envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Vispo y el humorismo

El artista español Castor Vispo aportó su talento a la radio cubana en el pasado siglo
Cástor Vispo

Cástor Vispo

Castor Vispo fue uno de los tantos artistas españoles que en el pasado siglo,  nutrieron con su talento a la radio cubana. Con 18 años deja su Coruña y se reúne en La Habana con unos familiares.

Su tránsito por la administración del periódico El Universal y las oficinas de un almacén lo marcan. En su tiempo libre escribe. Cuando Sergio Carbó funda La semana, Vispo envía unos versos que nunca  publicarán pero que le abren las puertas de su redacción, escenario donde nacerán historias y personajes luego esparcidos por todo el país, hasta que el gobierno de Gerardo Machado clausura la publicación.

Desde abril de 1934, en Madrid, Vispo, Santiago “Chamaco” Suárez  Longoriai1, Francisco Vergara Sobrino y Fernández del Riesgo replican la publicación homónima que finalmente será atacada por la policía. De retorno a Cuba, labora en Avance, en Fragua y en El enemigo público número uno.

A mediados de 1937, Gonzalo Palacios, Marcelo Agudo y Félix O’Shea estrenan en el espacio 30 minutos en las mallas del misterio, de las ocho de la noche, en la habanera CMK. La primera versión habanera de Las aventuras de Chan Li Po, de Caignet, nadie pudo pronosticar entonces que el sonido de aquel gong desataría un monumental suceso mediático.2

Las contradicciones entre el autor y la planta produjeron una práctica insólita: A Castor Vispo le encomiendan escribir una serie para caricaturizar a su autor y su obra. Al culminar la emisión de los episodios del detective asiático, se estrena en la misma planta, espacio y horario.

La serie de Vispo se titula Las aventuras de Rudersindo Rodríguez. En ellas se narran las peripecias de un singular detective nacido en Santa Marta de Ortigueira (Galicia, España), que inmediatamente capta las audiencias de nuestra vasta comunidad ibérica:3 “Me llamo Rudersindo Rodríguez, pero es un nombre largo y no suena a detective,  por eso me llamo Rudy Rod”.

En esa fecha las creaciones de Vispo se califican como: “pletóricas en situaciones cómicas que revelaban una gracia particular para reflejar la actualidad política o el misterio de la trama”.

Manuel Millares Vázquez, 4 comentarista de la actualidad española en el periódico Pueblo planteó: “Es un gallego que triunfa y no precisamente por su capacidad de resistencia para enfrentar privaciones sino por obra y gracia de su talento deductivo, que le conduce siempre a descubrir la verdad, cuando todo se pone al lado de la mentira”.

Al respecto abunda el famoso José Sánchez Arcilla: “No todos los días surge un personaje tan simpático y tan nuestro en el espacio. Además, sus aventuras constituyen una sátira ingeniosa y están cuajadas de observaciones y comentarios de actualidad. Su frase sacra “Me gostó,  me gostó” en boca del pueblo, es la prueba más elocuente de que Rudy Rod ha entrado en el reino del Cielo, que en este caso es el favor del público”.5

Caricaturistas como Vergara, Roseñada, Ángelo, Silvio y Hernández Cárdenas (Her Car) -compañeros de Vispo en las publicaciones impresas- convirtieron al detective gallego en   el centro de sus creaciones.

El 29 de agosto de 1938, en el semanario humorístico Zig zag, propiedad de José Miguel Roseñada, Francisco Vergara6, Silvio Fontanille y Carlos Robreño, incluye entre sus redactores a Mario Kuchilán, Miguel de Marcos, Santamarina y Vispo.

En abril de 1940,  RHC, Cadena Azul transmite Pepe el cortao, serie humorística con frecuencia diaria. La sátira arremete esta vez contra Las aventuras de Pepe Cortés, de Aramís del Real,7 por haberse pasado  a CMQ,

En 1941 Castor Vispo sigue escribiendo para la revista Carteles, que publica, entre otros artículos: “Luces de los repartos” (24 de agosto) y “Fábulas modernas” (28 de septiembre).

Ese año, RHC, Cadena Azul estrena el humorístico La tremenda corte, uno de los títulos más famosos de la radio comercial cubana,8 donde Vispo  muestra otra manera de recrear la tipología esencial del bufo cubano: el gallego, el negrito y la mulata.

Sus primeros intérpretes fueron: Leopoldo Fernández como Trespatines, juez (Aníbal de Mar  (el mismo de Chan Li Po y Rudy Rod),  Mario Barral López en el secretario y Mimi Cal como Nananina. A ellos se sumaron Adolfo Otero, Julito Díaz, Velia Martínez y Amada Alonso.

Pocos recuerdan que aunque este proyecto circuló después por diversos soportes mediáticos y escenarios culturales, durante sus primeros once días estuvo a punto de suspenderse definitivamente:
La historia era la “odisea humorística de un negrito pícaro que amanecía todos los días en la corte correccional”, y aunque Trespatines se metamorfoseaba constantemente  buscando sus esencias, no lograba el impacto deseado.

Tuvo formato episódico hasta que la consulta al público reveló la mayoritaria preferencia por un caso distinto en cada emisión. Ese fue su verdadero nacimiento.

Las ventajas de la simultaneidad de la emisión radiofónica con su representación en las tablas, lo lleva al teatro El  Principal de la Comedia –donde se mantenía mucho después de su estreno en estudios– y a los espectáculos que los domingos se hacían en provincias,  apoyados por un coro femenino (Trespatines Girls) y el patrocinio de sus anunciantes radiales.

Como corto cinematográfico semanal de diez minutos tuvo la dirección  del cubano Manuel Alonso y el guion de Vispo. Tras su exhibición en los cines, se multiplicó en la radio, la televisión, el teatro y el cine cubano-regional.

En 1944 apareció Hitler soy yo, largometraje con guion de Vispo y dirección de Alonso. Se consideraba entonces una de las mejores producciones cubanas. Su estreno tuvo lugar en el  habanero cine Fausto.

Intérpretes: Adolfo Otero, Julito Díaz, Minin Bujones, Aníbal de Mar; Jesús Alvariño, Mario Barral, Rosendo Rosell, Rolando Leyva, Marujita Sánchez, María Monteroso, Rafael Ayala, Antonio Valladares, Rolando Ochoa,  José Aparicio, Luis Acosta, Ramón Bardales, Manuel Senra, René Escobar y José Amat.

En marzo de 1948, Castor Vispo y Roseñada eran los directores del semanario Zig zag. Por esa época, RHC, Cadena Azul estrena El barón del calzoncillo encantado, con argumento y personaje creado años atrás por este autor en las rotativas impresas. Su versión radial fue protagonizada por Maritza Rosales y el catalán Ricardo Palmerola.9

Entre otras creaciones humorísticas de Castor Vispo se recuerdan:
1948. RHC, Cadena Azul. Diario (10:00 p.m.) Tiburcio Santamaría, el vigilante poeta de la novena estación de policía,10 que protagonizó Agustín Campos en la radio y en el teatro y La verdad desnuda.

Por esto y más,  la obra de Castor Vispo, pertenece a nuestro patrimonio radial.

Como curiosidad histórica,  compartimos con ustedes, el comentario publicado en julio de  1937 por Don Galaor en Bohemia:
“Rudy Rod, el gran detective gallego. Radiodifusión 0’Shea descubridor de las más populares figuras del radio presenta todas las noches, puesto en el plano de actualidad por el ingenio formidable de Castor Vispo. Como ven Uds., una vez más, el misterioso personaje del radio, que intriga al público es detective y también ha sido descubierto por Radiodifusión O’Shea, a quien debe el público en lo que va de año, la presentación de los mejores valores artísticos del micrófono y la creación de los personajes más populares.

“Asociada a la CMK estará siempre Chan Li Po, que despertó en el público la más entusiasta acogida y a cuyo favor ante el ataque inexplicable de cierta publicidad, se registró el homenaje de simpatía más formidable que se recuerde entre nos.

