envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Alberto Luberta y un libro que esboza más de 50 años de radio y humor

El libro, de los escritores Caridad Martínez González y Jorge Antonio Piñero Estrada (Jape) recoge parte significativa de la trayectoria humorística de quien fuera uno de los grandes realizadores y guionistas de Cuba.

A Alberto Luberta Noy todo el mundo le conoció por su primer apellido. Decirlo era nombrar a un hombre humilde que no le daba importancia la grandeza de sus letras entregadas por más de 50 años a la radio y al humor con su icónico programa Alegrías de sobremesa.

Pocos en Cuba no disfrutaron de la inmensidad de su obra pero, por sí así fuera, la oportunidad de conectar con sus libretos llegó a propósito de las celebraciones por el Centenario de la Radio Cubana que permitió el lanzamiento del texto Que bien te quiere… Las tres grandes pasiones de Alberto Luberta.

El libro, de los escritores Caridad Martínez González y Jorge Antonio Piñero Estrada (Jape), lleva el sello de la Editorial En Vivo y recoge una parte significativa de la trayectoria humorística de quien fuera uno de los grandes realizadores y guionistas de esta nación.

Hijuelas, parodias y monólogos conforman el volumen que, al decir de sus creadores, contiene también aquellos libretos que marcaron una época dorada del popular programa de Radio Progreso, así como testimonios de amigos y personalidades que tanto le admiraron.

“Perdón si alguien no encuentra su criterio presente”, se disculpó Martínez González durante la presentación del cuaderno que aconteció en la Calle de Madera del Centro Histórico de la Ciudad de La Habana.

Ante los asistentes a la directora de programas evocó a la génesis de la idea siete años atrás por iniciativa del Centro Promotor del Humor en medio de un panel teórico del Aquelarre, que debatía acerca de la ausencia de los espacios humorísticos en la radio.

La realizadora comentó el entusiasmo que provocó la noticia en Luberta y la disposición que tuvo siempre de lanzarse al proyecto para registrar en esas líneas su trabajo. “No pensamos que contaríamos con tantas voces queridas y fue preciso discernir”, expresó.

“Su enfermedad y muerte no le permitió materializar el sueño con sus propias manos”, comentó Martínez González, “pero la oportunidad de hacerlo en este momento igualmente me llena de alegrías y a él, donde quiera que esté, de seguro también le regocija”, significó.

Por su parte, Luberta Martínez (hijo) se refirió a la dimensión de su padre como educador, no como el tradicional maestro que imparte clases frente a un aula, sino aquel otro que enseña desde la práctica y con el ejemplo a un grupo enorme de personas.

Quien bien te quiere… nos acerca a un escritor con un sentido del humor único que le permitió llegar a diversos públicos por su capacidad de captar al vuelo sus vivencias para reflejarlas en las vidas de Rita y Paco, Estelvina, Sandalio, Teté, La Caimana y muchos más.  

Piñero Estrada dijo sentirse sorprendido, alegre y orgulloso por ser parte del proceso creativo del material que no es sino reflejo del ser humano, el humorista y el cronista por excelencia que fue Luberta, quien supo mostrar de forma amena la vida de este país y ganar el amor del pueblo.

En el libro hay historias que quizá, muchos desconocen, pero permitirán engrandecer la obra del Premio Nacional del Humor en 2001 consagrado durante 70 años a la radio, en otros espacios como Fiesta a las nueve y el radioteatro Se alquila una habitación, dirigido por la propia Caridad Martínez González.

Según refirió el subdirector del Instituto Cubano de Radio y Televisión, Guillermo Pavón, las creaciones de Luberta muestran su humildad como esencia de vida, sentido del deber laboral y fructífero transitar en la creación de una de las páginas más apreciables de la historia del gremio.

La radio cubana se honra en celebrar su cumpleaños 100 y en haber tenido en Alberto Luberta Noy el más integral y excepcional realizador artístico que para orgullo de muchos destaca entre los más grandes creadores de la centuria del medio de comunicación, sentenció Pavón.

Lo que fue su diario quehacer aquel histórico abril de 1965 se convirtió entonces en una proeza de creación artística que acompañó a varias generaciones y continúa vivo en el imaginario popular, aunque el 1 de julio de 2017 se emitió el último programa de Alegrías… después de más de 30 mil ediciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 4 =

| Newsphere por AF themes.