sáb. Ene 18th, 2020

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Más niños y jóvenes cubanos vinculados con la radio y la TV


Una de las proyecciones de la programación infanto-juvenil en 2019

Lograr una mayor identificación y participación de la niñez y la juventud cubanas en la programación radial y televisiva dirigida a estos segmentos de públicos sobresalió como uno de los objetivos principales de la radio y la TV cubanas a lo largo de 2019.

 

A ello se refirió Onelio Castillo Corderí, director de la Radio Cubana, al presentar el informe del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt) en una de las comisiones de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el 17 de diciembre, durante la primera reunión ordinaria de la IX legislatura.

El documento expuesto a la Comisión de Atención a la Juventud, la Niñez y la Igualdad de Derechos de la Mujer, al decir de Alfonso Noya, presidente del Icrt, responde a una serie de reclamos planteados por los diputados acerca de la programación destinada al sector infanto-juvenil.

En tal sentido, el informe expone que luego del análisis de los contenidos y proyecciones de espacios infantiles y juveniles, debe incrementarse la eficacia de los productos comunicativos para dichos públicos. Derivado de lo anterior tuvieron lugar acciones de capacitación a los recursos humanos que intervienen en el proceso creativo.

También recibe prioridad la inclusión en la agenda editorial de los intereses y perspectivas de niños y jóvenes, la ampliación paulatina de su participación como protagonistas de los programas elaborados para ellos, así como la actualización del diseño y los propósitos de propuestas como el concurso de música infantil Cantándole al Sol.

Corderí apuntó que actualmente existen en la radio 189 programas destinados al público infantil, 32 a los adolescentes y 138 a los jóvenes, mientras que la televisión transmite 50 para niños y 35 para el público juvenil. Entre ellos resaltan las producciones de los telecentros y radios locales, pues logran una mayor identificación de los públicos y, de esta manera, el aumento en la participación y niveles de audiencias.

«Se trata de convertir cada propuesta en un hecho cultural aportador, capaz de trascender por su contribución a la formación de niños, adolescentes y jóvenes desde el conocimiento y el fortalecimiento de la identidad nacional», subrayó Castillo Corderí.  

Entre los principales logros de 2018, el directivo mencionó el éxito en el verano de la segunda temporada de La Colmena TV, además de nuevas entregas de los espacios Una calle mil caminos, La Liga Juvenil de la Neurona Intranquila y la emisión radial Sorpresa.

Como debilidades, reconoció la persistencia de propuestas carentes de atractivo comunicacional, el desaprovechamiento de las potencialidades de las nuevas tecnologías y la ausencia del espacio de Aventuras en la televisión, debido a carencias materiales.

El director de la Radio Cubana culminó refiriéndose a las proyecciones futuras, como la superación integral de los profesionales del sector, la conquista de nuevos talentos creativos en aras de garantizar la calidad de las propuestas, la incorporación de niños, adolescentes y jóvenes a los programas, así como el fomento de productos dirigidos al público de siete a nueve años.

En uno de los mensajes publicados ese día en su cuenta de Twitter, Alfonso Noya se refirió al análisis, en la Comisión de Atención a la Juventud, la Niñez y la Igualdad de Derechos de la Mujer, sobre las investigaciones sociales para estudiar los públicos de manera selectiva, en función de conocer sus necesidades relativas a la programación radial y televisiva.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos