envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

El fenómeno de la “Guajira guantanamera” en la radio cubana

Esta canción identificó a uno de los programas de más populares de CMQ desde 1943 hasta 1954

La canción “Guajira guantanamera”comenzó a ser utilizada con un programa de radio donde se escenificaban hechos delictivos (la crónica roja), particularmente dramáticos acaecidos en el país.

Este espacio radial al aire en septiembre de 1938, escrito por Germinal Barral “Don Galaor”, el cronista que después escribiría los temas musicales en la revista Bohemia. Era autor también de “El Semanario CMQ de Sucesos Mundiales”.

Pero es en 1943 cuando Joseíto Fernández firma contrato con la compañía del jabón Crusellas, en la CMQ, de Monte y Prado.

A partir de ese año, la “Guajira guantanamera” se cantaría solamente en el programa El Suceso del Día, no podía radiarse ni siquiera en otros horarios en la misma estación. Esto trajo como consecuencia que cuando el pueblo escuchaba el tema identificara el programa llamado popularmente “La Guantanamera”.

Las décimas las cantaban Joseíto y La Calandria. Las redactaba Chanito Isidrón. Por tratarse de un programa que trataba la cr’onica roja se quedó la frase famosa que refer’ia el fallecimiento o agresión a una persona: “Le cantaron La Guantanamera”.

En la parte inicial del programa se presentaba en una décima lo que se iba a tratar. Seguidamente venían dos partes de una dramatización, según me contó Joseíto en su última presentación en la Televisión Cubana, en el programa Todo el Mundo Canta, donde yo era asesor junto a Helio Orovio, con la dirección de Ángel Hernández Calderín.

Se intercalaban las décimas con la melodía de “Guajira guantanamera”. En las que se exponían las consideraciones. El programa duraba 28 minutos. Salía de lunes a sábado, a la 1:00 p.m., con toda exactitud. Los oyentes aprovechaban para poner su reloj en hora, después del almuerzo, era como la sobremesa. Duró hasta 1954.

Algunos de los artistas que dramatizaron el espacio fueron: Enrique Santiesteban, Germán Pinelli, Coralia Fernández y Marta Jiménez Oropesa.

El programa causó un impacto asombroso en la población, por eso se trasmitió durante varios lustros. La maestría con la que se exponían los versos urgentes sobre los hechos de sangre atraía a mucha gente. Al final los versos giraban hacia el concepto de que prevaleciera el bien sobre el mal.

Las emisiones tenían un consejo moralizante, que se ofrecía a través de un montuno muy llamativo. Se le incluían algunos efectos de audio que servían como sonido ambiental para dramatizar los asuntos y situar a los oyentes en el contexto bucólico.

            Yo puedo cantar aquí

            Aquí como donde quiera,

            Guajira Guantanamera

            Que es limpia, como Martí

            No hay un solo acto en mí

            Que aminore la valía

            La gran honradez y hombría

            Ambas, virtudes muy grandes

            De Joseíto Fernández


El Rey de la Melodía.

Tanto éxito tuvo “La Guantanamera” que a Joseíto le propusieron llevar el proyecto por las Américas, pero el trovador cubano no aceptó la proposición. “Les señalé que de mi país no salía, eso fue por el año 1942”, me confesó.

El primer pianista que acompañaba a Joseíto era Ramón Dorca, quien hacía el aporte rítmico-melódico; aunque el pianista Pepecito Reyes alegó que él fue quien le hizo aportes a la introducción de “Guajira guantanamera”.

Sobre la famosa “Guajira guantanamera” han escrito, entre otros: Iraida Sánchez, Santiago Moreaux, Víctor Pérez-Galdós Ortiz y muchos más. Cuando escuchemos esta pieza debemosrecordar que la acompaña una larga y complicada historia, que todavía no ha terminado.

            

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 5 =

| Newsphere por AF themes.