envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Un símbolo imperecedero

En programas de radio y televisuales se rindió homenaje al Comandante Ernesto Che Guevara de la Serna a propósito del aniversario 53 de su asesinato en Bolivia

¿Qué nos dice en el siglo XX el médico guerrillero solidario reconocido por los valores humanistas, éticos, profundamente revolucionarios? ¿Cómo está presente en la sociedad cubana? ¿Se conocen de manera suficiente su legado y valiosas indagaciones sobre economía, apuntes filosóficos, diversas problemáticas sociopolíticas?

Estas, entre otras interrogantes, fueron compartidas en programas de radio y televisión para rendir homenaje al Guerrillero Heroico poco estudiado o no tanto como lo merece. Desde diferentes puntos de vista y acercamientos se recordó la labor del Che en la dirección del Ministerio de Industria donde planteó principios fundamentales que mantienen vigente. Uno de ellos valora la calidad como un derecho del pueblo. El otro hace énfasis en la necesidad de superación permanente y la recalificación de quienes laboran en la base y los más altos niveles de dirección.

La asunción de la responsabilidad ciudadana lideró en el pensamiento del Che. Así lo constataron sus discursos y reflexiones transmitidos en el espacio La pupila asombrada (Cubavisión, jueves, 10:00 p.m.). El legendario combatiente que también fue ensayista, aunque no se consideraba un intelectual estudió problemáticas complejas y las peculiaridades del socialismo en nuestro país.

En el programa Juventud 2000 (Radio Progreso, de lunes a domingo, 8:00 a.m.-12:00 m.) varios expertos de diferentes disciplinas destacaron que la dialéctica entre enseñar y aprender fue para el Che una experiencia esencial de vida. De esto dieron fe diarios, correspondencias, artículos, relatos, estudios teóricos, la solidez conceptual de su obra. Altruista, valiente, fue el hombre de honda fe en la justicia social y el hombre nuevo. Sin duda, hay que estudiarlo con detenimiento.

Como ha reconocido la doctora Graziella Pogolotti: “Aprendida la lección de neoliberalismo, la América Latina ofrece una plataforma para la resistencia requerida de una revitalización del pensamiento, de una izquierda siempre enferma de fragmentación. En esa circunstancia, la voz del Che formula un llamado de alarma. Pensar es tan urgente como hacer para no repetir errores, para no forjar falsas ilusiones, para evitar la improvisación y no elaborar una táctica al margen de un pensamiento estratégico. Volvamos al Che. Aceptemos el desafío de convertir en práctica el ejercicio de un pensamiento creador”.

En su breve existencia consagrada al combate guerrillero él dejó huellas imperecederas. Decía que todo revolucionario está movido por grandes sentimientos de amor. Su sobrevida se alimenta con la poética de quienes convirtieron en verso la desolada noticia de su muerte. El Che vuelve una y otra vez en La era está pariendo un corazón, la primera de las canciones que le dedicó el trovador Silvio Rodríguez. Más tarde nacieron otras de su autoría: “Fusil contra fusil”, “América, te hablo de Ernesto”, “Hombre”.

Palabras, músicas, imágenes, confluyen al sentir plena la dimensión de un hombre para quien la idea del internacionalismo como acto supremo de solidaridad y expresión máxima de la condición humana es un nexo con los pueblos del mundo y se ha hecho más fuerte en tiempos de covid-19 mediante la labor de los médicos y los especialistas de la salud en países de varios continentes.

El querido Che es un hombre sin muerte de larga permanencia en las ideas y las almas de los pueblos para todos los tiempos.

Desde la dirección del Ministerio de Industria el Che planteó principios vigentes en la sociedad cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − 13 =

| Newsphere por AF themes.