envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

¿Consecuencias en pantalla?

Reflexiones acerca de los aportes de Ana Margarita Moreno en la realización audiovisual con una perspectiva de género

En su más reciente creación audiovisual, la realizadora Ana Margarita Moreno Plasencia entrelaza relatos de encarcelados que comentan ante cámara las razones que los condujeron a cometer actos violentos contra familiares.

“Consecuencias”, documental presentado en La Habana el pasado 27 de noviembre, invita a reflexionar sobre los saldos sobre todo psicológicos de ser objetos y sujetos de las conductas agresivas, así como en la responsabilidad de los diferentes actores sociales e institucionales en la prevención de hechos violentos.

Según su realizadora, “este material se propone ser útil y generar debates entre sus espectadores”, al tiempo que alerta respecto a las manifestaciones de la violencia en el ámbito familiar y la necesidad de atender las amenazas para evitar lesiones físicas graves, e incluso la muerte del agresor o la víctima.

Durante la premier del audiovisual de 28 minutos, Moreno subrayó la importancia de sensibilizar a las y los jóvenes para que comprendan y practiquen la equidad de género.

Asimismo recordó la responsabilidad de especialistas en Comunicación, Psicología, Sociología, Derecho y otras especialidades, que deben conocer en profundidad los temas de género y contribuir a la prevención de la violencia en la sociedad cubana.

Valga señalar que el estreno de la obra tuvo lugar durante la celebración en La Habana de la Jornada por la No Violencia 2015, ante un auditorio compuesto por pedagogos, comunicadores, juristas, investigadores, además de activistas que promueven la paz y la equidad de género en Cuba.

Los especialistas presentes convinieron en mostrar “Consecuencias” a estudiantes en los cursos de pregrado y postgrado, pues refleja el ciclo completo de la violencia, evidenciando cómo afecta particularmente a la familia.

Con anterioridad, Ana Margarita Moreno indagó en las historias de hombres encarcelados por agredir físicamente a otras personas, de este trabajo de investigación para preparar el documental “Los machos”, la realizadora se interesó en profundizar en los casos de violencia intrafamiliar, a través de los testimonios de reclusos que fueron víctimas y devinieron victimarios al enfrentarse a ese fenómeno.

Para realizar “Consecuencias”, Moreno contó con la colaboración de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y el Centro de Reflexión y Diálogo “Oscar Arnulfo Romero” (OAR), así como con la asesoría de oficiales del Ministerio del Interior (Minint).

De acuerdo con la teniente coronel Ebia Rosabal, una de sus asesoras, este documental “constituye un material didáctico que posibilita pensar las maneras de construir otros estilos de vida a sujetos que resultan víctimas de la violencia aprendida junto a padres y amigos”.

La oficial aseguró que “Consecuencias” será proyectado en las cárceles y otros espacios del Minint, a fin de “facilitar el proceso de reinserción social de las presas y los presos”.

Además de captar el interés de activistas que promueven en los espacios institucionales cubanos la no violencia, este audiovisual de Ana Margarita Moreno fue exhibido durante el 37 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, desarrollado en La Habana del 3 al 13 de diciembre.

No obstante la presencia del material en esos espacios, sería muy conveniente incluirlo en la parrilla de programación de los canales de televisión nacionales, dada la crucial importancia que posee la socialización de una cultura de paz a través de los medios de comunicación audiovisuales.

Sensibilidad de bien público y de género
Dentro del trabajo de Ana Margarita Moreno destaca la realización de spots de bien público encaminados a promover el cuidado y preservación del medio ambiente. En tal sentido, sobresale la puesta en pantalla durante 2015 de varios spots que combinaban la danza, el body art, la música y los efectos visuales para lograr en la TV figuraciones de animales a partir de cuerpos humanos.

Graduada de Licenciatura en Biología en la Universidad de La Habana, Moreno se desempeñó como asesora de documentales en el Centro de Cinematografía Educativa, cursó diplomados sobre dramaturgia, semiótica y apreciación cinematográfica en el Instituto Superior de Arte.

Además, procuró un especial acercamiento a los temas de género, gracias a la capacitación recibida en el Centro Félix Varela. Al apropiarse de estos conocimientos y quedar sensibilizada con las víctimas de la violencia, ella se ha propuesto posicionar el tema desde la creación audiovisual.

Por otro lado, Moreno se distingue dentro del movimiento del videoclip cubano por abordar la equidad de género, aunque ante la opinión pública prevalezcan las aportaciones de los hombres en tal sentido.

Al respecto, ella comentó en una entrevista incluida en el libro Lucas, 15 años (Ediciones En Vivo, 2013): “Las directoras apenas tenemos visibilidad en el género. Al parecer, lidera una herejía permanente en la acción de conquistar un espacio que dominan concepciones patriarcales, androcéntricas, las cuales asumen la reducción de la mujer al cuerpo fragmentado, establecen una forma de violencia simbólica.

“De hecho, la representación femenina como objeto sexual condiciona estereotipos de la feminidad y de la masculinidad hegemónica. Resulta difícil entrar en universos que gobierna la estructura de la relación social de subordinación y discriminación femenina.

“Se repiten los roles tradicionales: el hombre de éxito, la mujer ama de casa; construcciones culturales que trascienden a la sociedad en todos los órdenes de la vida, marcan tendencias y gustos en la juventud”.

Si bien el empeño de Ana Margarita Moreno y de otr@s colegas encuentra muchísimas incomprensiones y desvalorizaciones, producto de ideologías signadas por los estereotipos de género, la discriminación y la violencia, cada vez surgen más espacios y colaboradores que apoyan la promoción y construcción de una sólida cultura de paz.

En aras de legitimar la valía de obras audiovisuales como “Consecuencias”, queda pendiente la participación activa de la TV cubana, a partir del diálogo y la iniciativa artística de realizadores y realizadoras con l@s directiv@s, responsables de apostar desde la pequeña pantalla por las relaciones armónicas, de respeto, comprensión y apoyo entre cubanas y cubanos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve + 7 =

| Newsphere por AF themes.