envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La capital musical se mira desde Radio Cadena Habana

Mirador de La Habana, la revista informativo – cultural de Radio Cadena Habana (CMCH) celebra este mes su sexto aniversario

No es el único espacio informativo de Radio Cadena Habana, pero para muchos oyentes y trabajadores de la emisora, Mirador de La Habana es, sin dudas, la revista informativa por excelencia de la emisora de la música cubana.

Con un diseño abarcador y la estructura dinámica que aborda diferentes secciones, la propuesta del programa es netamente cultural y prevé el uso más amplio de los diferentes géneros periodísticos. Proyecta la música como protagonista, a pesar de que no discrimina ninguna otra manifestación artística. Sale al aire de lunes a viernes a las doce y media del mediodía.

Según Yeline Osorio, joven directora del espacio, Mirador de La Habana pretende ser una revista informativo – cultural inclusiva para todos los músicos de la capital. Ha entrevistado a artistas de renombre y otros que se están dando a conocer en el mundo cultural del país.

“Es difícil lograr un balance entre los distintos géneros periodísticos y lograr, al mismo tiempo, que el oyente se identifique con nosotros como el  programa o la revista informativa de Radio Cadena Habana. Nuestro público es merecedor de algo bueno y está ávido de conocimiento e información. Ofrecerles veracidad e inmediatez es un verdadero reto”, resalta Osorio.

Mirador de La Habana trata siempre de poner como protagonistas a los propios músicos, con el propósito de que sean ellos mismos los partícipes de la información que brindan, y les den participación a los oyentes. De esta forma buscan establecer una retroalimentación válida y necesaria.

Los artistas asumen su promoción y también dan a conocer sus últimos proyectos musicales o peñas habituales.  

Para Mariángel Valenzuela, locutora del programa, Radio Cadena Habana posee la particularidad de ser una emisora especializada en música cubana; y Mirador de La Habana tiene la responsabilidad de ser una revista informativa, lo cual le ha aportado a la profesional de la palabra una experiencia enriquecedora desde el punto de vista laboral.

“Es mucha la responsabilidad. No es lo mismo hacer un programa musical que una revista informativa donde tienes que manejar la veracidad, el ritmo y la posibilidad de entrevistar a artistas. Aquí vienen muchos amigos y te sientes más comprometido”, precisa la locutora.

Su compañero de cabina, el joven locutor Abel Rodríguez, asegura que Mirador de La Habana es su primer trabajo en espacios informativos, lo que considera un gran desafío.

“No obstante, yo trabajo muy cómodo con este colectivo y me siento identificado con el programa porque amo las tradiciones culturales de mi país. Sin embargo, reconozco que hacer un programa informativo obliga a estar actualizado, independientemente de que para ser locutor hay que estar bien preparado.

“Es muy importante tener en cuenta que hay que hablar con responsabilidad cuando uno está al frente de un micrófono. Mirador de La Habana me ha dado esa posibilidad, y eso es algo que agradezco mucho”, señala el locutor.

El equipo de realización del programa aspira a aumentar los niveles de audiencia y que la emisora pase a tener un alcance nacional a corto o mediano plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =

| Newsphere por AF themes.