envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Hotel Plaza habanero: aportes a la radio y la cultura cubanas

Acogió en su sede a dos plantas radiales y a importantes artistas del siglo XX

La emisión regular de programación radial comienza en 1922, con la 2LC de Luis Casas Romero, y la PWX, la segunda con programación regular en Cuba.

Propiedad de la Cuban Telephone Co.1–luego CMC- de Norteamérica; que entre otras estrategias culturales desde febrero de 1932, replica la práctica de importantes estaciones de EE.UU., de emitir  diariamente –cada quince minutos- conciertos de música de disimiles géneros y formatos alternando la cubana y la de ese país.
Durante los años treinta del siglo XX, varias plantas radiofónicas, radicadas en las azoteas de importantes hoteles que organizaban espectáculos artísticos y concursos, transmitían en tiempo real teniendo in situ a espectadores huéspedes y oyentes. Esto devino valor agregado para esos eventos.

La relevante participación del Hotel Plaza habanero2 en nuestra cultura y radiofonía no solo se debe a haber acogido dos plantas sino en la riqueza de sus proyectos. Ejemplos:
1930 – La Habana, emisora CMK, 730 Khertz, potencia: 5 Kw.3 Propiedad de la Compañía Nacional de Radio. Entre sus accionistas estaban Bolívar, Geana y Roca, los gerentes del hotel.4

El 16 de noviembre de 1930 la Revista Bohemia comentaba la presentación habitual en ella de la compositora y pianista Ernestina Lecuona,5 quien acompañaba a intérpretes vocales de gran valía como Carmen Burguett, Nena Planas, Hortensia Coalla, Maruja González, María Fantoli, y Miguel de Grandy.

Desde marzo de 1931 se transmitió La hora Bohemia6-precursora de las revistas radiales de temática variada, con musicales fundamentalmente cubanos- inaugura El teatro sintético del aire, a cargo de la compañía del actor, escritor y director de teatro Francisco Barral López;7 que recorría las emisoras capitalinas con sus monólogos, comedias y dramas.

Desde el 7 de febrero de  1932, se emite Escuela de verano.8 La hora radio escolar,  dirigida por  Osvaldo Valdés de la Paz, los miércoles entre 8 y 9 de la noche, donde confluyen artistas e intelectuales como Los Hermanos Lago9 con sus canciones y guitarras.
 
Emisoras CMK y CMHL:10 Entre el 2 de octubre de 1932 y el 29 de enero de 1933 emiten El concurso de La hora Carteles, dirigido por José Trinidad Zamora, con el objetivo de estimular la creación de canciones típicas. Su cifra inicial de 40 participantes se duplica en sus 60 sesiones emitidas los lunes, miércoles, viernes y domingo, entre 8 y 9 de la noche, donde defienden canciones cubanas e iberoamericanas en las siguientes categorías: Compositores no ejecutores- entre los cinco estaba Moisés Simmons, Sindo Garay y su hijo Guarione, quienes también aparecían como trovadores-; ejecutores y trovadores no compositores
La revista Carteles publica un cupón11 que los oyentes remiten a la emisora para dar a conocer la canción que consideran más popular. La sección de radio de El Diario de la Marina  publica cada día el programa, el orden de aparición, los títulos y los grupos instrumentales acompañantes.  

La emisora vendía las localidades: palco de seis sillas: $3.00, lunetas: $0.60 y  butacas: $O.40. Todos equivalentes a pesos cubanos. Todos los afiliados tienen derecho a asistir los cuatro sábados del mes, encontrar un delicioso ambiente artístico, selecto concierto y lugar verdaderamente agradable. 
   
El 19 de marzo, en el Teatro La Comedia, la función de gala presenta a los ganadores, Sánchez de Fuentes diserta sobre la canción hispanoamericana y un cuadro selecto, dirigido por el primer actor Guillermo de Mancha,12 escenifica una comedia.   

Desde el 2 de diciembre de 1932 la emisora funda la Cooperativa Radio Felensterio, donde participa la mayoría de los profesores de la Sociedad Filarmónica13 con Amadeo Roldan al frente, se agrupan en sextetos de cuerdas, quintetos, cuartetos de cámara y dos tríos, que entre 5 y 6 de la tarde y hacen música frente al micrófono. Además de temas instrumentales, acompañan a solistas nacionales y foráneos como Margarita Montero de Inclán, Casimiro Zertucha, José J. González, Antonio Caballero, Pedro López y Alberto Roldán.    

El espectáculo devino programa radial orientado a diversos públicos: huéspedes, abonados y oyentes en general. Los residentes en La Habana y abonados de otras provincias escribían a la emisora solicitando invitaciones. La emisora garantizaba la calidad técnica de sus emisiones y su labor fue calificada como encomiable.   

Las publicaciones impresas habaneras desplegaron una intensa campaña y hasta invitaron a los poseedores de equipos radiales a solicitar por vía postal su ingreso a la sociedad, previo abono mensual de $0.50. Sus estrategias tuvieron impacto nacional e internacional por la circulación de las revistas como Carteles y Bohemia –y de nuestras emisoras- en esos mercados.

Radio Popular Cubana CMCD en el Hotel Palace
Desde enero de 1937, el publicista Félix O Shea la arrienda y extiende sus emisiones hasta 17 horas diarias, continuando sus aportes y primacías culturales:  
 Entre enero y julio de 1937 estrena la versión habanera de Las aventuras de Chan Li Po, de Félix B.Caignet, entre lunes y sábado a las 8 de la noche; en contraposición a su ignorada transmisión original en Santiago de Cuba de 1933, desencadena el primer fenómeno comunicativo de la Industria Cultural nacional.

O Shea, como inversor-productor de La serpiente roja -versión audiovisual de uno de los episodios de esta serie radial- logra que el estreno habanero de este primer largometraje del cine sonoro cubano coincida con la difusión de estas aventuras por su emisora capitalina.  

En el momento climático de su difusión, su protagonista Aníbal de Mar y el autor se apartan de la emisora que les dio la fama nacional-internacional y marcharon a EE.UU y a Argentina donde difunden estos episodios.

La revancha de O Shea provoca una ruptura en las prácticas comerciales-comunicativas de  nuestra radiodifusión: al culminar Las aventuras de Chan Li Po estrena -en similar horario y planta- Las aventuras de Rudy Rood, el detective gallego creado por el español Castor Vispo, radicado en la Isla, donde se ridiculizan el detective chino Chan Li Po, a Caignet, su argumento, personajes e intérpretes.

La planta pervive hasta 1947 -mucho después de fallecer O Shea- cuando la adquiere Gaspar Pumarejo Such, quien la convierte en Unión Radio, cuya empresa fundará la primera televisora cubana, Union Radio TV, en octubre de 1950.

1932. Hotel Plaza. Emisora CMBT
Propiedad de importantes gestores teatrales como Regino López, Federico Villoch – el del Alhambra-, Helio Medel y Mario Sorondo.14 Comienza operaciones en enero y se inaugura oficialmente el 14 de febrero  de 1932. Proyectaban extenderla a todo el territorio nacional y parte de EE.UU, sus géneros y formatos teatrales.

Además emite:  
* La hora Sorondo: con frecuencia diaria, donde Rafael Chávez, caracteriza al  popular negrito y Federico Piñeiro interpreta a su famoso gallego del teatro  Martí.
*La cantante Cristina Perea -habitual de sus conciertos-compite en el concurso de estaciones radiales de toda América, para elegir la más bella cantante del aire.
*Regino López, popular actor, transmite La hora Regino.

El Hotel Plaza, cuyo entorno  lo colman edificios, espacios públicos e instituciones culturales históricas, también pertenece al patrimonio de la radio, la cultura y la nación cubanas.
Los hipervínculos de la hotelería cubana también impactaron a la televisión comercial cubana. Pero ya esa es otra historia.

Notas y referencias:
1  Clausurada en 1934, cuando Antonio Guiteras Holmes, Secretario de Estado,  nacionaliza esta compañía.
2  Con 109 años de fundado, radica en la intersección de las calles Zulueta y Neptuno,  frente al Parque Central habanero. Anfitrión de numerosos artistas foráneos.
3  El 17 de mayo de 1930 la revista Bohemia, en página completa, pregunta: ¿Tiene usted radio?, Sintonice la CMK del Hotel Plaza, la mejor de Cuba. Entonces se afirmaba que era la única que se escuchaba en toda la nación.  Un concurso celebrado en sus inicios, fue reportado su audición  por la frecuencia  de onda larga desde San Sebastián (España).
4 Director técnico: Enrique J. Crucet. Administrador: Manuel Simmons –hermano de Moisés, el afamado compositor-.  
5  Designada por la  emisora y la Asociación de cantantes – presidida por Dorita O’Seill- como acompañante oficial en sus audiciones y conciertos.
6  La alianza impresa-electrónica potencia una sinergia comercial-comunicativa que propulsa a variados actores sociales y brinda ganancias múltiples a todos en finanzas, audiencias, anunciantes e imagen pública. Desde el 18 de mayo de 1931, Bohemia expresa la conveniencia de anunciarse sin costo adicional por ese espacio radial.
7 Hermano mayor de Germinal -Don Galaor-, famoso periodista de la farándula habanera y guionista radial, y de Mario, publicista, actor, locutor, dramaturgo, guionista-director de programas radiales-televisivos. Escritor y director de las cinco primeras telenovelas episódicas latinas difundidas en  Canal 6, desde octubre de 1952.  
8  Donde participaron Carlos M. de Céspedes- Hijo del Padre de la Patria., Claudio Conde- propietario de Los Manantiales La Cotorra- y los cantantes mexicanos Caridad Suárez y Alfonso Ortiz Tirado.
9 Entonces integrado por dos hermanos hombres y una mujer.
10  Planta del Hotel San Carlos, Cienfuegos.
11  Se enviaron cupones de toda Cuba, EE.UU., República Dominicana, Puerto Rico, El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Panamá, Colombia y Venezuela.
12  La escenificación se dividió en dos partes: una en el estudio de la CMK – con todos los equipos- y la otra en el teatro donde un grupo de actores simulaba escuchar la transmisión radial.
13  Donde brilló Luis A. Baralt Sacherie –jurisconsulto, artista e intelectual de gran prestigio en el teatro nacional, escritor, profesor del Instituto pre universitario de La Habana. En agosto de 1933 devino Sub Secretario de Estado y, posteriormente, por un corto periodo, Secretario de Educación Pública.
14  El administrador de la empresa López –Villoch realizaba similares funciones en esta emisora y el  Dr. Emilio Perera era el Jefe de planta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − uno =

| Newsphere por AF themes.