envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Bruna Linzmeyer: del sueño a las pantallas

La joven actriz brasileña, conocida en Cuba por su personaje de chica autista, visitó La Habana
Bruna Linzmeyer

Bruna Linzmeyer

La joven actriz brasileña, conocida en Cuba por su personaje de chica autista en la telenovela Rastros de mentiras, visitó La Habana  en la pasada edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Esta actriz de 25 años realizó su primera visita  a la Isla como parte del elenco del largometraje El filme de mi vida, del director Selton Melo, película escogida para inaugurar la edición 39 de la cita habanera en la que se alzó con el Premio Premio Glauber Rocha, otorgado por la agencia Prensa Latina.

“La inauguración de la película para cinco mil personas es una cosa que no tenemos en Brasil, es muy emocionante y muy bonito poder conversar e intercambiar con las personas”, expresó Bruna en exclusiva En Vivo.

Indicó además que el filme trata sobre un joven en la transición de la juventud para la vida adulta, que siente la falta de su padre quien se ha ido sin explicación alguna. En este período comienza a descubrir el amor y el significado de la vida.

Sobre el trabajo en el cine, la televisión y su preferencia profesional, confesó a nuestra revista sentirse a gusto en ambos medios. “Es muy distinto, las novelas llevan un proceso más largo y profundo que puede extenderse por un año, mientras que las películas son más breves, más dulces… como una poesía”.

Hija de padre alemán y descendiente de africanos por su abuelo materno, Bruna posee una belleza que unida a su talento le abrieron las puertas del arte a temprana edad. Siendo aún adolecente comenzó su carrera como modelo, y a los 15 años de edad participó en el concurso Chica del verano, organizado por el Grupo RBS de la Rede Globo en Santa Catarina. Un año más tarde, dejó Corupá (ciudad del interior de Santa Catarina) donde su familia trabaja en el área de las telecomunicaciones; y se fue a vivir a São Paulo durante dos años.

En esa ciudad ingresó a un curso de teatro, donde pudo dar riendas sueltas a sus inquietudes artísticas. Cuando pretendía mudarse a México, donde planeaba estudiar y trabajar, recibió una invitación para probarse en la miniserie Afinal, o Que Querem as Mulheres? Después de ser aprobada, abandonó el curso de teatro y canceló su ida a México.

Poco después de comenzar a grabar, recibió una invitación para otra prueba, esta vez para la novela Insensato corazón. En esta fue nuevamente seleccionada para interpretar el personaje de Leila Machado. Al ingresar al elenco, se mudó definitivamente para Rio de Janeiro.

En 2012 Bruna participó en la serie As Brasileiras, protagonizando el episodio “La vidente de Diamantina” y en el mismo año interpretó la bailarina Anabela en la telenovela Gabriela. En 2013 ganó protagonismo en la interpretación de la joven autista Linda en Rastros de mentiras.

Sobre este personaje explicó que estuvo un año estudiando el autismo: “Trabajé con las personas autistas, médicos y familiares de personas con esta condición. Fue un proyecto muy especial para mi vida profesional y personal. Me enseñó que los autistas tienen un punto de vista diferente del mundo y que no podemos excluirlos”.

Bruna confesó además que le gustaría participar en una coproducción con Cuba, “con un personaje que no trabaje la belleza física, me gustaría ofrecer algo diferente”.

La actriz brasileña concluyó recientemente la grabación de una nueva novela y tiene cinco nuevas producciones cinematográficas aún por estrenar.

Para esta muchacha humilde y talentosa, poder vivir la magia del cine desde la capital cubana fue una experiencia digna de repetir. “Será un gran placer estar acá el próximo año. Volveré a La Habana porque es maravillosa, estoy encantada con esta ciudad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − 12 =

| Newsphere por AF themes.