envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Los musicales en la radio y la televisión (1950 – 1959) Parte II

Benny Moré, el más destacado en la radio y el disco desde 1952

A la memoria de Manuel Villar Fernández, historiador de la música en la radio y la televisión cubanas, Premio Nacional de Radio, mi maestro durante 20 años
en Memorias de Radio Rebelde.

Se han emitido criterios diversos  sobre el momento exacto en que Benny Moré regresa a la patria luego de su gira triunfal en México y otros países. Pude comprobar inobjetablemente que fue en 1952 cuando Mariano Mercerón, al saber del regreso de Benny, fue a buscarlo a La Habana para incluirlo en su batería de cantantes y actuar en la Cadena Oriental de Radio.

El Benny en la Cadena Oriental de Radio con Mercerón
Las noticias de que el cantante Benny Moré está en Santiago de Cuba desde principios de 1952 llega pronto a La Habana. Se le escucha en la jazz band de Mariano Mercerón en un programa patrocinado por Bacardí en la Cadena Oriental de Radio.

Si en México le llamaban El Príncipe del Mambo, en la tierra caliente, a partir del éxito descomunal con “Bonito y Sabroso” y “Ensalada de Mambo”, comienzan a llamarlo el Bárbaro del Mambo.

Los primeros en La Habana en darse cuenta del suceso artístico sensacional que estaba ocurriendo son los disqueros Jesús Gorís, en su Templo de los Discos  (San Rafael 557) y Carlos Fusté en su discoteca (Amistad 208). Se estaban disparando los singles de Benny.

Llamaba la atención el caso de “Mata Siguaraya”, versión que parecía imposible de igualar después que Celia Cruz con la Sonora Matancera lo había  dado a conocer. Eliseo Valdés, el homólogo de Mariano Rivera Conde en Cuba, corre en mayo para dar continuidad a la trayectoria discográfica de Benny Moré en la RCA – Víctor y aprovecha la coincidencia de que Mercerón estaba escriturado también en la Víctor. Ya para el 27 de mayo graban los primeros cuatro fonogramas en los estudios de la CMQ.

La RHC Cadena Azul pasa a ser la Cadena Azul de Cuba SA
No pocas biografías de Benny Moré afirman que su debut en La Habana se debió al empresario Amado Trinidad Velasco, quien lo contrató para su emisora RHC Cadena Azul.

Esto es imposible: cuando Benny actúa en La Habana la emisora mencionada ya había cambiado de razón social y Amado había perdido sus dos radioemisoras. Desde los primeros días del mes de abril se observa un movimiento raro en la RHC – Cadena Azul.

Los artistas y empleados piensan que Amado está enfermo, no se le ve; pero además hay caras nuevas en las  oficinas de la dirección. Se sienta  en la silla de El Guajiro de Ranchuelo,  un alto funcionario de la Columbia Broadcasting Sistem (CBS); Mr. Edmund A. Chester. Le escoltaban otros norteamericanos y un oficial batistiano de civil. Garantizaba seis meses de haber a quienes solicitaran la renuncia; e invitaba como asesores a Benn H. Jacobsen, del departamento de talentos de la Metro Goldwyn Mayer, y Claurence Alexander, de la Du Mont y la National Broadcasting Company (NBC).

No sin ambigüedades y misterios, en mayo informan  a la prensa la constitución desde el 24 de abril de una empresa con capital cubano – norteamericano, ahora dueña de las propiedades del “Palacio de la Radio”, en Prado y Cárcel.

La CMCY, llamada hasta entonces Radio Habana Cuba (RHC) – Cadena Azul, pasaba a denominarse:
Cadena Azul de Cuba S.A. Y la CMW, Radio Habana Cuba (RHC) – Cadena Roja, adoptaba el nombre de Radio Reporter, un proyecto eminentemente periodístico y de alabanza al régimen de facto. Cuando descorrían de nuevo el telón, ya Chester se había esfumado y aparecía en el otrora despacho de Amado Trinidad, Mr. Ben Marden, antiguo gerente del Sans Souci y empresario de los salones de juegos y cabarets en Las Vegas. Nombran para el importante cargo de Jefe de Publicidad a Francisco (Paquito) Gutiérrez, como Pumarejo un disidente del Circuito de la CMQ.

El programa Batanga, de Bebo Valdés, presenta a El Bárbaro del Ritmo
Mientras la música y el nombre de Benny Moré crecían en popularidad, principalmente asociado al mambo, se anunció la presentación del nuevo ritmo batanga. Su creador era el excelente pianista y compositor Ramón Emilio Valdés Amaro, conocido como Bebo Valdés.

