vie. Sep 25th, 2020

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Zeny Lara, 37 razones para permanecer en Radio Ciudad de La Habana

Entrevista con la asesora de programas, responsable del Departamento Informativo, reportera y subdirectora de la emisora
Zenaida Lara

Zenaida Lara


Sobradas razones han acompañado a Zenaida Isabel Lara González durante los 37 años que ha dedicado a la emisora Radio Ciudad de La Habana (RCH), estación que recién celebró 42 años de fundada. “Le he dedicado a Ciudad la mitad de mi vida por muchísimas razones, con alguna que otra contingencia ha sido un colectivo magnífico, en sentido general y en todas las etapas.

“Pocos colectivos tienen la suerte de que los que llegan nuevos, más que adaptarse se incorporan a su quehacer y a la manera de ser que nos identifica, donde nos respetamos y, a la vez, somos grandes amigos. En esta emisora nos llevamos bien, y esas son las razones que me han hecho permanecer aquí”, comentó Zeny Lara a esta publicación.

“Hemos visto crecer a los hijos de nuestros compañeros y a los propios. En Radio Ciudad las diferencias generacionales se borran y los más jóvenes dialogan con los más experimentados, sin reservas. Todos compartimos la misma reunión, intercambiamos profesionalmente, conocemos los problemas de los demás y siempre buscamos la manera de ayudarnos, y esas son cosas difíciles de encontrar en otros colectivos radiales.

“En ese sentido, me atrevo a decir que en este equipo de trabajo hemos actuado siempre como una verdadera familia, desde el punto de vista profesional, sentimental y espiritual”, enfatizó.

Sobre los momentos de contingencia que ha atravesado el país y el acompañamiento informativo de La emisora joven de la capital a los públicos interesados en informarse acerca de la COVID-19 la periodista comentó: “Vivimos tiempos de contingencia en el país, y ahí siempre ha estado RCH acompañando a la Revolución. Los difíciles años del Período Especial (década del 90 del pasado siglo) exigieron mucho de nosotros como personas y profesionales, la escasez de transporte obligó a gran número de compañeros a viajar en bicicleta, por lo que llegaban agotados a la emisora, pero cuando se sentaban ante el micrófono transmitían mensajes de optimismo, confianza, alegría y disposición.

“Vinieron también los tiempos del reclamo del niño Elián González, secuestrado en los Estados Unidos, y allí estábamos los trabajadores de esta emisora. Además, hemos sido voceros del sentir del pueblo ante acciones imperialistas contra nuestro país o contra otras naciones, y ahí ha estado nuestro quehacer.

“Lo más reciente en materia de contingencia ha sido la batalla que libramos todos contra la COVID-19, momento en el que nuestras voces se han multiplicado en los mensajes de las autoridades del Ministerio de Salud Pública. Pero no solo en tiempos difíciles estamos presentes, también en las fiestas, en los carnavales y en todas las celebraciones de la capital cubana está este colectivo.

“Recuerdo que hubo un programa que hacíamos desde una fiesta pública y en el que nos integrábamos todos los trabajadores. Su título era Mi ciudad baila, también realizábamos controles remotos en lugares diferentes, y así logramos un vínculo total con la capital”.

Mucho aprendió Zeny desde su arribo a RCH, enseñanzas que recuerda con agrado: “Desde mi llegada viví momentos en los que participé desde la creación del libreto, junto al director y el guionista, otros de participar en la grabación del programa. También aprendí a manejar los equipos de aquella época, a dirigir programas en casos de necesidad y a guiar a los grabadores. En sentido general, ha sido una experiencia hermosa.

“Todo eso me ha demostrado que este es un medio ideal, se siente en todo el ambiente que se crea en un dramatizado, en un musical, e incluso en un informativo, en sus propuestas se logra una complicidad con los oyentes. Por ese amor y esa disposición con que nos entregamos a nuestro trabajo es que nos identifican los oyentes y reconocen lo que hacemos”, asegura la destacada radialista.

Asesora de programas, responsable del Departamento Informativo, subdirectora de RCH y desde hace dos décadas reportera, ese ha sido el itinerario de la periodista entrevistada. A la interrogante relacionada con lo que le ha aportado el trabajo en esta emisora desde el punto de vista personal, Lara contestó: “Primero una superación constante, porque es una exigencia del medio para poder desarrollar bien nuestra labor. He tenido la posibilidad de establecer amistad con excelentes personas y he logrado dominar, en alguna medida, las nuevas tecnologías”.

Luego le preguntamos sobre el cumplimiento de los objetivos de RCH en materia de semejanza con la capital cubana y sus habitantes. “Creo que en cada momento nos hemos ido pareciendo a los tiempos que ha vivido La Habana. Durante finales de los años 80 y principio de los 90 fuimos la más escuchada de las emisoras en el país, lo que denota la aceptación del público.

“Aunque los tiempos han cambiado y muchas personas no escuchan radio, eso no impide que nos sintamos identificados con nuestros oyentes y viceversa. No faltan quienes nos reconocen por el metal de la voz, o por el tema que tratamos, y eso también es sinónimo de aceptación del público”.

Teniendo en cuenta sus vivencias, la experimentada profesional se atrevió a augurar un buen futuro para la planta matriz de la radio habanera: “Será un futuro muy bueno, primero porque los que van llegando aportan sus ideas y nuevas miradas, proponen y son parte del fenómeno creativo. Y esa unidad e intercambio constante entre generaciones siempre será de significativo valor. Por eso y por la calidad humana que conforma nuestro colectivo, seguiremos siendo La emisora joven de la capital”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos