envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Memorias al descubierto

El texto ¡¿Si te contara…?! (Off the record), del periodista Antonio Resíllez, forma parte de las novedades presentadas por la Editorial En Vivo durante la 29 Feria Internacional del Libro

Memorias al descubierto

Aunque nuestro país ha sido pródigo en buenos comunicadores en diversos medios de difusión, no abundan, por otro lado, los textos donde se haga reflejo y recuento del ejercicio de la profesión. Esa mezcla de enseñanza y evocación capital, el simple hecho de plasmar las vivencias de una existencia de trabajo periodístico, recibe ahora un buen impulso con el texto ¡¿Si te contara…?! (Off the record) del periodista Antonio Resíllez.

La Editorial En vivo ofrece una segunda edición ampliada de las memorias de este profesional de nuestros predios informativos. Aunque no es para nada un desconocido a los ojos de nuestro público, no huelga destacar un par de apuntes sobre la vida del autor. Antonio Resíllez es Licenciado en Periodismo y Ciencias Sociales y tiene una larga trayectoria, tanto en la prensa y la radio como en la pantalla televisiva. Además de su vinculación al Noticiero Nacional de Televisión (NTV) y de participar en la fundación de Tele Rebelde en Santiago de Cuba, ha ejercido diversas responsabilidades de dirección en diversos medios. El pueblo cubano de seguro todavía recuerda el espacio Agenda Abierta y sus habituales comentarios sobre temas nacionales en las emisiones del NTV.
Sobre este libro, también hay acotaciones que procede añadir. Por ejemplo, el título quizás resulte un tanto misterioso o indescifrable para los lectores no avezados en el léxico de la comunicación. Off the record, que significa algo así como fuera de los registros, es una frase habitual en la jerga productiva del periodismo, sea en medios radiales, televisivos o escritos. Cuando un entrevistado, especialista o persona equis decide revelar algo a un periodista, pero con la exigencia de que no sea publicado sino que sea solo para información y consumo del profesional, en el gremio se usa entonces la categoría off the record. En este caso, el título obedece a que gran parte de las historias aquí narradas permanecieron inéditas, hasta que al fin aparecen publicadas.

Se trata de un libro ameno, que deja ver a las claras el temperamento inquieto y sensible de su autor. Aunque es innegable el tono autobiográfico del recorrido, pues el eje principal de los sucesos narrados es el propio devenir del escritor, el texto fluye con sabrosa agilidad. Las mil y una anécdotas de estas páginas, algunas en predios del puro recuerdo, otras dolorosas, de aprendizaje y las más muy simpáticas, se relatan siempre revestidas del encanto de ese universo que enfrenta un periodista a la hora de asumir sus labores. Un enorme entramado que, por lo general, no cabe luego en los breves espacios con los que se cuenta para redactar una información o un comentario.

Para decirlo en palabras de su autor, se trata de eso que “usted no vio o no conoció; lo que estuvo detrás de la noticia; venturas y desventuras que por lo general no informamos en la actividad cotidiana, pues a los periodistas suelen pasarnos sorpresas que son poco comunes en el ejercicio de otras profesiones y oficios”. Esos detalles, sabores, sucesos, memorias, ahora han sido la materia prima que emplea Resíllez para esta edición ampliada del libro.

El viaje a través de varias décadas de labor comienza con sus experiencias primigenias como corresponsal en plena Campaña de Alfabetización. Luego vendrán los estudios, los agitados años sesenta, y el inicio de los deberes profesionales. Destacan en esta etapa la cobertura y búsqueda de información en los más complicados escenarios, como montañas, ciclones, barcos en alta mar y hasta intervenciones quirúrgicas, con sus consecuentes experiencias. Más tarde, narra su paso por diferentes espacios informativos, como los noticieros televisivos y en la radio, donde, a pesar de desempeñar responsabilidades como dirigente, nunca abandonó el trabajo periodístico directo. Las vivencias de su presencia en diversos países y la relación con importantes personalidades cubanas y foráneas; la labor en Perú como diplomático “a la carrera”, según el decir de Raúl Roa; más los avatares en la realización de los espacios Agenda Abierta y los comentarios del NTV redondean estas páginas, que prometen una agradable lectura.

Solo resta la invitación al público compartir con el autor estos secretos ahora al descubierto. Las pantallas de papel de ¡¿Si te contara…?! esperan por ser abiertas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + veinte =

| Newsphere por AF themes.