envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Drama, análisis: ¡acción!

Este libro contribuye a la comprensión de la obra artística al hacer más explícita la idea del autor y su reinterpretación por el analista, el director y su equipo de realización

Drama, análisis: ¡acción!

Existen varias definiciones académicas, desde diccionarios y textos enciclopédicos, del término dramaturgia. Para la Real Academia de la Lengua Española se trata de la “concepción escénica para la representación de un texto dramático.” La digital Wikipedia agrega además que dramaturgia “es la acción y efecto de crear, componer, escenificar y representar un drama, convirtiéndolo en espectáculo teatral”, aunque aclara que el término es también aplicable a “otros espectáculos de las artes escénicas, como la danza, la ópera o el circo.”

De esas ideas iniciales podemos partir para presentar el texto del que hablaremos en este espacio. Se trata del libro El análisis dramatúrgico en la radio y la televisión cubanas, que publica la Editorial En Vivo y es fruto de la autoría de Sonia Isla, Lesbia Echevarría y Guiomar Venegas. Advierten sus autoras en las notas que el trabajo constituye una edición ampliada y revisada de un libro ya publicado. Ante la acogida, y su vigente valor utilitario y conceptual, ahora sale de nuevo a la luz.

En breves trazos, presentemos a las escritoras. Sonia Isla es Licenciada en Artes Escénicas, en la especialidad de Teatrología y Dramaturgia, por el Instituto Superior de Arte (ISA). Se desempeña también como escritora y asesora de la radio y la televisión. Lesbia Echevarría es Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana y ha ejercido como especialista en medios de difusión masiva, asesora y escritora de programas así como en la realización de telenovelas. Por su parte, Guiomar Venegas es Máster en Historia del Arte por la Universidad de La Habana y ha sido asesora, guionista y directora de televisión, además de profesora y escritora.

Sobre la obra, resulta oportuno hacer algunos apuntes. Aunque a primera vista resulta obvio que se trata de un libro especializado, de un alto nivel conceptual y teórico, no por ello se veta su lectura a un público amplio. De hecho, resalta el lenguaje asequible con que se elaboró su texto. Como bien afirman las autoras, todo receptor interesado, sea profesional de alguna línea de trabajo cercana o simple espectador interesado, van a encontrar serios asideros en estas páginas para canalizar sus inquietudes y mejorar sus saberes y comprensiones.

Destaca en el prólogo la siguiente idea. “La dramaturgia, entendida como análisis dramatúrgico, sirve no sólo a los fines del analista o dramaturgista y a los del director en el montaje del espectáculo, sino también a los del dramaturgo, cuando este la utiliza metodológicamente en su proceso de creación para analizar el tema por él seleccionado, su propia idea sobre ese tema y para organizar y ordenar el material en su obra. A los críticos profesionales les resulta de mucho provecho en el ejercicio del criterio para lograr una crítica especializada, científica y artística. Y, por último, es de gran utilidad para los receptores, porque contribuye a la comprensión de la obra artística al hacer más explícita la idea del autor y su reinterpretación por el analista, el director y su equipo de realización. Este proceso dramatúrgico no termina sin la retroalimentación que ofrece la crítica especializada y el público a los realizadores del espectáculo”.

El proceso que analizan estas páginas se divide en cinco fases según la estructura que ofrecen sus autoras. Además de la introducción, y algunas relevantes opiniones sobre el libro en sí, se abordan también varios temas. La selección del material inicial, así como sus fuentes, más el trabajo con el escritor, luego con el director y el desmonte del libreto, ocupan las tres primeras etapas. Más tarde se enfoca el montaje y la retroalimentación. Hay asimismo un interesante estudio sobre la problemática histórica en los espacios de televisión. Este trabajo recorre la relación entre la realidad y la historia con la concepción y realización de los espacios noticiosos, documentales, dramatizados, cortos publicitarios y hasta musicales.

Como afirma la realizadora Loly Buján, entre las varias opiniones que se incluyen sobre la obra, este libro contribuye a la reflexión, el estudio y el debate, en aras de obtener niveles superiores de calidad en nuestros medios. Así pues, no resta más que invitar a la lectura. Las pantallas de papel de El análisis dramatúrgico en la radio y la televisión cubanas, esperan por ser abiertas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + 8 =

| Newsphere por AF themes.