregaba mensualmente al Tesorero los recibos para su cobro, llevaba nota; sometía a la Directiva las bajas por falta de pago y redactaba una Memoria a fin de año.

El Secretario de Correspondencia cuidaba de producir y contestar escritos, de acuerdo con el Presidente y la Directiva.

El Director-Tesorero velaba por el cobro de cuotas, hacía los pagos y cada dos meses presentaba balance a la Directiva. En diciembre de cada año proponía el presupuesto del año próximo. Era además el colaborador inmediato del Presidente en la dirección del Organismo. Los Vices y Vocales tenían voz y voto en la Directiva y actuaban como sustitutos cada vez que procedía.

Las elecciones se celebraban cada dos años, el día 15 de noviembre, se renovaban todos los cargos de la Directiva, se votaban las candidaturas previamente presentadas con 10 firmas de asociados. Si se presentaba una sola candidatura, era proclamada.

No se prohibía la reelección y cada asociado, para votar, debía exhibir su recibo del mes de noviembre. La nueva Directiva tomaba posesión el último domingo del mes de noviembre.

La Directiva celebraba Junta Ordinaria de asociados, una vez al año, y extraordinaria cuando la dispusiera el presidente o lo solicitaban 12 asociados al corriente, explicando el motivo.

El quórum legal de la Junta Directiva o de la Junta General, tanto ordinarias como extraordinarias, lo formaba la mitad más uno de los integrantes del cuerpo, en primera convocatoria, en segunda convocatoria con el número que asistiera.

El Reglamento de la institución solo podía modificarse en Junta General citada a ese efecto y cuando la institución acordase disolver  sus bienes, estos pasarían a la entidad más afín que existiera en La Habana.

La Directiva que se eligiera al quedar constituida esta entidad, regiría sus destinos por los próximos dos años, o sea, hasta noviembre de 1942.

En la ciudad de La Habana, a los quince días de noviembre de 1940, los periodistas procedieron a reunirse en los salones del local del “Círculo de Bellas Artes”, sito en la calle Industria, entre Barcelona y San José, con vistas a  celebrar la elección por medio de la cual sería elegida la directiva que regiría los destinos de la Institución Prensa Radiada de La Habana durante 1942.

A las 9:30 p.m. se procedió a designar la mesa de edad para efectuar el acto eleccionario, le correspondió actuar como Presidente, por ser el de mayor de los presentes, al Señor Raúl Borges, y como secretarios a los señores Jorge C. Bourbakis y Leandro Carvajal. El Presidente procedió a advertir a los presentes que podían seleccionar sus candidatos, bien votando por lo que figuraban en la candidatura impresa al efecto, o bien designándolos en la candidatura en blanco.

Después del reparto de boletas correspondientes, los reunidos fueron advertidos de que se les concedían diez minutos para proceder a seleccionar sus candidatos, transcurridos los mismos y bajo su supervisión de la mesa, los presentes fueron depositando por orden inalterable los votos en el buzón que sirvió de urna; finalizado el acto de votación el Presidente anunció que iban a ser contados los votos obtenidos por cada candidato, arrojando la votación el siguiente resultado: Presidente: José F. Caso Álvarez, que obtuvo 40 votos; para vices presidentes, primero: Armando Canalejos, 40 votos, tercero José Navarro Monte de Oca, 40 votos; cuarto, Salvador Díaz Versón, 40 votos; quinto, Jesús López Algarra, 40 votos; para Secretario de Actas: Luis A. Rodríguez, 40 votos; para Vice-Secretario de Actas: José Proveyer Carracedo, 40 votos; para Secretario de Correspondencia: Gaspar de Zayas Gisbert, 40 votos; para Director-Tesorero: Dr. Casto Mier Zurbano, 40 votos; para vice-tesorero: Mario Figueredo, 40 votos; para vocales: Armando de J. Cotrina; Ángel Gómez Freire, que obtuvieron cada uno 40 votos.

El Presidente y los Secretarios actuantes, una vez finalizado el acto de la elección y dado a conocer su resultado, procedieron a extender los certificados de elección a los que fueron favorecidos por los votos de los reunidos, esto se hizo constar en los referidos certificados el cargo para el que cada uno fue electo.

A continuación, el presidente electo, José F. Caso Álvarez, ofreció  las gracias a los presentes por la designación de que lo habían hecho objeto, y significó que el acto de la toma de posesión de la Directiva se señalaba para el día 8 de diciembre de 1940, a las 10 a.m., en local que oportunamente se señalaría.

La Prensa Radiada de La Habana constituyó un ejemplo definidor de la ética y la seriedad entre sus miembros en una organización cultural de su tiempo. Esto demuestra los niveles de sostenibilidad de un proyecto desde las bases mismas de su creación, promoción y difusión entre sus miembros y directivos.

* Historiadora. Investigadora Auxiliar del Instituto Cubano de Antropología.

Bibliografía:

Archivo Nacional de Cuba: Fondo Registro de Asociaciones: Prensa Radiada de La Habana: Expediente: 7255, Legajo: 265.

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos