envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Al Habla con Ray Cruz

Cada vez se encuentra más cerca la posibilidad de disfrutar de Al Habla con los muertos, título de la nueva entrega televisiva dirigida por Alberto Luberta.

Ray Cruz

Desde que fue anunciada la nueva propuesta humorística para la televisión cubana escrita por Amílcar Salatti y dirigida por Alberto Luberta se ha creado una interesante expectativa en el público televidente. Todo parece indicar que cada vez se encuentra más cerca la posibilidad de disfrutar de Al Habla con los muertos, título de la entrega televisiva.

Las buenas noticas llegaron al saber que sus protagonistas son dos reconocidos actores, que retomarán los mismos roles de la telenovela Latidos compartidos: Miguelito e Indira. Luego, hemos seguido su andar en otras series y actualmente los sábados llegan a la pantalla chica de casa, a través de la revista cinematográfica Pensando en 3D. Por supuesto se trata de Ray Cruz y Yaremis Pérez.

En esta oportunidad —y sabiendo que aún no quieren adelantar mucho de lo vivido— convencimos a Ray Cruz para que nos comente sobre este regreso actoral.

“Cuando me dijeron que los protagonistas de la serie serían los personajes de Miguelito e Indira confieso que me sentí muy nervioso, porque ya eran roles que nos venían acompañando desde hace tiempo y habían funcionado dentro de una historia, donde no eran protagónicos. No obstante, desde entonces el público nos siguió reconociendo en la calle como “los guajiros”, confiesa Cruz.

“De hecho, ahora mismo, cuando comento que se trata de otro proyecto que tiene que ver con los guajiros, la gente los recuerda y eso es buen síntoma. Por tanto, con respecto a eso, estoy bastante tranquilo; es una gran responsabilidad porque nosotros no somos humoristas, y me atrevo a hablar en nombre de los dos, porque en un proyecto como este, funcionamos como una sola persona. Sí estamos muy expectantes, pero igual desde que nos entregamos a este regreso de Miguelito e Indira, también somos extremadamente felices”, reconoce el actor.

¿Cuánto le exigió retomar el personaje de Miguelito en el nuevo contexto?

Siempre he dicho que no soy humorista, soy un actor y si los personajes están bien escritos puedo hacerlos, sobre todo por la manera en que estudio y, conste, que lo hago mucho porque trato de no dejar lagunas visibles en lo que hago y que la propia gente luego las descubra.

En lo personal creo que me venía muy bien cambiar la imagen y un personaje como Miguelito es perfecto para eso. Asumirlo a su vez, en un contexto humorístico, resulta más complicado, sin dudas; pero por suerte tuvimos a Carlos Gonzalvo como director de actores. Él es un excelente profesional y humorista, que asume esa risa inteligente que se aviene con esta serie. Por tanto, hubo un lenguaje común, muy valioso a la hora de asumir el trabajo.

Al habla con los muertos no tiene que ver con las propuestas humorísticas que hoy tenemos en pantalla. Es una serie de situaciones, donde los personajes van creciendo a partir de lo que van viviendo, representa un reto total. Todo está enfocado en Yaremis y en mí. Así que hay que esperar a ver lo que piensa el público. Te repito, estoy feliz, yo tengo una familia a la que he ido enseñando los primeros capítulos y todos están muy contentos con lo que ven (pero bueno es mi familia), la incógnita queda ahí. Hay que ver qué sucede al final.

¿Qué es lo que más le debes a Miguelito? y ¿cómo quisieras fuera que recordado?

 Al personaje de Miguelito le debo mucho porque fue el guajiro que antecedió al profesor Manuel, en la serie Entrega que tanto funcionó. Para mi feliz sorpresa todavía hay gente que al verme me pregunta si soy el actor que interpretó al guajiro de Potrerillo, incluso, recuerdan el poblado. Es un personaje, que además de la próxima serie que protagonizará, quisiera que fuera siempre recordado con cariño por todas las muestras de gratitud que me ha regalado.

Y como ya te dije al inicio, las respuestas no las doy yo como actor, están en manos del televidente. Eso sí, me he esforzado muchísimo y he entregado todo lo más que puedo dar, que es mi esfuerzo, más que mi talento, incluso, en este trabajo.

Se ha realizado en condiciones tremendas, dígase pandemia y se dice todo, por cuanto ello implica. Vale recordar, por ejemplo, mes y medio de pregrabación y mes y medio grabando todos los días, incluso hay otros personajes protagónicos que no grabaron diario. Yo sí. Fue un tiempo sin vida para mi casa, pero bueno, el esfuerzo valió la pena.

Luego de esta experiencia Ray, ¿quisieras repetirla?

Sí me gustaría repetir la experiencia, si se pudiera. Claro, siempre que los guiones estuvieran tan bien escritos como los de Amílcar Salatti con tanto ingenio; si contara con un director de actores como Gonzalvo, a quien ya conocía de otros trabajos, pero nunca en esta faceta de dirección, que nos condujo hacia lo que se quería y eso me hizo muy feliz, al igual que saber que Luberta iba a estar al mando de este trabajo, porque sé cuan exigente es.

Reamente, sin prepotencia alguna, estamos ávidos de ver la recepción del público por quien hemos dispuesto muchas horas de estudio y parafraseando algo ya conocido, mucha entrega.

Son estas las primeras consideraciones del actor Ray Cruz, quien en breve veremos en el rol de Miguelito: “Quiero que el espectador vea a una persona que no soy yo, es más, totalmente diferente”. Bajo esa premisa, veremos cuales peripecias traerá la serie.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 4 =

| Newsphere por AF themes.