Desde hacía tiempo preparaba todo un sugerente repertorio con la participación de otros compositores. Además, seleccionó a 22 integrantes, con músicos de alto nivel, compañeros suyos procedentes en su mayoría de la jazz band de Armando Romeu González en Tropicana, más dos cantantes: Ezequiel Cárdenas y Francisco (El Indio) Cruz.

Aunque en Santiago de Cuba a Benny Moré le habían llamado El Bárbaro del Mambo, Paquito Gutiérrez desestimó encasillarlo en el mambo o el batanga. Sugirió un título artístico homónimo a una guaracha en el repertorio del lajero. Se le escucharía patéticamente al carismático presentador y hombre del medio Ibrahim Urbino. Rápidamente la frase prende y corre como fuego sobre pólvora. Había nacido El Bárbaro del Ritmo.

Benny Moré estaba demostrando ser excelente en el mambo y en cualquier otro ritmo cubano por la ductilidad de su voz. Su intervención dio un vuelco muy favorable.

Sorpresivamente, los resultados del survey del 11 al 26 de agosto no le acreditaron ni dos puntos al programa Batanga, el de mejores pronósticos en la Cadena Azul de Cuba, S.A. Los “entendidos”, sin mayor análisis que los números, lo dieron por fracasado. “Por lo visto –dijeron– no prendió en el público o se estrelló contra el que tenía enfrente: Cascabeles Candado.

Lo que no explicaban era por qué a partir de la incorporación de Benny Moré al Batanga, diariamente se saturaba el amplio teatro – estudio “Miguel Gabriel” con capacidad para 1200 espectadores. Todos los días se aglomeraban en la puerta de Prado y Cárcel alrededor de 2 mil admiradores del Benny. La policía intervino en más de una ocasión para mantener el orden. La encuesta se aplicó en los días cuando el Benny se encontraba actuando junto a Bebo Valdés y aquella fabulosa élite de virtuosos músicos. Es decir, el survey o no fue correctamente aplicado o hubo una evidente manipulación de sus resultados.

El Show del Mediodía, El Álbum Phillips, El Bar Melódico y Afrocán
La primera presentación de Benny Moré por televisión fue en el Show del mediodía de CMQ – TV. Desde su regreso a La Habana estaba interesado en actuar por televisión pero se lo impedía el contrato de exclusividad.

Paquito Gutiérrez le había dicho que la empresa tendría su Cadena Azul – TV con plantas filiales repetidoras en todo el país y él sería la estrella. No parecía muy cercana la materialización de aquel sueño y en una mañana de agosto el Benny fue al edificio de Radio Centro donde se encontró con Miguel Matamoros. Lo presentó al animador del programa, Germán Pinelli, y este a su vez al director Amaury Pérez. Cumplió sus sueños pero aún sin un contrato.

El Álbum Phillips fue el gran musical de CMQ – TV. Tenía un corte lírico pero muy popular dirigido por los maestros Adolfo Guzmán y Rafael Somavilla. Los conductores eran Miguel Ángel Martín y Manolo Fernández, quien era además cantante. Aquí se presentaron valiosas figuras de la cancionística cubana incluyendo a Esther Borja, Alba Marina, Panchito Naya y otros.

El Bar Melódico de Osvaldo Farrés fue uno de los programas radiales con versión televisiva. De las cenizas de RHC Cadena Azul este espacio era rescatado por el Canal 4 y tendría una alta teleaudiencia no solo por la buena selección de invitados sino por la magnífica dirección y conducción del compositor Osvaldo Farrés Vázquez.

El domingo 20 de abril salió al aire el programa Afrocán. Se especializaba  en aspectos culturales cubanos de origen africano. La dirección musical estaba a cargo del maestro Félix Guerrero y lo artístico atendido por Robertico Rodríguez Neyra (Rodney), quien en 1952 se iniciaba en Tropicana.

Se presentaron emblemáticas personalidades en esta línea, especialmente Celia Cruz, Coralia de Céspedes y Merceditas Valdés. Sin embargo el espacio tuvo adversarios a contrapelo de la crítica. Originalmente comenzó en el horario del domingo a las 8 y 30 de la noche, luego se transfirió a los sábados y finalmente, en el mes de junio, con una alta teleaudiencia, desapareció súbitamente sin explicaciones

Fuentes:
Bartolomé Barguez, Carlos: La música en la radio y la televisión. (Obra inédita)
Los musicales en la Radio y la Televisión 1951 – 1960. (Libro inédito).
Oscar Cárdenas Montes: Benny Moré, genio de la música cubana. (Libro en preparación).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − 3 =

| Newsphere por AF themes.