envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

¡BRAVO!

El programa ¡BRAVO!, dirigido por Roberto Ferguson cumple 25 años de permanencia en la televisión de casa

Tiene el título de este comentario una intencionada ambivalencia: mencionar el sugestivo nombre de un programa televisivo que llega por estos días a su vigesimoquinto aniversario, y reconocer sus elevados valores estéticos y selectas propuestas culturales con una interjección de la que ha sido digna cada una de sus emisiones durante un cuarto de siglo.

Es que no sería posible sintetizar en ninguna otra expresión del idioma castellano el inmenso e intenso disfrute que promueve ¡BRAVO!, en ese segmento de la teleaudiencia criolla, que tanto merece la existencia de un espacio donde prevalezcan el virtuosismo y el buen gusto, cualesquiera que sean las manifestaciones artísticas presentadas en este programa, siempre llevado de la mano maestra del Premio Nacional de Televisión y Artista de Mérito Roberto Ferguson.

Y para celebrar a todo lujo no sólo este significativo cumpleaños, sino además el aniversario 60 de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, ¡BRAVO! ha elegido con muchísimo acierto «Ernesto Lecuona: siempre en mi corazón». Una serie documental de cuatro capítulos con guión y dirección del periodista e investigador Ramón Fajardo, donde a partir de los testimonios de decenas de personalidades de nuestra cultura y abundantes materiales de archivo se hace un abarcador y revelador recorrido por la vida y la obra de quien fuera considerado el más universal de los músicos cubanos.

Justamente fue transmitido el primero de dichos capítulos, y al finalizar no tuve más opción que transmutar la sala de mi casa en una sala teatral, levantarme de mi butaca favorita, comenzar a aplaudir con muchas ganas y dejar que de mi garganta se escapara una apasionada y sincera exclamación: ¡bravo!

 

| Newsphere por AF themes.