envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Asenneh Rodríguez en el recuerdo

Recordamos a la talentosa actriz Asenneh Rodríguez

Asenneh Rodríguez

Con el paso de los años al recordar a Asenneh Rodríguez sobresale como uno de sus rasgos distintivos la contagiosa sonrisa y esa peculiar manera de asentir y mostrarse auténtica en cada uno de los saberes y actuaciones por las que transitó.

De cómodo fraseo y una envidiable facilidad para entrelazar anécdotas de diversa índole, Asenneh, y lo digo en presente, es de las actrices que encarna la versatilidad, la disciplina, rasgos que posibilitaron que su talento se desarrollara sin dejar lugar a dudas.

Esta villaclareña que debutara en la emisora radial Mil Diez, alternó su labor de conductora radial con el ejercicio del magisterio, graduación que obtuvo en la Escuela Normal. Aquella petición proveniente del seno familiar, posiblemente haya sido uno de los pilares fundamentales en su manera de aportar conocimientos y experiencia a las más jóvenes generaciones.

Luego de la emisora Mil Diez, la televisión, el cine y el teatro la vieron reinar, y es que Asenneh no conoció de fronteras entre la comedia y el drama, de ahí que su aparición en el filme Patakín, fuera igualmente aplaudida, al igual en que en el personaje de Rosa, aquella abuela humilde en la telenovela Bajo el mismo sol.

Qué decir de su manera de sentir y proyectar los versos de nuestro poeta Nacional Nicolás Guillén y de otros clásicos de las letras de la Isla: pura cubana, muchas veces acompañada de su gran compañero de arte, Alden Night, donde un despliegue de cultura y sensibilidad desbordaba con la fuerte presencia escénica de ambos.

El Teatro Musical de La Habana y el Grupo Buscón, por solo señalar dos importantes agrupaciones, le permitieron interpretar con la misma vehemencia un personaje de Shakesperare o una rumbera. Al respecto en una oportunidad expresó: “En materia de actuación no hay límites, yo soy otra ante el público, o mejor soy muchas otras. Cada palaba o gesto que me indica el personaje es una especie de orden para mí que me exige hacer, hacer y hacer, y al mismo tiempo agradecer y mucho la posibilidad de poder hacer”.

Premio Nacional de la Televisión por la Obra de la Vida, cada vez que se hable de realizaciones como Un día en el solar, María Antonia, Retrato de Teresa, Guantanamera y Las profecías de Amanda habrá un motivo más para recordar a Asenneh Rodríguez, cuyo nombre se escribe y recuerda en mayúsculas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 + cinco =

| Newsphere por AF themes.