envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Radio Progreso: emisora con una importante programación dramática

Valoran Carmen Laura Marín y Enrique Írsula, asesora y director de programas, respectivamente

Radio Progreso, La onda de la alegría, posee en su parrilla variados programas, tanto musicales como humorísticos y dramatizados, que al pasar de los años han gozado de la preferencia del público oyente.


Precisamente sobre aspectos de la programación dramatizada de la popular emisora, un equipo de En Vivo conversó con Carmen Laura Marín y Enrique Írsula, asesora y director de la programación dramática de Radio Progreso, respectivamente.

El primer tema del diálogo se refiere a la importancia del trabajo en equipo, además del sentido y cumplimiento de las responsabilidades profesionales.

Carmen Laura Marín, asesora de dramatizados en Radio Progreso desde hace más de dos décadas, asegura que le fascina su profesión, tanto así que nos confiesa que cuando disfruta de las vacaciones se lleva a donde vaya guiones para estudiarlos.

Además de asesorar novelas y radio-teatros, forma parte del equipo de realización de un programa auspiciado por la Central de Trabajadores de Cuba  que se titula Desde el centro. Este espacio está dedicado a promover los planteamientos de los trabajadores.

Según plantea la avezada especialista, que asesora la mayoría de los dramatizados de Progreso, las radionovelas siguen conquistando elevados índices de audiencia y gusto, sobre todo en las provincias del interior del país, porque en Cuba se mantiene la tradición de escuchar radionovelas.

Entre los espacios dramatizados con mayor cantidad de seguidores Marín destaca La novela de las dos y Tu novela de amor, asesorados por ella.

Nos cuenta que en 1990 hizo un recorrido por toda la Isla y cuando llegó a Santiago de Cuba fue al poblado del Caney. Allí se sorprendió porque todo el mundo la conocía de escuchar su nombre por Radio Progreso.

Subió a un poblado en plena Sierra maestra, conocido por “Mata yegua”, un lugar donde aun tienen radios de baterías pero que no se pierden un programa. Las personas fueron corriendo la voz que allí estaba Carmen Laura Marín y todo el mundo quiso conocerla.

De las novelas que más satisfacciones le han reportado recuerda especialmente “El oscuro espejo de los días felices”, con más de 30 años pero que han retrasmitido a lo largo del tiempo.

Afirma que ser asesora la hace feliz profesionalmente, pues concibe su labor como una diversión y un disfrute enriquecedor; esto lo aprendió con Abelardo Rodríguez, su mentor inicial, y con Juan Manuel González Ramos, la voz del inmortal programa musical Nocturno.

Se siente realizada, sobre todo cuando se reúne con los directores y autores, porque entre todos aportan mucho a las obras dramatizadas radiales. Obtuvo un premio como asesora de la obra “Perdóname conciencia”.

Calidad y entrega: por una radio mejor
Enrique Írsula, actual director de dramatizados en Radio Progreso, subraya que lo esencial en el logro de una radio mejor consiste en trabajar sobre todo a partir del talento y la vocación artística.

En su carrera agradece a Radio Progreso cuanto ha logrado, pues reconoce que el laboreo constante en esa emisora le ha permitido vincularse al arte radial auténtico. Destaca que la emisora es parte de su familia. Se siente realizado con lo hecho, pero asegura que siempre falta algo más.

“A este trabajo hay que entregarle parte de tu vida para lograr calidad en lo que haces”, subraya este apasionado realizador.

Su historia es muy interesante, comenzó a formarse dentro del medio radial desde muy joven, en su natal Santiago de Cuba, primero como actor y después deviniendo en escritor y director en la emisora CMKC, dentro del cuadro dramático.

En el 2014 viene para La Habana y comienza a trabajar en Radio Progreso como actor. Conoce a Héctor Pérez Ramírez, excelente director que le dio la oportunidad de dirigir algunas obras. El profesor enfermó y no pudo seguir trabajando, durante su convalecencia pidió que le dieran todos sus programas a Enrique; este los asumió con un poco de temor.

Dirigió primero el programa La gran aventura de la humanidad y luego Así se forjó la Patria. Esas fueron, dice, “su prueba de fuego”.

Ahora también trabaja en Radio Arte simultaneando con Radio Progreso. Por sus resultados ha recibido varios reconocimientos: Gran Premio Caracol de la UNEAC por la dirección de “Perdóname conciencia” y el Premio Internacional otorgado por la Caribbean Broadcasting Unión (CBU) por la misma obra.

Tal como aseveran todas las personas laboran sin descanso por su amor hacia  este medio, Héctor Pérez Ramírez insiste en que “la radio es magia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 − 3 =

| Newsphere por AF themes.