envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Alden Knight: siempre joven

Entrevista al actor de teatro, cine y televisión Alden Knight por sus 85 años de vida
Alden-Knight

Alden-Knight

Encontrar marcas del Caribe en nuestro pueblo, me enorgullece y si el portador de esa herencia jamaicana es Alden Knight, bailo de entusiasmo.

Con 85 años cumplidos el 15 de agosto, este respetado actor tiene una historia profesional admirable. Se inició en un ambiente familiar receptivo a la cultura. Como él mismo afirmara, “su cara dura”, le dio el impulso necesario para recitar poemas en la emisora CMKS Radio Savón, de Guantánamo.

A pesar del miedo escénico logró superar los inconvenientes de llegar a La Habana sin recursos y resultar ganador en el programa radial La Corte Suprema del Arte, empujón que lo decidió a permanecer en la capital. En 1957 forma un dúo con Asenneth Rodríguez, interpretando poemas de Nicolás Guillén y otros autores cubanos. Ambos, desde sus inmensas aptitudes escénicas, crearon a través de los años propuestas declamatorias de alta calidad con las que recorrieron el mundo.

Alden demostró sus cualidades actorales en muchísimos personajes televisivos y radiofónicos, pero no todos conocen que, además de escribir poesía, se preparó como director de televisión en un exigente curso organizado por el ICRT, el cual tuvo como profesores a experimentados profesionales.

Gracias a ese aprendizaje dirigió Teatro ICR, Escriba y Lea, varios cuentos y el programa Ultima hora, que también conducía. Nunca se decidió a dirigir novelas porque detestaba la especialidad de producción y prefería la dirección de actores, por lo que continuó creando espectáculos sobre la obra de Félix B. Caignet, con una experiencia previa en el teatro musical.

Alden compartió sus conocimientos como maestro en la Escuela de Formación de Actores, de la que recuerda haber enseñado y aprendido al mismo tiempo. Valora con gran alegría la experiencia junto a Alejandro Lugo y Alfredo Perojo con quienes formó a jóvenes que nutrieron los elencos de la radio y la televisión con mucho éxito.

El hábito de aprender constantemente lo acompaña en sus lecturas, al memorizar un poema o perseguir el máximo rigor en la locución que realiza en Radio Taíno para el espacio Hablando de Cuba, acompañado por Obelia Blanco, su compañera y amiga de tantos años.

“Conocí a Alden desde que entré al ICRT en 1967”, confiesa Obelia, “ya en 1971 coincidimos en una aventura que dirigió Miguel Sanabria y en la que Alden fue protagonista. Se tituló La guerra de los palmares, fue trasmitida en vivo y resultó impactante para el público. Laboramos mucho juntos en Radio Liberación, aunque también colaborábamos en otras emisoras, siempre con una relación muy bonita de compañerismo. Recuerdo que compartimos la versión radial de En silencio ha tenido que ser, en la que interpretó el personaje de Reinier”.

“En 1985 pasamos toda una noche haciendo las viñetas de lo que, al día siguiente, sería transmitido en la programación inaugural de Radio Taíno. Alden comenzó Hablando de Cuba con otras compañeras, hasta que me invitan a integrarme a ese proyecto. Ese espacio tiene la peculiaridad que combina actuación con locución, se trasmite de lunes a sábado y con casi 36 años, se ha convertido en un sello distintivo de la emisora, permaneciendo en la preferencia de los oyentes”, explica la actriz.

Después de tantos años de amistad estrecha, ambos se han unido en espectáculos que Alden promueve a través de la UNEAC, incluyendo a otra gran actriz y amiga, Natasha Díaz. Obelia identifica a Alden como una bella persona y la relación de afecto mutuo ha trascendido al círculo familiar. También los colegas Idalmis Velasco y Antonio Arroyo resaltan su nobleza, sencillez y caballerosidad.

Al conversar con él telefónicamente, Alden recuerda el espacio Horizontes, así como las novelas El Viejo Espigón y Oro Verde de Maité Vera, aventuras y muchísimos otros programas, en los que compartió escena con grandes actores como Antonia Valdés, Luis Lloró y Julio Capote. En teatro para la televisión evoca con orgullo Sewe Vanzi ha muerto, texto de Wole Soyinka, en el cual interpretó 12 personajes, acompañado por Idelfonso Tamayo, y también recuerda Gota de agua, ambas propuestas dirigidas por Roberto Garriga, por las que recibió gratos reconocimientos.

De los directores de radio con los que trabajó distingue a Julio Lot y así lo afirma: “Julito Lot conocía el interior de los seres humanos y trabajaba al actor para sacarle el máximo. Junto a él actué en las grandes novelas de Dora Alonso. Respeté mucho a Oscar Luis López y Odilia Romero, pero no quiero ser injusto con otros excelentes directores. De la televisión no puedo dejar de mencionar a Jesús Cabrera y Ricardo Roldán”.

En el cine permanece su imágen en los filmes El otro Cristóbal, El Bautizo, El otro Francisco, Una mujer, un hombre, una ciudad y Lejos de África.

El experimentado actor me cuenta que los deseos de trabajar no se le van nunca, aunque las fuerzas no lo acompañan igual, no obstante, continúa preparando el espectáculo Todo mezclado con poemas de Guillén y Lorca, el cual cuenta con 11 actores, dos músicos y una pareja de bailarines.

En su larga carrera artística Alden ha recibido premios de actuación por su presencia en espacios dramáticos e infantiles, además de ser aplaudido por sus habilidades de caracterización y atractiva personalidad. De igual modo ha merecido el Premio por la Obra de la Vida que otorga la agencia ACTUAR, el premio Alejo Carpentier y el Premio Nacional de Televisión. Es un orgullo contar con un artista como Alden Knight, que tanto ha aportado a nuestra cultura, un hombre que lleva en sí, tanta sabiduría y generosidad.

 

 

| Newsphere por AF themes.