envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Noticiero Nacional de Televisión: experiencia y vigencia

Con cuánta facilidad es posible escribir, incluso decir que han transcurrido ya 60 años desde la salida al aire del más importante espacio informativo televisivo del país

Tan indispensable para los cubanos como un sorbo de café recién colado y con tanto arraigo entre nosotros como el son: así es el Noticiero Nacional de Televisión, que este segundo día de noviembre llega a su sexagésimo aniversario.

Con cuánta facilidad es posible escribir, leer e incluso decir en alta voz que han transcurrido ya 60 años desde la salida al aire del más importante espacio informativo televisivo de nuestro país, a partir de la unificación del Noticiero Revolución del Canal Dos y el Noticiero CMQ-TV.

Haber alcanzado eso que solemos llamar tercera edad ha requerido del talento, la consagración, la profesionalidad, el esfuerzo y la creatividad de varias generaciones de periodistas, locutores, realizadores, técnicos y directivos.

Esos hombres y mujeres que a través del tiempo han edificado la credibilidad y el prestigio de una propuesta noticiosa que se renueva a sí misma, para hacer del NTV mucho más que una alternativa en esta cibernética época, sino la confiable fuente a la cual siempre es preciso recurrir.

«Eso lo dijo el Noticiero», es la frase que desde mi infancia escuché decir a mis mayores, para con solo cinco palabras refrendar -como solo sabe hacerlo la sencilla gente de pueblo- la inobjetable veracidad de cada información, comentario o reportaje transmitido.

Y como yo también he traspasado los umbrales de la tercera edad -incluso un poco más allá que el NTV- tuve el privilegio de ver muy tempranamente en la pequeña pantalla ciertos rostros fundacionales del Noticiero Nacional de Televisión: los de Manolo Ortega y Antonio Pera, por solo citar dos nombres inolvidables y emblemáticos de la locución cubana.

Muchos otros rostros, nombres masculinos y femeninos han transitado por ese espacio en el desempeño de diversas funciones profesionales durante estas seis décadas, en las que el NTV ha acompañado día tras día -y muchas veces en las más difíciles circunstancias- el coraje, la laboriosidad, los éxitos, los reveses, los peligros, las alegrías, las penas y las glorias de nuestro pueblo dentro y fuera de las fronteras de la patria.

Porque 60 años son apenas un soplo de tiempo en la historia de la humanidad, pero significan muchísimo en el devenir histórico de esta tierra, tal como ha sido reflejado tan sistemática como rigurosamente en el Noticiero Nacional de Televisión, desde su primera transmisión en 1961 hasta este desafiante 2021.

Llegue entonces el reconocimiento de Cuba y los cubanos a todos quienes al paso de los años han hecho posible con su entrega que el NTV arribe a la tercera edad con la experiencia que da vivir intensamente y con la vigencia que aporta saberse renovar continuamente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − trece =

| Newsphere por AF themes.