envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Aurora Pita: actriz y fundadora de la Televisión Cubana

Confiesa a En Vivo que la radio fue su primer amor
Aurora Pita

Aurora Pita

Después de luchar por hacerle una entrevista a esta maravillosa mujer, porque dispone de poco tiempo, al fin en una calurosa mañana de sábado nos recibió en su casa. Enseguida que llegamos comenzó a conversar sobre su vida personal y profesional.

Nos cuenta que nació en Galicia, provincia de La Coruña, un 15 de julio. Gracias a la ayuda de los inmigrantes, su madre parte con ella aun en brazos a bordo del barco Reina del Pacífico rumbo a Cuba.

Desde pequeña, cantaba dúos con su madre en las Romerías gallegas celebradas en La Tropical y ya desde esa época soñaba con la actuación. Recibió clases de declamación con los catalanes Pedro Bouquet  y Joaquín Riera en el Centro Gallego de La Habana, donde estudió además dibujo y pintura. Pero insistía en que quería ser actriz, esta idea no siempre bien recibida por la familia, aunque apoyada por su madre.

Tenía una prima que ya era una actriz consagrada, Marina Rodríguez, famosa por sus actuaciones en programas radiales subsidiados por la firma Crusellas y Compañía. Marina  embulla a Aurora para que se presente en un casting donde buscaban actrices jóvenes.

Ya Aurora había quedado fascinada cuando su madre la llevó a un estudio de radio y as’i descubrió que ese era su camino y no otro.

Finalmente presentó a la prueba ante un exigente jurado, pero nos confiesa que había un hombre que no le quitaba los ojos de encima; luego se entera de que el señor era hijo de los dueños de Crusellas.

A los pocos días la citan de la firma jabonera para firmar un contrato, recuerda que era un primero de agosto. Ella tuvo que ir con sus padres, porque era menor de edad, para que ellos firmaran, sabiendo esto, los dueños le dicen que todo está arreglado y que ella comienza a trabajar ese mismo día. Está en la radio: alcanza su sueño dorado.

En 1952 es seleccionada por la CARTV como la artista novel, y en 1953 se alza con el premio TALÍA de teatro. Tras la aparición de la televisión en nuestro país, comienza a incursionar en el medio. Desde 1955 trabaja en el programa A reírse rápido, con Enrique Alzugaray,  Minín Bujones  y Guillermo Álvarez Guedes.

Su carrera como actriz de televisión va en ascenso y comienza a trabajar en todos los programas televisivos, como en la aventura Los Vikingos, con Luis Alberto Ramírez en los papeles protagónicos. Al respecto nos dice muy orgullosa y risueña que también trabajó su hijo, que era rubio. También en el espacio Aventuras hizo Enrique de Lagardere, junto a Miguel Gutiérrez.

No obstante hacer mucha televisión, nunca abandona el teatro: protagoniza La importancia de llamarse Ernesto, dirigida por Rubén Vigón, y en la Sala Talía hizo Adolescencia y la otra orilla. Con el grupo teatral La rueda protagonizó El hombre en la piel de Víbora con Tomás Milian.

Asimismo participa activamente en los programas Teatro ICR, Horizontes, Historias de amor, México Indómito y trabajó con excelentes directoras como Aleida Amaya  y Delis Fiallo. También formó parte del elenco de un espacio que tuvo la aceptación de los televidentes: Rita y Wily y en Cascabeles Candado.

En una entrevista concedida a la investigadora y escritora Josefa Bracero, Aurora Pita afirmó: “El mayor recuerdo que tengo del Teatro ICR fue la puesta en escena  de la obra María Estuardo, y el director Roberto Garriga me asignó el personaje de la reina Isabel I de Inglaterra. Me afeité las cejas, me corté las pestañas y me quité una franja de cabello para ampliar la frente porque Isabel era completamente calva y todo eso para presentar la obra un solo día porque todo era en vivo”.

La vida de esta excelente actriz ha sido rica en experiencias que, según su criterio, nunca pensó fuera así, pues ha trabajado hasta en cine nada más y nada menos que con el actor norteamericano Errol Flynn, en el filme The Big Broodle (La Pandilla del Soborno).

Esta inquieta mujer no se resigna a estar inactiva y participa en varios proyectos comunitarios. En Bejucal, municipio de la provincia de Mayabeque con un desarrollo cultural muy rico, ha sido presidenta del Jurado de teatro, también lo ha hecho en los municipios capitalinos Centro Habana y Arroyo Naranjo, entre otros.

Pero su carrera como actriz ha superado todos los cálculos, debido al imborrable recuerdo de sus personajes en las obras: Electra Garrigó, Atardeceres de Aurora, La Molinera, Sol de Batey,  Un bolero para Eduardo, Médico de guardia, y tantos otros, porque Aurora Pita es una actriz completa.

Cuando Adolfo Llauradó hizo Las Divas, ella fue seleccionada junto a las más famosas artistas de la televisión como Rosita Fornés, Verónica Lynn, Odalis Fuentes, Maritza Rosales, Margarita Balboa, María de los Ángeles Santana y Natalia Herrera.

No queremos terminar este trabajo sin mencionar un personaje que hizo Aurora en la novela de Héctor Quintero, El año que viene, cuando encarna la dama de compañía de Maritza Rosales (Nenita Pubillones, viuda de Galarraga). Aurora siempre estaba al lado de ella y hacía una gallega genuina, aun el público recuerda esa actuación y sus consejos.

Esta excelente ha recibido infinidad de trofeos y galardones a lo largo de su virtuosa carrera artística: Fundadora de la televisión, sello conmemorativo por el aniversario 65 de la Televisión Cubana, Artista de Mérito, cuatro premios Caricato, Distinción del Ministerio del Interior, la medalla Raúl Gómez García, la Orden por la Cultura Nacional, Medalla de la alfabetización y la Gitana Tropical, entre otros.

También tiene un libro escrito junto otros colaboradores: El protagonismo de la mujer en las corrientes españolas.

A no dudarlo, la vida de la actriz Aurora Pita ha sido un trascendente hecho cultural dentro de la escena cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 − 5 =

| Newsphere por AF themes.