envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La locución es mostrarte tal cual eres

Consideraciones de Mauricio Lomonte, locutor y presentador de  radio y televisión

“Siempre he pensado que la locución, además de ser una especialidad importante para el oyente o el televidente, también constituye un arte como la actuación. Digo esto, porque una noticia o comentario, bien pronunciado llega enseguida al que lo escucha o ve”.

Mauricio Lomonte, aunque joven, ha sabido escoger un camino que lo ha llevado a ser una de las voces preferidas por los públicos.

Accedió a la entrevista para En Vivo después de muchos intentos para conseguir su consentimiento, como en las telenovelas.

Confesó que aprendió a leer desde muy pequeño, entonces también jugaba a ser locutor, sin saber lo que hacía, pues siempre tuvo muy buena dicción. Sin embargo, no participaba en los matutinos de la escuela porque era y es aún muy tímido.

Su abuela, que lo crió desde muy pequeño, le contó un día que su madre se había presentado en una ocasión a las pruebas de locución y las aprobó. Por otro lado, su padre siempre le dice que él es un locutor frustrado; entonces puede considerarse que a Mauricio Lomonte le corre por las venas la locución.

Tenía solo 17 años cuando el profesional de la locución Tony Reytor, quien trabajaba en la emisora COCO, oyó hablar a Mauricio y le dijo: “Niño, esa voz hay que explotarla”. Así comenzó en dicha emisora como asistente de dirección, aunque sin acercarse a un micrófono.

Matriculó en talleres y cursos de locución a los que nunca faltó. Todo esto ocurría en el 2000, en ese momento debuta en espacios culturales e informativos. Además, trabaja con Marelis Plasencia, haciendo el personaje de Manuel Mendive en una revista de corte cultural, con la ayuda de Nelson Moreno.

Pudo perfeccionar su talento con grandes maestros de la locución como fueron los experimentados Antonio Pera y Ángel Hernández Calderín.

Sustituyó al locutor del programa Música viva, en Radio Rebelde, pero reconoce que al principio de esa experiencia estaba “muy verde”, porque hablaba muy rápido.

Le recomendaron trabajar en Radio Reloj, donde comienza en enero de 2001. Concuerda con muchos colegas al considerar esta emisora como verdadera escuela para la formación de locutores. A sus 18 años, todos le decían que él podía convertirse en un gran locutor, pero que todo dependía de su constancia. Recuerda en tal sentido a dos grandes maestros: Ibrahim Aput y Laureano Céspedes.

Su primer turno en esa emisora informativa fue el de la madrugada: “era un trabajo difícil, pues toda la noticia hay que decirla en un minuto y debe tenerse un buen sentido de la síntesis”. Lo ayudó mucho también en esa etapa Luis Alarcón Santana, que lo mandaba a leer en voz alta y a escuchar mucho Radio Reloj, donde se mantiene actualmente.

Luego de realizar un casting en la televisión, fue seleccionado para ser locutor de la tercera emisión del Noticiero Nacional de Televisión, al mismo tiempo empezó en Close Caption y matricula los Cursos de lengua de señas para sordos e hipoacúsicos.

Además integra el colectivo de Radio Rebelde, específicamente del noticiero Portada Rebelde. En televisión pudimos verlo en la revista Buenos días y en espacios especializados, noticiarios. Pone habitualmente su voz al programa Cartelera, así como también en los materiales audiovisuales que procesa el Departamento de doblaje de la TV.

Ha sido presentador de festivales nacionales como el Concurso de música campesina “Eduardo Saborit” y ha puesto su voz en distintos spots comerciales y otros materiales de Cuba y el exterior.

En la actualidad Lomonte labora en el Canal Habana y en el Noticiero de la ANSOC, que transmite de lunes a viernes Cubavisión.

También dentro de la programación habitual destaca la conducción en De la Gran Escena desde el 2014. Desde el 2011 conduce el programa SOS Planeta, que transmite Radio Taíno, la FM de Cuba.

Para Mauricio Lomonte, la locución es “mostrarte tal cual eres, saber llegar a quien te escucha y, sobre todo, hay que ser humilde y sencillo y ser receptivo, dar lo mejor de ti y llegar a tu público”.

A sus 36 años, este locutor goza de la preferencia del público radio oyente y televidente, por su modestia y profesionalidad. Se siente realizado con cuanto ha hecho y hace. Afirma sonriente que aún tiene otras metas que alcanzar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + 16 =

| Newsphere por AF themes.