envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Concurso Antonio LLoga: hilvanando ingenios desde la Radio cubana

El Taller y Concurso en Santiago de Cuba busca revitalizar el quehacer de radialistas cubanos

Hace 27 años jóvenes radialistas santiagueros organizan el Taller y Concurso “Antonio Lloga in Memoriam” que tiene como principal objetivo revitalizar el trabajo de los hacedores de la Radio cubana.

A esa misión del certamen “Antonio Lloga” también contribuyen el evento “Vuelta Abajo”, en la provincia  de Pinar del Rio, y “Voces Cruzadas”, en Sancti Spiritus, por citar algunos ejemplos.

Al decir de Eduardo Cedeño, vicepresidente nacional de la Asociación Hermanos Saiz (AHS), en este tipo de encuentros se ajustan esas tareas que quedan pendientes  en los Consejos Artísticos y de Programación en cada una de las emisoras que forman parte de la red radial en el país.

“La radio en Cuba siempre ha sido vanguardista y hoy se necesita revitalizar ese privilegio ganado. La radio necesita espacios para hablar a pecho abierto y con la experiencia como respaldo. Se necesita ver lo que se está haciendo en la programación radial cubana y pensar no solo en sus espacios de manera particular, mirarlos más bien como un sistema único.

“Tenemos una visión de cómo funciona la parrilla de cada una de las emisoras, se reclama integrar esa visión para satisfacer en su mayoría el interés colectivo”, comentó este joven que por muchos años estuvo al frente del Comité Organizador del Taller y Concurso “Antonio Lloga in Memoriam”.

Este evento lo organiza la filial santiaguera de la AHS y participan  realizadores de todo el país. Los estudiantes de la Universidad de Oriente devienen una de las principales canteras de participantes.


En sus declaraciones a En Vivo Salvador Virgili apuntó que “en esta edición se recepcionaron en el concurso más de 90 obras. La calidad, en su mayoría, fue buena, hubo excelentes documentales; la suerte no fue igual para los programas humorísticos. Lo que define el trabajo que se ha de seguir en este sentido, respecto al trabajo futuro de los jóvenes.

“Como jurado me impresionó el encontrarme con creadores, que escogieron ser radialistas como profesión colateral. Dayron Ferrado Zapatero, por ejemplo, siendo médico, ya se presenta como un realizador con el que se ha de contar. Yo tengo 60 años y ver a los jóvenes cómo se desarrollan en esta profesión me impulsa a sumar más jornadas a mis 35 años de trabajo. La radio hay que amarla y estos realizadores aman lo que hacen”, apuntó el realizador de la emisora provincial CMKC Radio Revolución.

La edición de este reconocido Taller , desde sus bases, provocó una vez más a la experimentación, algo que no se logró a cabalidad. “Todavía hay algo de empirismo  en los radialistas cubanos. Nos seguimos apasionando con las obras y perdemos la noción del tiempo. A su vez, faltamos el respeto al público con trabajos extensos sin necesidad y poco atractivos, en correspondencia. Nos sigue faltando ese toque en la experimentación, somos aún muy convencionales, y si este espacio busca lo novedoso y somos anfitriones, debemos darle eso. Lo bueno que se da en este tipo de intercambio es que al regreso de cada participante a sus orígenes, se llevan buenas experiencias de lo que hacen otros”, consideró la realizadora y periodista Dariela Gámez, reportera de Radio Mambí y Radio Siboney, en Santiago de Cuba.

El Gran Premio del Concurso “Antonio Lloga” fue para Dayron Ferrado, de Radio Victoria de las Tunas, por la obra “La caldosa, ingenio, música y sabor”.

“Yo creo que esta reunión es uno de esos espacios que nos permiten soñar. Aquí se genera un debate que te pule y te exige dar lo mejor de ti cuando decides crear y eso conlleva a una mejor radio, que es lo que el público cubano necesita”, valoró el médico devenido radialista.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − 2 =

| Newsphere por AF themes.