envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

TV: ¿en la vida cotidiana?

Acercamiento a relatos y visualidades que potencian las relaciones comunicativas

El audiovisual y la velocidad de la información instauran experiencias nuevas en el hogar, donde coinciden personas de diferentes edades, gustos, intereses, motivaciones. En ocasiones, ven de corrido capítulos de telenovelas que descargaron por internet o pasan de mano en mano el celular para mostrar a los actores preferidos.

Polémicos temas y estéticas circulan por corrientes subterráneas e imponen desafíos a la comunicación en los complejos ámbitos de la educación, la cultura y la sociedad.

Mediante diferentes estilos cinematográficos se cuentan historias y enlazan experiencias que lideran como formas básicas en la pantalla televisual.

Teniendo en cuenta este panorama debe recordarse la narrativa del medio más influyente en las mayorías. Según Martín-Barbero: “ver televisión es hablar, es comentar, es comer, es jugar y todo a la vez; en cambio, el cine en la sala es como el tiempo sagrado: todo el mundo en silencio, primeros planos, estamos ante lo sagrado, seducidos y abandonados: no podemos dejar de mirar. Distinto es con la televisión, por eso la gran mentira que se repite es: la tv atrapa a la gente y la emboba. En realidad, ni la atrapa ni la emboba, se inserta en la vida cotidiana”.

Lo que se dice, lo que se muestra en la televisión, legitima expresiones al uso, modas, posturas éticas. Por eso, además de velar por el trazado de prioridades y el reclamo de jerarquías culturales, hay que producir con eficiencia, privilegiando valores, medios expresivos capaces de dialogar con los públicos, expuestos constantemente a la banalidad entronizada en productos de fácil degustación.

El televidente no está aislado de procesos que influyen en sus juicios finales. La TV, como mediación cultural, reproduce sentidos sociales, propone otros mundos posibles, los públicos esperan que los ayuden a comprender las esencias de las cosas y cuando los símbolos se utilizan de manera creativa existe la posibilidad de estimular en las personas la capacidad de pensar.

De acuerdo con el ensayista Abel Prieto, ministro de cultura: “Esta guerra de símbolos, esta guerra cultural, de valores e ideas, tenemos que ganarla dentro del individuo, en su tejido espiritual y moral, en su intelecto, en su comprensión cabal de quién es, dónde habita y qué aspira para su país y para la humanidad”.

En nuestra televisión, de carácter público, la cultura debe formar parte de todos los contenidos y géneros, no siempre desde intenciones explícitamente didácticas, cada puesta demanda su distinción simbólica, expresividad propia. Como todo discurso, el icónico propone asociaciones que la TV cubana aprovecha en beneficio de la diferenciación estética individual.

Algunos programas, entre ellos Cineflash (Canal Educativo 2, viernes, 7:30 p.m.), son eclécticos respecto al balance de memoria y contemporaneidad. El antes mencionado coloca en la pantalla cortos clásicos, de jóvenes estudiantes y egresados de la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual del ISA y de la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños.

Un complemento indispensable para entender las tendencias en el arte fílmico son las publicaciones teóricas. En opinión de Mercy Ruíz, directora de ediciones ICAIC: “el libro, como el cine, es arte e industria, por lo tanto, exige explorar los valores culturales que enriquecen el intelecto”.

Precisa: “los productos comunicativos son signos complejos, en ellos cada elemento tiene prominencia en la construcción del texto y de la visualidad realizados intencionalmente tanto en la escritura como en la filmografía”.

Desde la perspectiva actoral lo analiza Enrique Molina: “Para que nuestro trabajo sea creíble, resulta esencial un buen guion, asimilar los diálogos, los planteamientos del director, la gestualidad requerida por cada personaje. Para todo creador, ser parte de la vida cotidiana de las personas constituye un desafío”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 + 15 =

| Newsphere por AF themes.