envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

A Radio Reloj le he probado mi lealtad

Confiesa la reconocida reportera Ileana González quien labora en esa emisora hace más de 30 años
Ileana González

Ileana González

Cuando la contacté para concertar esta entrevista me preguntó con asombro ¿por qué a mí? Y es que la modestia y la sencillez son dos virtudes que caracterizan a la periodista Ileana González González, quien arriba a 65 años, el venidero 25 de octubre, con la satisfacción del deber cumplido.

No sé si tendrá el don de la ubicuidad, pero siempre parece estar en todos los lugares donde hay una buena noticia. Nunca la he escuchado vanagloriarse por los múltiples lauros  obtenidos a lo largo de su carrera, entre los que se encuentran: el Micrófono y el Sello Aniversario 85 de la Radio Cubana, el Premio Ramal de la Radio “Gisela Bell Heredia” y el Premio del Concurso periodístico “Juan Bacallao”, de Radio Reloj. En 2017 fue merecedora del Reconocimiento al Mérito Periodístico conferido por la Radio Cubana.

“Después de graduarme de Licenciatura en Periodismo en la Universidad de La Habana, en 1977, tuve mi estreno profesional en el periódico Victoria, de la Isla de la Juventud, donde cumplí el servicio social durante casi tres años. Allí sentí por primera vez la rara sensación de ver impreso un amplio reportaje bajo tu crédito, la responsabilidad que asumes ante tantos lectores. Fue una etapa breve, en difíciles condiciones de vida, pero provechosa e inolvidable”, recuerda.

Para la reportera el regreso a la capital se hizo complicado porque escaseaban las plazas en los medios de prensa de La Habana.

“Finalmente, cuajó una gestión: la posible ubicación en Radio Reloj. Con honestidad reconozco que no me gustaba la idea de trabajar en la radio. Siempre preferí la prensa escrita, pero las circunstancias me llevaron al medio radial. Probé en Reloj porque es una emisora sui géneris, diferente a todas, con puntos en común con la prensa escrita. La veo más como una agencia radial de noticias. Allí empecé a finales de diciembre de 1980, cuando la emisora radicaba en el edificio de P y 23. Además de ocupar jefaturas de redacción y de equipos periodísticos, permanecí en la redacción internacional durante 10 años, en turnos rotativos, incluida la madrugada, en el espacio estelar El Matutino”.

Eres una periodista muy reconocida en el sector de la cultura ¿Siempre atendiste los temas del acontecer artístico y literario?

“En la redacción atendía básicamente el acontecer internacional, y como siempre, se incentivó la creatividad periodística, pues también incursioné en la temática cultural. Luego pasé a trabajar en otros espacios: una programación variada los sábados, y la Revista Semanal, de los domingos, ambas con características muy diferentes a los espacios diarios noticiosos. Las características de estos programas, por su amplio espectro, favorecen la incursión en diversos géneros periodísticos, así como el análisis o tratamientos, más a fondo, de determinados temas. He sido reconocida por la calidad de los enfoques utilizados en algunos de mis trabajos”.

¿Qué dificultades entraña el trabajo en Radio Reloj?

–La técnica de redacción es muy especializada. Un minuto de información equivale a 960 caracteres. Ni uno más. Y a eso hay que sumarle otras normas. Por eso es tan difícil ajustarlo. Parece sencillo, pero convido a probar…y comprobar que es complejo.

“Un minuto de Radio Reloj debe tener su dramaturgia, que suene bien al oyente, con un lenguaje sin facilismos, pero comprensible. Y, por supuesto, el redactor tiene que saber dónde está la sustancia de la noticia, lo imprescindible”.

¿Cuánto aportó el periodista Juan Emilio Fríguls Ferrer (La Habana, 1919 – 2007) a tu desarrollo profesional? Actualmente, tu trabajo reporteril se extiende a otros sectores relacionados con la política internacional que atendía el Premio Nacional de Periodismo José Martí, ¿te consideras seguidora de su obra?

En 2007, al fallecer Fríguls, un periodista veterano y querido, me incorporaron al departamento de reporteros, a atender precisamente los sectores en que él era titular: la cultura, las relaciones internacionales y las actividades de primer nivel.

“Soy deudora de sus enseñanzas desde mis inicios en la emisora. Cada consejo suyo era una lección. Fríguls rindió culto al periodismo en una larga ejecutoria y aunque dejó un legado insustituible tratamos, modestamente, de seguir sus pasos”.

¿Qué satisfacciones te ha traído tu labor?

–Por su carácter informativo, con trasmisiones en vivo las 24 horas, Radio Reloj es un medio muy exigente. Quienes trabajen en él deben estar conscientes de que se necesitan periodistas de “perfil ancho”, como se dice ahora, porque deben estar capacitados para cubrir cualquier tipo de noticias, más allá de los sectores habituales, o darle seguimiento desde la redacción a algún conflicto internacional. En 1994 viajé a Panamá y México para la cobertura de los actos de trasmisión presidencial; en el último caso con la presencia del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

“El diarismo de la labor reporteril, en su rutina absorbente para una emisora eminentemente informativa, exige un esfuerzo muy particular. Mucho más si, como en mi caso, debo cubrir todas las instituciones del sistema de la cultura pues no se cuenta con un equipo, a la usanza de otros medios.

“Radio Reloj es sinónimo de síntesis, de servicio permanente a la audiencia, y también de consagración total, sin tener en cuenta horarios, ni días feriados. Toda esa disciplina la he asimilado, la he incorporado desde hace más de 30 años. Desde mi profesión –emocionante y agotadora– he tenido la oportunidad de tomarle el pulso a la vida de Cuba, más allá de su cultura. Y me place trasmitirle sus signos a una amplia audiencia”.

¿Está garantizado el relevo periodístico en Reloj?

–Estos son tiempos de cambios en la sociedad, y por supuesto, en el periodismo, con el influjo vertiginoso de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones. El oficio tiene obligatoriamente que regenerarse. En esta nueva revolución es decisivo el aporte de los jóvenes. Y yo confío en que haya muchos que, como yo, sean conquistados por Radio Reloj y sus infinitas posibilidades.

¿Seguirás en activo muchos años más?

–En cuanto a la jubilación… ¿qué puedo decirte? Por ahora, trato de obviar ese paso. Y aunque sé que todos tenemos una fecha de vencimiento, trato de mantenerme activa mientras me sienta en condiciones. Necesito este ritmo.

¿Qué significó para ti el Reconocimiento al Mérito Periodístico conferido por la Radio Cubana?

–Me gratifica y me honra el Reconocimiento al Mérito Periodístico que recibí el año pasado conferido. Contra viento y marea, a Radio Reloj le he probado mi lealtad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 − 3 =

| Newsphere por AF themes.