envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Apoyo a la preservación de la memoria, el patrimonio y la identidad

Entre los objetivos de la III Convención Internacional de Radio y Televisión

Estas líneas estarán dedicadas a ofrecer mi impresión sobre la III Convención Internacional de Radio y Televisión, celebrada en Varadero. El patrimonio, la memoria, la historia y la cultura, en general, fueron grandes ejes sobre los cuales se articuló dicho evento, del 5 al 9 de junio de 2018.

Con la presencia de invitados de varios países, académicos y especialistas de ambos medios, sesionó el programa científico y la expo-feria comercial. Las jornadas cerraron con la entrega del Premio “Alberto Luberta Noy”, personalidad de las letras y el humor radiales que fue homenajeada, en presencia de su viuda Caridad Martínez González y su hijo Alberto Luberta Martínez, acompañados de colegas del medio sonoro y de la televisión. Los testimonios y la proyección de un audiovisual que guarda la memoria del programa Alegrías de sobremesa y su escritor, enriquecieron el acto.

Tuve la oportunidad compartir opiniones con otros participantes en el taller Identidad y Patrimonio Cultural, moderado por la Msc. Obdulia Santovenia González. Del telecentro Centro Visión, el director de programas Omar Lincoln George Carpi se acercó a la historia local desde la perspectiva del audiovisual.

Por su parte, María Antonia Herrera Ayala expuso una investigación acerca de la fundación e identidad en el canal Cubavisión Internacional. Ese estudio abarca de 1986 a 1993, años en los cuales se transita hacia las transmisiones 24 horas. Investigaciones, entrevistas e intercambios con fundadores y personas afines, aportan a este trabajo un valor incalculable, por la carencia de materiales escritos sobre la historia de nuestra televisión más reciente.

Herrera Alaya destaca la importancia que la adquisición de la tecnología proporcionada por el sistema satelital Intersputnik representó al propósito de llegar a los internacionalistas, colaboradores y otros públicos interesados en informarse sobre el acontecer en la Isla en aquellos años. Acerca de la significación que tuvo la presentación, su autora nos comenta:
“Es indudable que la dirección del Instituto de Radio y Televisión ha crecido en propósitos con las convocatorias anuales a las Convenciones, al crear con ellas un espacio para el intercambio, la confrontación y la solidaridad de participantes nacionales y foráneos en un empeño común: el enriquecimiento del acervo cultural y tecnológico en los medios públicos de radio y televisión. Las clases magistrales, talleres, espacio competitivo para las mejores obras audiovisuales, así como su Expo-Feria Internacional dan al evento un alto nivel en su concepción.

“Participar de esta tercera edición, con la ponencia “Cubavisión Internacional: fundación e identidad”, fue altamente gratificante porque precisamente el programa científico tuvo como centro vertebrador la memoria histórica y la preservación del patrimonio cultural en los medios.

“Compartir experiencias, problemáticas y criterios expuestos con vehemencia por ejemplo, que en la India aún existe un alto por ciento de población que no tiene acceso ni siquiera a la radio, o escuchar a los técnicos debatir sobre sus problemáticas en aras de mejoras tecnológicas en función de la creación en los medios; en fin, escuchar a  participantes de distintas provincias del país y de diferentes regiones geográficas conllevó a la reflexión de aspectos muy particulares, pero todos con un mismo propósito de búsquedas y soluciones.

“Puedo agregar que solo con estar presente y escuchar la interesante conferencia magistral “Historia y memoria en el presente histórico”, impartida por el Dr.C. Eduardo Torres Cuevas, con tan alto nivel de conceptualización, valió la pena la participación en la Convención y me aseguró la convicción que el esfuerzo realizado para la labor de investigación del trabajo presentado no fue en vano, pues sin dudas es portador de valores patrimoniales e históricos para nuestro Instituto.

“Agradezco a los organizadores de la Convención la selección de la ponencia y la oportunidad de compartir esta gran experiencia de jornadas de intercambio y solidaridad vivida en esos días”.

Otra ponencia de sumo interés fue “Memorias: Un Acercamiento a la Historia Local desde la perspectiva del Audiovisual”, presentada por el periodista y realizador audiovisual Omar Lincoln George Carpi, quien disertó acerca de cómo el tratamiento de la historia contribuye a reforzar las políticas públicas, las estrategias educativas y las científicas tecnológicas.

Asimismo, en su trabajo insiste en la divulgación de la historia y el patrimonio a través de los medios municipales y provinciales asociados a la televisión. Todo lo anterior fue concretado en el análisis del proyecto Memorias, del telecentro Perlavisión de Cienfuegos, con el cual ejemplifica un buen uso de la tecnología y los recursos de audiovisuales están en correspondencia con la preservación de la historia y el patrimonio.

En mi caso, propuse una ponencia relacionada con la presencia de las artes visuales como elemento de identidad en los canales nacionales de la Televisión cubana.  El trabajo se centró en este complejo medio masivo y, específicamente, en la presencia de las artes visuales cubanas en los canales nacionales como elemento de identidad. Primeramente, analizo las especificidades del medio que lo hacen propicio para la emisión de obras de arte, aun cuando se trate de reproducciones, puesto que estas pueden llegar a miles de personas. Luego, a través de un inventario de programas actuales en los canales de alcance nacional, se verificaron propuestas cuyos contenidos son dedicados, entera o parcialmente, a las artes visuales. Por último, invité a la reflexión sobre la necesidad de pensar más el cómo y dónde colocar los contenidos de artes por su importante contribución a la superación cultural de los públicos.

Las preocupaciones en torno a la Radio y la Televisión nacionales quedan como agenda permanente pues no se agotan en pocos días. En mi opinión, la Convención, en tanto evento madre, tiene la capacidad de convocar a la reflexión constante y, sobre todo, a actuar en aquellas zonas de interés donde están en juego la preservación de la memoria, del patrimonio y de la identidad.

Anhelamos eventos aun de menor magnitud pero profundos, que sistematicen y pongan en valor las inquietudes e iniciativas de los apasionados y hacedores de estos medios de comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − 12 =

| Newsphere por AF themes.