mié. Abr 8th, 2020

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Un Encuentro de buen gusto en el Canal de todos


Cubavisión dedicó un espacio a promocionar a jóvenes egresados de la enseñanza artística en Cuba

La música de concierto regresó este verano a la pantalla de Cubavisión con el programa Encuentro, que muestra el quehacer de jóvenes talentos egresados de la notable enseñanza artística cubana, muchos de ellos laureados en importantes certámenes dentro y fuera de la Isla.

Bajo la dirección de Ana Bencomo y el asesoramiento de notables especialista como Jorge Luis Pacheco, repite  un colectivo que ha priorizado el valor estético de cada propuesta artística.

Con variaciones importantes en el trabajo escenográfico y la ambientación, reinó en las emisiones un clima de  buen  gusto que no debiera faltar en cada propuesta televisiva, amén del género que muestre.

Aun cuando a la conducción está a cargo de conocedores del tema, en ocasiones le falta la fluidez que exige un asunto tal vez ajeno a parte del público que disfruta el programa. No obstante, los presentadores lograron informar con detalle cada propuesta de los invitados.

La danza quedó por debajo de la propuesta musical, no en calidad sino literalmente en aparición, lo cual se explica en tanto el fuerte del programa es la música. Para próximas entregas puede considerarse que la danza, con su capacidad de no ser meramente complemento sino protagonista per se, podría influir en agilizar a veces el  ritmo en ocasiones lento del programa.

Ciertamente Encuentro se muestra como un espacio importante para la promoción de  valores; rostros que muchas veces hacen su primera aparición televisiva y dan razones suficientes para tenerse en cuenta en otros proyectos por la calidad y variedad de su trabajo.

Como propuesta de verano en el Canal de todos, Encuentro promete seguir creciendo; el potencial para ello, afortunadamente, está aguardando esa oportunidad. El reto es inmenso pues se trata de entretener con un alto grado de selección, y en tal sentido resulta necesario que el público igualmente crezca junto a una propuesta televisiva que se muestre inteligente y osada.

La cimiente está, solo se trata de recordar  que para sumar afectos es necesario entregarlos con una justa medida que privilegie el imprescindible entretenimiento que exige un canal como Cubavisión, que amén de la mirada especializada, aspira a que realmente se comporte como el Canal de todos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos