envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La Aragón en la radio y la televisión: un acontecimiento cultural

La historia de la emblemática orquesta puede encontrarse en una multimedia elaborada por Ediciones Cubarte

La Aragón en la radio y la televisión

Acerca de la Aragón no existen todas las publicaciones que merece la orquesta, la falta de cuidado en otros tiempos, por parte de los periodistas, investigadores, musicólogos, editores, hombres de la cultura, es lamentable.

Incluso, tienen culpa los propios integrantes y directivos de la orquesta que no se ocuparon convenientemente de propiciar, proponer y gestionar un estudio historiográfico de esta insigne agrupación.

Esto es extensivo con todas las agrupaciones de la música cubana. Nadie mejor que los propios integrantes para contar y proteger la historia de lo que realizaron durante tantos años.

La leyenda, la novela y la mística de la Aragón es inconmensurable, casi imposible de lograr, son 76 años de mitos, de aventuras, de avatares.

Solamente la vida de José Olmo (Pepe Olmo (sin s), el “Chino Maravilloso”, es una verdadera película, una biografía digna de contarse y leerse. Fue la gran figura, el ídolo de multitudes de su tiempo, por su prestancia física (mulato chino ligado con indio), un verdadero exotismo tropical. Además, la voz más dulce de Cuba, según declaraciones del propio compañero de canto, Felo Bacallao, y el director Rafael Lay Apesteguía.

Aunque se dice que en la Aragón no había estrella, que la estrella era la orquesta, el trabajo de equipo, eso es incierto. La orquesta estaba compuesta de estrellas, que, aunque no eran académicos en los instrumentos, lograron con los años una “maestría” bastante difícil de superar, ni incluso con los músicos de alta calificación y alta escuela de hoy.

La gracia de los instrumentistas de la Aragón conforma un ensamble inusual. A ello hay que añadir (como en los equipos de béisbol) que poseía un director de excelencia, sin capitán no hay triunfo posible. También contaba con un genio –según propias palabras de Rafael Lay Apesteguía– como Richard Egües, flautista estrella, orquestador único y compositor fabuloso.

A ello hay que añadir las voces del coro más querido de la música cubana. No debemos olvidar esa primera etapa cuando la voz magnífica de Fernando Álvarez apareció en algunas grabaciones que, para mí, son las mejores de la Aragón.

Como casi siempre sucede, la primera etapa triunfal de una agrupación musical, es la primera etapa. La etapa de juventud, de arranque y hasta de arrebato, que le da a la creación ese toque magnífico, utilizando una tesis de Alejo Carpentier.

En los tiempos en que la Aragón era la reina del cha cha chá (década de 1950), los niños y jóvenes empleábamos, para imitarla, una lata de galletas de soda (como paila), cajas de madera de tabaco (como tumbadora), el pico cortado de una botella de cerveza, con un papel de china en la boca para sonarla como una flauta. Ahí estaba la Aragón de la calle.

Todo el mundo quería ser músico o cantante de la orquesta, recuerdo que cuando Rafael Lay comenzaba a sonar su violín, al instante acudían todos los integrantes al escenario. De repente aparecía, muy apurado, don Pepe Olmo, con los hombros caídos, pero derecho como una vela, con su traje elegantón. Momento en que acudíamos los admiradores a estrecharle la mano. Era como un triunfo para todos nosotros.

Andando los años, fui la única persona que logró entrevistarlo dos veces en su chocita del barrio arrabalero del Canal, en el Cerro.

Me dijo: “En la Aragón todo estaba bien hecho, por eso siempre me mantuve en ella. El secreto de la orquesta fue: La mitad Rafael Lay en la dirección, con el apoyo del administrador (representante) el pailero Orestes Varona, la flauta mágica de Richard Egües y las voces. Ahí está el secreto de la Aragón, lo puedes publicar”.

Una merecida multimedia
A fines de 2015, Ediciones Cubarte presentó en el Hotel Nacional una multimedia dedicada a la orquesta Aragón, la charanga más famosa en el mundo. Cubarte es el Centro de Informática de la Cultura y está trabajando duramente en materiales de enorme utilidad.

La multimedia fue elaborada por una profesora de Cienfuegos llamada Lenna Jacomino. Se trata de un trabajo de maestría y doctorado con mucho rigor, atendido por el maestro Eduardo Torres Cuevas, director de la Biblioteca Nacional José Martí. Resulta muy alentador que hombres grandes de la cultura cubana como Torres Cuevas dediquen parte de su trabajo a empresas culturales populares.

En suma, la multimedia contiene la gran historia una orquesta emblemática, que traspasa la cifra de más de siete décadas y estuvo en la cima de la era más gloriosa de la música cubana, la etapa de oro del mambo, el cha cha chá y el son.

La historia de la Aragón se cuenta en distintas etapas, hay segmentos dedicados a los integrantes, a las fotos, a las grabaciones en Radio Progreso –una de sus casas– y en estudios de grabaciones de CMQ para la RCA Víctor, giras internacionales, videos o kinescopios realizados por la televisión. No olvidemos que la Aragón levanta vuelo en el gran momento de la radio y la televisión cubana (década de 1950).

Esto es un trabajo verdaderamente gigantesco, porque se trata de una orquesta que deja una obra descomunal de alrededor de mil grabaciones, sin contar las que no se grabaron o comercializaron.

Esta edición especial fue dedicada a una orquesta nacida en 1939, reina del cha cha chá y la única que posee una cancionística que va desde Ernesto Lecuona, Moisés Simons, Agustín Lara, Rafael Hernández, Roberto Cantoral, Tite Curet Alonso, Portillo de la Luz, José Antonio Méndez, Félix Reina, Joseíto Fernández, Piloto y Vera, Alfredo Brito, Rosendo Rosell, Ramón Cabrera, Rosendo Ruiz Quevedo, Félix Chapottín, Enrique Bonne, Marcelino Guerra, José Antonio Fajardo, Guty Cárdenas. Richard Egües, Rafael Lay Apesteguía y muchos más.

Felicidades a los realizadores de esta multimedia de Cubarte. Todos recibieron, de manos del Ministro de Cultura, Julián Pérez, banderas cubanas, el mejor regalo que se puede ofrecer en nombre de la identidad nacional.

Nos alegra también que, en la presentación de la multimedia, donde tocó la Aragón, bailara el Ministro de Cultura, como una muestra de aceptación y afirmación cultural hacia el centro de la cultura cubana: el baile popular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + doce =

| Newsphere por AF themes.