envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Helio: una falta sin fondo

Músico de orquestas populares, escritor de la radio y la televisión, poeta y ensayista, Helio Orovio nos ha dejado “una falta sin fondo”.

Helio Orovio

Queridas amigas, amigos dilectos, comadres y compadres.

Todos: no me canso de repetir lo siguiente: en nuestro mundo latinoamericano, Cuba incluida, no puede exagerarse la importancia del apodo, aquí establecido como una auténtica entidad cultural. Basta con recordar los versos de Nicolás Guillén:

Caimán, El Macho, Perro Viudo,
son nuestros nombres en la vida,
y cada nombre es un escudo.

Hace un tiempo perdí a alguien muy cercano, un alter ego a quien me unió raigal amistad durante 45 años. Y él… él también tenía su nombrete.

Músico de orquestas populares, guardián de los valores atesorados por su natal Santiago de las Vegas, escritor de la radio y la televisión, guionista cinematográfico, poeta, ensayista, perspicaz musicólogo que entregó un diccionario indispensable, Helio Orovio nos ha dejado, como dijo el poeta, “una falta sin fondo”.

Y Helio, les decía, también disfrutaba de un mote, que lo retrató psicológicamente de cuerpo entero.

Sucede que el amigo ahora ausente se caracterizó por ser lo que se denomina como un boquiduro. Ante la chapuza insensata, frente a la incultura atolondrada o a la escandalosa falta de modestia, se rebelaba malhumorado, aunque hablase en un susurro.

Por eso, irónicamente, lo llamábamos “Lengua dulce”.

| Newsphere por AF themes.