“Muchacho humilde y modesto, Aníbal había vivido una verdadera odisea de emisora en emisora, ofreciendo su misterioso personaje de detective. Marcelo Agudo y O’Shea fueron los únicos que adivinaron la novedad que podía ofrecer a la audiencia la voz de Chan  y lo trajeron convirtiéndose en atracción cuando iniciaron sus actividades al frente de CMK.

“Gonzalo Palacio hizo la presentación y Agudo y O’Shea lo oyeron. Después, el público lo sabe, a las 8:00 p.m. todos esperaban impacientes el guión. Siete meses de éxito llevaron la figura del detective a la pantalla cuyo argumento fue el disparate más grande que ha sido registrado en la historia del cine.

“Y cuando nuevos argumentos se abrieron para la voz exótica del detective y abandona el micrófono que lo comenzara, fue precisamente el autor de aquel desventurado argumento quien lanzó a los cuatro vientos la acusación de que en la CMK les explotaba. Aníbal  no lo dijo nunca porque es un hombre justo y correcto y sabe que allí ganó los sueldos más altos que ha ganado en nuestro mundo radiofónico, sin contar desde luego a Imperio Argentina y el hijo de Enrique Caruso.

“Pero yo invito a que se me señale en un artículo quien con un contrato por tiempo indefinido haya alcanzado la respetable cantidad de $400 mensuales en una emisora cubana.

“A ello se debe la creación de este nuevo personaje que está haciendo las delicias del público, Rudy Rod nació en la imaginación de O’Shea y adquirió forma y carácter en situaciones cómicas y el humor con que trabaja la actualidad política o el misterio que los envuelve.

“En estos episodios se ofrece al oyente una dualidad ambiental que ejerce en una oyente una continuada reacción de la entrega a la risa. Del temor a la carcajada. Gracias a su creador no es un detective a quien hay que contárselo todo. Su dinámica está en coincidencia con el ingenio formidable de Castor Vispo; el escritor humorístico más ocupado de la época. (…) En sus series episódicas no se sabe que admirar más. De ahí el éxito”.

Notas y referencias:
Periodista cubano. Fundador de las publicaciones Multicolor y La risa, en México, y de Confeti, en La Habana.
2 Siete meses después, uno de sus relatos devino nuestro primer filme sonoro.
3 Esencialmente, defiende lo hispano, una de las raíces más sólidas de nuestra cultura.
4 Periodista español radicado en Cuba.
5 Bohemia, 24 de octubre de 1937.
6 Dibujante y caricaturista de El Mundo.
7 Estrenada en otra provincia en los años treinta, por el actual dueño de esa cadena radial.
8 Nadie sabe lo que va a resultar un éxito en la radio. Chan Li Po, el hit más sonado de la radio, fue propuesto por Caignet a varias emisoras sin éxito, hasta que se escenificó en CMK con los resultados conocidos. Ahora se asegura volverá a oírse por RHC. Otro éxito radial, La tremenda corte, de Vispo, en sus inicios fue retirada del aire por sus patrocinadores. Luego fue un triunfo clamoroso. (Bohemia, 18 de enero de 1948).
9 Debuta como actor en Radio Barcelona. Después de RHC, Cadena Azul, en Puerto Rico, actuó intensamente en radio y televisión.
10 La Asociación de Anunciantes de Cuba realizaba un survey cada dos meses en La Habana, Regla, Guanabacoa y Marianao (La gran Habana) y en todo el país, una vez al año.
Del 5 al 18 de marzo 1948: 66.823 visitas –anterior entre 11 y 31 de Enero-
Antes            Ahora
13.- Tiburcio Santamaría                             13.10            10.34
14.- Lnblanca                                               9.42            10.11
15.- Chicharito y Sopeira                             11.24            10.11
El 16 de mayo de 1948, sondeos realizados en Santiago de Cuba por  Gravi arrojan: Programas más oídos: Pototo y Filomeno (26.08 %) y Tiburcio Santamaría (20.23%) (Revista Bohemia, marzo de 1948).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 9 =

| Newsphere por AF themes.