vie. May 29th, 2020

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

“La aceptación del público ha crecido paulatinamente”


Destaca Glenda Contreras, coordinadora de la Redacción Variada de Radio Cadena Habana

Lograr una mejor calidad en la parrilla de programación y atraer la mayor cantidad posible de oyentes jóvenes constituyen retos fundamentales de Radio Cadena Habana (CMCH), luego de cinco años de haber rescatado el perfil tradicional musical que caracterizó a esta emisora desde su creación en 1940.

En declaraciones a esta publicación, Glenda Contreras, coordinadora de la Redacción Variada de ese medio capitalino, señaló que desde el 2011 la emisora ha pretendido insertar de manera eficiente una programación musical que se ajuste cómodamente a la política de un perfil que define otra vez a CMCH como la emisora de la música cubana.

“Queremos lograr nuestras metas a través del rescate de los géneros musicales cubanos, y para ello tenemos en cuenta las investigaciones y los reportes de sintonía que nos llegan.

“La mayoría de nuestros programas tienen un número determinado de oyentes que nos transmiten sus criterios y sugerencias. Luego, a partir de ahí, es posible proponer nuevos proyectos”, destacó.

A pesar del éxito relativo del último quinquenio, Contreras señaló que el colectivo de la emisora no está completamente satisfecho y se mantiene a la expectativa de lo novedoso y de las peticiones del público.

“Hay variedad de programas, pero también insatisfacciones. No obstante, tratamos de hacer las cosas de la mejor manera posible. Falta por concretarse un proyecto de crítica que nos vendría muy bien. Pero lograr el engranaje entre las partes involucradas en la realización de un programa es muy difícil. También está pendiente la creación de un espacio de participación, lo cual constituye una de las exigencias de los oyentes”, resaltó la especialista.

Para la coordinadora de la Redacción Variada, un aspecto que ha demorado o impedido la concreción de nuevas ideas es la situación constructiva del inmueble donde se encuentra la emisora, en 15 y J, en el Vedado.

“La materia prima de nuestro producto final son los artistas; pero es muy difícil reunirlos si nosotros nos encontramos trabajando de forma dispersa, en estudios que no son nuestros. A pesar de eso, los directores, realizadores y locutores constituyen un equipo bastante estable en CMCH. Rara vez emigran a otras emisoras. Echar raíces aquí es una tradición. Yo me formé acá como locutora en el 2001 y me quedé”, subrayó Contreras.

La especialista añadió que la aceptación popular de la programación ha tenido una evolución favorable desde el 2011, a pesar de que la emisora ha tenido que enfrentar la competencia de los medios capitalinos y nacionales, con parrillas reconocidas y legitimadas por el público.

Por otra parte, señaló que las investigaciones han demostrado que la audiencia juvenil no es alta y, por tanto, se están enfocando en atraer a ese público con propuestas interesantes y creativas.

“El programa 7:30 Juventud lleva muchos años en el aire. Comenzó en 1978,  aún se mantiene, y posee prácticamente un club de fans. Quizás nos esté fallando la programación infantil, con el propósito de captar a esos niños que serán los jóvenes de mañana”, concluyó Contreras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos