envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Bobby Pellegrino: un hombre dedicado al Icrt durante 43 años

Entrevista a Bobby Pellegrino, director de programas recién galardonado con la distinción de Artista de Mérito del Icrt.

Andrés Pelegrino Casanova

Andrés Pelegrino Casanova, conocido por los televidentes como Bobby Pellegrino, ha dedicado 43 años de su vida a trabajar en el Icrt, de ellos 39 en la televisión cubana. Sin embargo, la tv no fue el medio donde dio sus primeros pasos profesionales. Fue a través de la Discoteca Popular de Radio Progreso, dirigida por el maestro Eduardo Rosillo, a quien agradece sus enseñanzas.

En el popular espacio de la Onda de la Alegría estuvo dos años, ya que por cuestiones ajenas a su voluntad tuvo que regresar al sector educacional donde pertenecía.

Una vez de vuelta a los medios de comunicación, laboró en el Departamento de Cuadros a solicitud de su director, Elio de Cardeñas. Pasado el tiempo Israel González Peña, especialista de la televisión cubana, le propuso trabajar en el área de Divulgación y Propaganda, oportunidad que Bobby aprovechó sin objeción alguna.

En su nuevo desempeño laboral hizo menciones y propagandas, hasta que con el tiempo se ganó la oportunidad de hacer exteriores cámara en mano.

“Era una cámara de 16 milímetros, recuerda Bobby, con la que lo hacíamos todo. Me esforcé muchísimo, escuchaba a los de más experiencia con ánimo de hacer una labor digna por respeto a mí, a mis compañeros y al público, a quienes nos debemos. En ese ejercicio fui evaluado como director con la máxima calificación”, explica.

Refiere que al llegar el año 1978, en el onceno Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, se necesitaban de directores para grabar lo relacionado con el evento juvenil. Entonces comienza con Douglas Ponce (director de tremenda experiencia), una oportunidad que le permitió crecer aún más en los menesteres relacionados con la dirección.

Los programas De Cuba, Teleavances, Los domingos no están contados, además de trabajos relacionados con política, entrevistas e informaciones forman parte de la intensa vida laboral de Bobby Pellegrino, galardonado en el 2021 con la distinción de Artista de Mérito del Icrt. En ese tipo de espacios se mantuvo hasta 1991, año de los Juegos Panamericanos en Cuba, momento decisivo para él porque determinó pasar, definitivamente, a la rama deportiva.

Con los conocimientos adquiridos junto a Danilo Sirio sobre posproducción en el béisbol, Bobby pudo asumir las transmisiones de ese deporte de forma remota cuando el especialista habitual enfermó.

“Mi primer control remoto fue una prueba de fuego, nada más y nada menos que un playoff entre Industriales y Pinar del Río, en el año 1992. Las tensiones entre ambos equipos estaban al máximo y no menos las del público. No había margen para el error. Por fortuna todo salió bien y pude pasar mi prueba de fuego”, indica Pellegrino.

El reconocido director de programas deportivos fue uno de los creadores del espacio televisivo Hoy mismo, junto a Julio Pulido. Fundó, además, CHTV, actual Canal Habana junto a Héctor Rodríguez como principal conductor. En CHTV colaboró de forma gratuita por más de un año a solicitud de Danilo Sirio, sin abandonar otros compromisos de trabajo.

Con posterioridad transmitió la Liga Mundial de Voleibol, que se celebraba anualmente hace años atrás en Cuba, en la cual el equipo cubano clasificaba. Se mantuvo transmitiendo este evento durante 18 años hasta la desaparición de esas lides.

“En paralelo, la productora extranjera que regía la liga para la televisión austriaca me contrató para trabajar en una de las ediciones del Campeonato Mundial de Minusválidos de esquí alpino para Universidad de Deportes de Invierno y para el Mundial de Póker en Barcelona”, acota Pellegrino.

“Como parte de mi desempeño profesional transmití el primer juego de béisbol celebrado en La Habana entre Los Orioles de Baltimore y la selección nacional cubana, luego del triunfo de la Revolución. También fui invitado por la productora extranjera que regía la Liga de béisbol para la televisión austriaca a sus estudios centrales en Bristol, Connecticut y Boston” indicó.

Bobby Pellegrino trabajó en los Juegos Olímpicos de Atenas en Beijín, así como en los de Londres y en los juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. Nunca abandonó sus responsabilidades en Cuba, donde dirigió las transmisiones remotas de las visitas de los Papas a Cuba. En el caso del Papa Francisco transmitió, además, la misa oficiada desde la Plaza de la Revolución.

Bobby, como llaman los cubanos a este hombre conocido por sus excelentes transmisiones, adiciona a su haber cinco Juegos Panamericanos y cuatro Centroamericanos. Nadie como él entonces para decirle a los jóvenes: “La televisión es el sacrificio de escalar desde planos inferiores, escuchar a los de mayor experiencia, consagración y nunca pensar que lo sabemos todo en este mundo. Todos los días se aprende algo, mucho más hoy que los avances son continuos” concluyó.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × tres =

| Newsphere por AF themes.